Viernes, 17.08.2018 - 15:26 h
Predice los ganadores

El gato sordo Aquiles sigue los pasos del pulpo Paul y será el oráculo del Mundial

El minino se ha convertido en una celebridad en Rusia tras acertar los resultados de la Copa Confederaciones que se celebró en 2017.

Fotografía del gato Aquiles, oráculo del Mundial de Rusia.
El gato Aquiles, oráculo del Mundial de Rusia. / EFE.

El pulpo Paul está en los corazones de todos los españoles aficionados al fútbol. Este molusco fue designado como el oráculo del Mundial de Sudáfrica en 2010, prediciendo quién ganaba cada partido del torneo al elegir la comida de una de las dos urnas decoradas respectivamente con las banderas de dos países. Acertó con los pronósticos de la selección española adelantando que ‘La Roja’ ganaría el Mundial. Ocho años después, el equipo de Fernando Hierro tras la fulminante destitución de Lopetegui, busca en Rusia su segunda estrella en una Copa del Mundo que volverá a tener un animal como oráculo.

En esta ocasión, no será un pulpo sino un gato el encargado de dictaminar con antelación quién vence en cada enfrentamiento en el Mundial. Su nombres es Achilles (Aquiles) y ya predijo con acierto los resultados de la Copa Confederaciones celebrada en el verano de 2017 en Rusia.

Al animal, que es sordo, se le han atribuido poderes psíquicos para obtener siempre el resultado correcto. Su modus operandi para conocer el ganador será muy parecido al utilizado en su momento por el pulpo Paul: deberá decidir entre dos bowls de comida, cada uno de ellos con la bandera de un país.

El minino fue presentado en sociedad en el Hermitage Museum de San Petersburgo ataviado con una camiseta de la selección local mientras decenas de fotógrafos tomaban instantáneas. Minutos después, Aquiles predijo que Rusia ganará a Arabia Saudí en el partido inaugural del Mundial.

Su reputación ganada en la Copa Confederaciones le ha convertido en todo una celebridad en el país. Aquiles acude a eventos sociales, visita a enfermos en hospitales y sus cuidadora ha recibido múltiples entrevistas.

Con el fin de no hacer descender su ratio de acierto, el gato sigue estos días una dieta saludable e intensifica su programa de ejercicios físicos.

Esperemos que el estrés mediático no le pase factura como al pulpo Paul. Tras el Mundial de 2010, varios acuarios españoles solicitaron su traslado a España como homenaje, pero Paul falleció el 26 de octubre del mismo año en Alemania, concretamente en el acuario Sea Life de Oberhausen.

El gato sordo Aquiles sigue los pasos del pulpo Paul y será el oráculo del Mundial

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios