Domingo, 05.04.2020 - 11:55 h
Un total de 364 arrestados

De montar una orgía a esconderse en el maletero: los 'pasotas' del confinamiento

Los controles se han intensificado por todo el país pero, solo este fin de semana, más de 60 personas fueron detenidas por saltarse las restricciones.

Estado de alarma Ferrol
"De montar una orgía a esconderse en el maletero": los pasotas del confinamiento / EFE

Los españoles respondieron a la exigencia del Ejecutivo y se confinaron en sus casas. Hace más de una semana, la ciudadanía quedó sujeta a una mínima libertad de movimientos, la que exige el estado de alarma. Pese a que todo apuntaba a que el carácter mediterráneo dificultaría el encierro, los ciudadanos se han mostrado a la altura de las circunstancias... aunque siempre hay excepciones. Desde que se activaron las restricciones, más de 300 personas han sido arrestadas por violar la normativa, a veces, de la forma más insólita: desde esconderse en un maletero, hasta montar una barbacoa o participar en una orgía.

Este lunes, Laurentino Ceña, director adjunto operativo de la Guardia Civil, aseguró que se está llevando un ímprovo trabajo de coordinación entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en constante comunicación con las autoridades municipales. Los controles cobraron intensidad por todo el país pero, en los últimos días, se siguieron produciendo incidencias que despejaron todas las dudas sobre la necesidad de la actuación de los agentes en las circunstancias actuales. "Durante el fin de semana, hemos registrado 372 denuncias, pese a que hemos comprobado que el acceso a las grandes ciudades ha caído un 88%, mientras que el paso fronterizo ha descendido un 91%", anotó Ceña.

Uno de los casos más curiosos se produjo el pasado sábado en un piso del distrito de Eixample de Barcelona. Al ser alertados de que en uno de los domicilios se estaba celebrando una fiesta pasadas las diez de la noche, los Mossos se personaron en el lugar donde hallaron a un grupo de personas que no ocultaron el motivo de su encuentro: estaban participando en una orgía. Una de ellas presentaba síntomas del Covid-19, por lo que los agentes procedieron a practicarle la prueba, que dio negativo. En el piso hallaron cocaína, "speed", cristal y éxtasis líquido; y el incidente se saldó con ocho detenidos.

También en Barcelona, en un control de carretera en Sant Andreu de la Barca, los Mossos d'Esquadra denunciaron este lunes a tres personas que viajaban en el mismo vehículo -solo puede ir una, con algunas excepciones-. Al proceder al registro del coche, los agentes descubrieron a una de ellas oculta en el maletero. Como justificación, esta última alegó que iba a visitar a su abuela. Alegar que se ha cogido el coche para hacer la compra, también está siendo un argumento recurrente, aunque la historia no 'cuela' si el vehículo es interceptado a varios kilómetros del domicilio. Así le ocurrió a un ciudadano del municipio de Barañain al que la Policía Foral 'cazó', también este lunes, "de compras" por el barrio de San Jorge, en Pamplona.

Este tipo de situaciones avalan el análisis de Ceña, que respaldó José Ángel González, director adjunto operativo de la Policía Nacional: "Lejos de bajar la guardia, hemos intensificado los controles y el despliegue:del viernes al domingo, registramos 61 detenidos, lo que suma un total de 364 arrestados desde que empezaron las limitaciones". 

"Sin comentarios. Una pena". Así se quedaron los agentes de la Policía Foral cuando, el pasado viernes, tuvieron que detener a cinco ciudadanos que decidieron hacer una barbacoa en la playa de Oricain, en la localidad navarra del mismo nombre. El caso les resultó tan sorprendente que el Cuerpo lo inmortalizó en sus redes sociales. Del mismo modo, entre la incredulidad y el humor, las redes sociales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad se hacen eco de la irresponsabilidad de ciertos ciudadanos. Así, la Policía Municipal de Madrid tuvo que recordar este lunes que el estado de alarma no avala la 'caza' de Pokémon como salida justificada del domicilio.

¿Qué está permitido?

La restricción de movimientos es la mayor limitación del estado de alarma, al menos, la que más dificulta el día a día de los ciudadanos... pero también la más necesaria. Bajo el hastag #QuédateEnCasa, los sanitarios han tratado de crear conciencia entre los españoles para que estos asimilen que su función más importante en esta crisis consiste en reducir al máximo el riesgo de contagio. De otro modo, el sistema sanitario -ya colapsado- no podrá hacer frente a los nuevos contagios. A más de una semana del inicio del estado de alarma, parece que todavía no queda claro para qué sí se puede salir de casa. 

En primer lugar, para realizar compras necesarias, como la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y otros bienes de primera necesidad. Además se puede acudir a centros, servicios y establecimiento sanitarios; aunque estos han limitado al máximo sus servicios de consulta o no urgentes con el fin de enfocarse en la contención de la pandemia. Si no es imprescindible, es preferible evitar estas instalaciones.

Entre otros lugares a los que está permitido acudir, siempre y cuando se consuma en ellos, están las entidades financieras y de seguros. También las gasolineras, si se justifica el desplazamiento bien por trabajo, compra, reparto, etc. Aquellos ciudadanos que, por naturaleza de su empleo, no puedan desarrollarlo telemáticamente, también pueden acudir al lugar de trabajo, siempre y cuando, este haya sido reconocido por el Gobierno como una actividad de primera necesidad. 

 Volver a casa es otra de las acciones que avala el estado de alarma. Tanto de regreso de las anteriores actividades, como y sobre todo, para aquellas personas que se encuentran fuera del país o en otra Comunidad Autónoma, provincia, etc. En este marco, la ministra de Exteriores, Arancha Gonzalez Laya lanzó un mensaje de calma la semana pasada para los 6.500 españoles no residentes registrados que buscan regresar a España, y a quienes aseguró que "ninguno de ellos se quedará atrás". Fuera de estos escenarios, la ley es clara y los transgresores se arriesgarán, no solo a una sanción, sino a contribuir a un efecto dominó que desborde aún más a los sanitarios españoles.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING