Jueves, 09.04.2020 - 20:47 h
Los transportistas piden mascarillas

Camioneros: los otros héroes sin capa del virus que lamentan ser los "olvidados"

En los mercados y súper hay normalidad y no escasean los productos porque los transportistas no se rinden. Piden al Gobierno que los proteja.

Camión
Camioneros: los otros héroes sin capa del virus que lamentan ser los "olvidados". / Europa Press

Cada día los homenajes al personal sanitario se suceden desde las ventanas de los españoles con aplausos, canciones y vítores. Se les ha denominado héroes sin capa por estar en la primera línea de esta lucha contra el coronavirus cuya cifra de muertes en España supera ya los 1.300. Pero no son los únicos. Sanitarios, policías, guardias civiles o UME son algunos de los colectivos que estos días se están llevando las 'Gracias' con mayúsculas de una ciudadanía que también dedica algún aplauso a esos comerciantes que siguen levantando el cierre para evitar el desabastecimiento así como a los transportistas que estos días pasan las horas que sean necesarias encerrados en sus cabinas de dos metros cuadrados para que los mercados y supermercados estén repletos.

Ellos son también esos héroes sin capa que no se sienten como tal y lamentan que pese a la situación excepcional que se está viviendo tengan impedimentos para seguir haciendo su trabajo: "Nos han olvidado". Piden al Gobierno que los proteja y "no es un capricho". Este mismo sábado, el Ministerio de Transportes anunció que compraría hasta ocho millones de mascarillas para todas las entidades bajo su manto (Correos, Renfe, Puertos del Estado)... pero también para los transportistas.

Desde que Óscar lanzara su llamada de socorro en los micrófonos de Antena 3 muchos son los que se suman a sus quejas. El sector llamó a la tranquilidad cuando la Comunidad de Madrid decidió cerrar todas las aulas y los madrileños corrieron a hacer compras masivas. No existe "riesgo alguno" de desabastecimiento, aseguraban desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer). Ahora piden que se les escuche a ellos porque desde que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara el estado de alarma han empezado a tener dificultades para realizar su tan necesario trabajo. "No podemos comer todos los días un sándwich de jamón y queso en el camión", lamentaba este transportista. 

En la misma línea, otros conductores relataban a La Información la sensación de "apestados" que tienen cuando llegan a los centros de logística donde "hace tan solo unos días ayudábamos en la carga y descarga y ahora lo primero que te dicen es que ni te muevas de la cabina". Es alguna de las medidas que se está tomando para luchar contra esta pandemia pero a ellos les puede suponer pasar horas y horas en esa cabina sin poder bajar ni a estirar las piernas... "o al cuarto de baño".

En las plantas  de carga y descarga estos días se está viviendo una locura. La demanda se ha duplicado, pero los protocolos también. Los transportistas viajan por las zonas donde el coronavirus está siendo más fuerte y pueden ser contagiados, por lo que pueden ser portadores y su presencia empieza a ser "incómoda".  Muchos salen ya de sus viviendas "a la aventura", con embutido para toda una semana, con bidones de agua para "lavarse los dientes", o con un camping gas para "tomar algo caliente". El sector lanza una llamada de socorro para que las gasolineras no les abandonen. Muchas se las encuentran cerradas y "sólo ofrecen combustible".

"Mucha gente ha pensado en protegerse desde que se impuso el estado de alarma, pero estos profesionales están en ruta y necesitan una mínima atención como un café, un plato de comida caliente o entrar en los aseo", comenta a este medio Ramón Valdivia, director general de ASTIC. Porque el Real Decreto del estado de alarma no contó con los camioneros: los otros héroes sin capa del virus que lamentan ser los "olvidados". Antes de criticar quieren aplaudir la rapidez con la que desde el Gobierno, en cuestión de horas, se instó  a las gasolineras, áreas de descanso y centros de carga y descarga a facilitar el acceso de los transportistas a sus aseos y servicios de restauración. El problema es que "no se está haciendo caso".  En general, no exigen una zona de comedor de uso generalizado, sino exclusivo para una zona que se delimite para transportistas. 

En este sentido, el camionero Miguel Ángel Robles pide "un poco de sensibilidad". Cree que "tenemos derecho a tomar un café, a comernos un bocadillo y a poder estar un poco decentes. No estamos pidiendo que se nos ponga un hotel ni que nos den nada del otro mundo. Simplemente pedimos lo básico". Su compañero Mario Castro también ha denunciado esta situación y ha aseverado que hay quienes pasan hasta 20 días en carretera y ahora no pueden "ni ducharse", por lo que ha instado a que se habiliten áreas de servicio, al menos, cada dos horas. "Tenemos que estar conduciendo perfectamente para no tener accidentes, pero necesitamos ir descansados, lavados y comidos. Solo pedimos eso, que tomen algún tipo de medidas", ha insistido. 

El Gobierno ya lo dijo, y ahora hace falta que se ponga en práctica. Pero no es la única medida tomada desde el Ejecutivo para facilitar su labor. La última decisión aprobada ayer es que se permite que dos personas viajen en los camiones de transporte de mercancías por carretera "cuando así sea necesario por el tipo de transporte a realizar" y siempre que se tomen las medidas e instrucciones de protección fijadas por Sanidad para evitar la propagación del coronavirus. Así lo establece una nueva orden del Ministerio de Transportes, publicada este viernes en el BOE, que viene a atender una de las peticiones realizadas por sector. Según Fenadismer, la limitación de viajar una sola persona en el camión "limitaría de forma importante" la actividad de muchas empresas de transporte.

También se ha flexibilizado ligeramente el régimen de tiempos de conducción y descanso de los camioneros, y se ha ampliado la validez de las tarjetas de Certificado de Aptitud Profesional (CAP) de los transportistas, de forma que las que estén próximas a caducar seguirán siguiendo válidas hasta 120 días después de que concluya el estado de alarma. Lo que sigue sin llegar es otra de las principales demandas de los transportistas: guantes y mascarillas. 

Otra de las demandas que tienen es la de poder disponer de guantes y mascarillas. Son imprescindibles para que cuando llegan a esos puntos de descarga puedan salir de sus cabinas. Muchos de ellos no disponen de ellas y sus empresas no tienen cómo facilitárselas. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, aseguró este jueves que trabajaba para atenderles y este sábado ha salido en el BOE la orden por la que autoriza la compra masiva.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING