Sábado, 30.05.2020 - 09:08 h

RB Leipzig, el recién ascendido que tutea al Bayern y aspira a reinar en Europa

Creado por el imperio Red Bull en 2009, el equipo ha ascendido de cuarta división a la Bundesliga en 4 años y está invicto con la receta de juventud y talento. 

En 2012 Ralf Rangnick revolucionó el club. Se construyó la mayor academia de Alemania por 35 millones y se invirtieron 20 millones en jóvenes menores de 22 años. 

Los futbolistas del RB Leipzig festejan un gol esta temporada.

En la temporada 2015 / 2016 el Leicester asombró al fútbol mundial conquistando la Premier League. Un equipo que había luchado por no descender el año anterior batió a Tottenham, Arsenal, Chelsea, United y Liverpool en la liga más competida del mundo. Una hazaña para la historia que puede superar el RassenballSport Leipizig, más conocido como Red Bull Leipzig, el recién ascendido que mantiene el pulso al Bayern de Múnich en la Bundesliga. 

El club de Alemania Oriental ya ha marcado un récord para la posteridad. Con seis victorias y tres empates en nueve jornadas, el RB Leipizig se ha convertido en el primer debutante en las cuatro grandes ligas europeas invicto tras nueve jornadas en 128 años. El último en conseguir lo mismo fue el Preston North End inglés en 1888.

"No sueltan la cuerda, pero solo juegan de sábado a sábado y pueden descansar entre semana", comentó Karl-Heinz Rummenige, director General del Bayern, en referencia al nivel del Leipzig. 

Los pupilos de Ralph Hasenhuttl practican un fútbol de velocidad y presión en el que la presencia de jugadores jóvenes es una obligación (la mayor parte de los futbolistas no superan los 23 años), en un proyecto con el que Red Bull ha querido llevar la esponsorización en el fútbol a otro nivel.

La empresa de bebidas energéticas dirigida por Dietrich Mateschitz cuenta con otros tres equipos de fútbol de primer nivel bajo su dirección (Red Bull SalzburgoNew York Red Bulls y Red Bull Brasil), así como con dos de hockey sobre hielo (Red Bull Salzburgo y Red Bull Múnich). Eso sí, la piedra angular del proyecto reside en Leipzig

Ante la falta de un equipo de primer nivel futbolístico en la Alemania Oriental, Dietrich Mateschitz no lo dudó y se lanzó a la creación del Red Bull Lepizig en 2009, apoyado por el mismísimo Franz Beckenbauer.

Con el rechazo de los otros clubes por la mercantilización del balompié, con el reto de captar aficionados y empezando en la Quinta División alemana, el RB Leipzig ha llegado a la élite para quedarse, y ya es la cantera de referencia en Alemania. Eso sí, Roma, en este caso, Leipzig, no se construyó en un día.Nacer fue más difícil que consolidarse

En un país en el que la tradición futbolística está tremendamente arraigada (en Alemania existe una ley que obliga a que al menos el 51% del club pertenezca a sus socios), la creación de un equipo sin cultura y con el nombre de Red Bull desató la irá de los aficionados.

Tres años antes del nacimiento, Red Bull quiso comprar el FC Sachsen Leipizig, un club con más de 100 años de antigüedad que se dirigía hacia la bancarrota, con la promesa de llevar la Champions League a la ciudad

Todo estaba encaminado pero las protestas de los seguidores alemanes llevaron a la Federación Alemana de Fútbol (DFB) a cancelar la adquisición. Lo mismo ocurrió con el intento de compra del Fortuna Dusseldorf, que no fructificó debido a la oposición de la masa social.

Hubo que esperar hasta 2009 para dar el golpe ganador. Red Bull compró la plaza del SSV Markranstadt, equipo de la quinta división alemana, categoría en la que los requisitos de la Federación eran más asequibles. 

El club pasó a llamarse RassenBallSport Leipizig (coincidiendo con las siglas de Red Bull, dado que la Federación no permite registrar la marca como nombre), y compró a los filiales del Sachsen para tener cantera, requisito indispensable para poder existir. 

Además, Red Bull se hizo con el derecho de uso del Zentralstadion, recinto de 40.000 espectadores construido para el Mundial de 2006 que estaba prácticamante en desuso.

La maquinaria estaba en marcha. Las faltas de respeto de los rivales cancelando amistosos o apedreando su bus no fueron impedimento para el desarrollo imparable del club, tan solo faltaba el dirigente adecuado para superar todos los límites.Ralf Rangnick propulsa al club hacia lo más alto

El Leipzig asciende a Cuarta División con 22 puntos de ventaja sobre el segundo pero durante dos años se le resiste el ascenso a Tercera. Es ahí cuando los dirigentes le otorgan los mandos de la dirección deportiva del Red Bull Leipzig y Red Bull Salzburgo a Ralf Rangnick, entrenador que había llevado al Schalke 04 de Raúl a las semifinales de la Champions League y a ganar la Copa de Alemania. Sin duda alguna, uno de los mayores conocedores del fútbol en Europa.

Con su método meticuloso se centran los esfuerzos en la cantera. Se construye con 35 millones de euros una academia de 13.000 metros cuadrados (la más grande de Alemania) y se establece el estilo de juego de transiciones rápidas y agresividad. 

Los fichajes han de pasar un test atlético que prima sobre la técnica y se les controla todo. No pueden llevar tatuajes y pagan 50 euros por cada kilo de peso ganado de forma indeseada. Desde los 14 años los futbolistas son tratados como profesionales (los rivales critican que les ofrecen 1.000 euros al mes siendo niños), y eso repercute en el terreno de juego. 

Con Alexander Zorniger como entrenador se asciende a Tercera División y se gana la segunda Copa de Sajonia y al año siguiente el club invierte 3 millones en fichajes de promesas como Joshua Kimmich (actual futbolista del Bayern) y Yussuf Poulsen, que ascienden al equipo a Segunda siendo imbatido en 14 jornadas. La Bundesliga y las estrellas que vienen

A las puertas de la élite, la inversión en jóvenes de nivel se dispara. En 2014 / 2015 se pagan 20 millones de euros en hasta 16 fichajes, entre ellos los atacantes Emil Forsberg y Marcel Sabitzer, y se destinan todos los recursos a Leipzig.

El Red Bull Salzburgo ve cómo sus mejores jugadores pasan al equipo alemán, mientras que a cambio recibe a los más jóvenes para que se fogueen. Una política que enfada a los seguidores austríacos que llegan a cantar en las gradas "mierda Red Bull Leipzig"

En un año que no sale bien, Rangnick vuelve al banquillo en sustitución de Zorniger ante la negativa de Tuchel, actual entrenador del Dortmund, y el curso pasado asciende al Leipzig a la Bundesliga con mucha solvencia. No en vano habían pagado 8 millones de euros por Davie Selke, delantero del Werder Bremen y perla del fútbol alemán. 

Con el gusto por una vida más tranquila en los despachos, Rangnick, el creador de la apisonadora futbolística de Alemania Oriental, deja el banquillo y contrata a Ralph Hasenhüttl, un entrenador que fue la revelación con el Ingostadt el curso anterior finalizando undécimo.

La elección no ha podido ser más acertada hasta el momento ya que el equipo está invicto y funciona en todas sus dimensiones. Como dato, en 2015 las divisiones sub 12, sub 13, sub 14, sub, 17, sub 19 y sub 23 del club se proclamaron campeones de sus respectivos torneos.

Con 21 puntos es el único que sigue la estela del todopoderoso Bayern de Múnich (23 puntos) y lo hace con jóvenes aunque sobradamente preparados. 

A destacar el centrocampista africano Naby Keita, que cambió Saluzburgo por Leipzig este verano, y que ya suma tres goles en y una asistencia.

En una delantera que no supera los 25 años de edad, Emil Forsberg (3 goles), Yussuf Poulsen (1) y Timo Werner (3) parecen haberle ganado la partida a Davie Selke, lo que pone de manifiesto la cantidad de recursos de un equipo que también cuenta con un español, Federico Palacios-Martínez que todavía busca sus minutos.

Juventud, talento y ambición es la receta de un Red Bull Leipzig con apenas 7 años de vida pero que ya mira a los grandes del fútbol mundial de tú a tú. La Bundesliga podría dejar de ser cosa de uno en los próximos años.

Follow @Dmarinorr//

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING