Y ajustarse a las demandas de los consumidores

Vestidos de novia para todos los cuerpos: el plan de Pronovias para vender más

La firma de moda nupcial ha creado una línea de vestidos de tallas grandes para que todas las mujeres puedan identificarse con sus diseños.

Pronovias
Pronovias ha lanzado vestidos para tallas grandes y pequeñas. / EFE

Algunos pensaban que, una vez llegados a este punto de la historia, en pleno siglo XXI, con la tecnología cada vez más presente en nuestra vida, las bodas pasarían a mejor vida. Con el avance de la sociedad, se pensaba que el matrimonio dejaría de tener importancia y que las relaciones sentimentales se gestionarían de otra forma. Pero nos equivocábamos. Porque en el año 2018 las bodas están más de moda que nunca y los datos lo demuestran.

Según la firma de investigación Global Industry Analyst, en 2020 la industria de la moda nupcial moverá 80.000 millones de dólares (68.000 millones de euros) en todo el mundo. En España, los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntan a una subida del número de matrimonios del 4% en 2015, hasta los 166.651, mientras que la moda nupcial factura alrededor de 1.300 millones anuales

Por lo tanto, la industria alrededor del matrimonio estaría en auge al ser un país que, además, legalizó de los primeros el matrimonio homosexual. En este contexto, casi todos tenemos una o varias bodas al año y las familias cada vez tiran más la casa por la ventana para agasajar a sus invitados. Si bien sigue habiendo un elemento que perdura como uno de los más importantes de una boda: el vestido de la novia. Hay todo un ritual alrededor de esta prenda que la ha convertido en el principal punto de interés de un enlace. Y de vestidos de novia España sabe algo, porque existe una industria dedicada a ellos con décadas de experiencia que le ha convertido en uno de los referentes mundiales.

Numerosas firmas españolas copan el pódium de las más prestigiosas del mundo, y una de ellas es Pronovias. La marca fundada por Alberto Palatchi Bienveniste en 1922 comenzó siendo una tiendecita de encajes y bordados en Barcelona que en los años 60, con la llegada del hijo del fundador a la compañía, Alberto Palatchi Ribera, se especializó en el prêt-a-porter nupcial, convirtiéndose en uno de los gigantes del sector que hoy cuenta con 4.000 puntos de venta en 105 países.

Si bien en los últimos tiempos el cambio de manos que ha vivido tras la venta por parte de Palatchi del 90% de la empresa al fondo BC Partners por más de 500 millones de euros ha provocado algunas turbulencias que se han reflejado en las cuentas del grupo del pasado año. De hecho, la marca está inmersa en una renovación total para acoplarse a la sociedad actual, con la diversidad y la integración en el punto de mira.

Vestidos para todas las tallas

El pasado año, el grupo San Patrick, la sociedad holding de Pronovias, facturó un total de 108,11 millones de euros, un 2,7% menos que el ejercicio anterior, mientras que el margen bruto pasó de casi 80 millones en 2016 hasta cerca de 68 millones en 2017, es decir, un 17,6% menos, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Si bien los beneficios crecieron casi el 50%, hasta los 52,6 millones, lo que permitió dulcificar esa caída de las ventas. 

Pero Pronovias sabe que se mueve en un contexto muy competitivo y que cada vez más firmas realizan vestidos de novia. De hecho, el sector del 'low cost' ha entrado de lleno en la moda nupcial y marcas como H&M y Asos venden trajes de novia a un precio notablemente inferior al de los 'atelier' tradicionales. Todo ello, además, dentro de una revolución en el mundo de la moda tanto en sus formas de producción como en su concepto. Ahora, los consumidores piden productos respetuosos con el medio ambiente y, también, con las personas. Prendas que representen todos los tipos de cuerpos y visibilicen a todos los colectivos, una corriente de la que Pronovias no quiere quedarse fuera.

Porque la casa catalana acaba de lanzar importantes novedades en su catálogo con un claro objetivo: que cualquier mujer sienta que puede encontrar su vestido de novia en las tiendas Pronovias. Así, ha sacado a la venta una nueva línea que se une a la que ya estrenó hace un año, consiguiendo así un 360º que abarque a todas las tallas. Si el año pasado estrenaba la sección 'Petite', para mujeres con una constitución muy delgada y menuda, ahora ha lanzado la 'Plus', para las tallas más grandes.

Pronovias
Vestido de la colección 'Petite'. / Pronovias

De este modo, la casa ofrece tallas que van desde la 30 hasta la 64 gracias al lanzamiento de la Plus, una colección compuesta por 33 vestidos con los mismos patrones y detalles que los vestidos de tallaje más bajo y que han hecho famosa a Pronovias en el mundo entero. Escotes palabra de honor, en forma de corazón, mangas de tul, bordados, pedrería... Todos los vestidos de la firma, sean para el cuerpo que sean, tienen la misma estética y se mantiene la armonía entre las diferentes secciones.

Pronovias
Vestido de la colección 'Plus' / Pronovias

Así, Pronovias quiere alejarse de esa imagen elitista y de marca solo apta para cuerpos perfectos -algo que ha fomentado con desfiles protagonizados por algunas de las mejores modelos del mundo, como Irina Shayk- y dar la posibilidad a todas las mujeres de encontrar el vestido de novia de sus sueños en su taller. Una forma de sumar nuevas clientas y, también, nuevas ventas.

Ahora en Portada 

Comentarios