Bonificaciones añadidas

Retrasar la jubilación y seguir en activo: el dinero extra que ganas en la pensión

La bonificación del 4% por año retrasado puede suponer más del doble de pensión extra que optar por un pago único anual, según el sindicato Comisiones Obreras.

Mujer jubilada trabajando.
Mujer jubilada trabajando.
©[Katarzyna Bialasiewicz de Getty Images] a través de Canva.com

La reforma de las pensiones sigue un trazado muy claro: conseguir que el sistema actual no pierda los escasos fondos que aún le quedan. Las cuentas no salen: la base de cotizantes mengua frente a la base de jubilados, un grupo que los últimos años no ha parado de crecer. Y todo esto con la hucha de pensiones congelada (lleva diez años sin recibir ingresos). Una de las medidas que quiere aprobar el Gobierno dentro de su reforma de las pensiones es aumentar la edad real de jubilación (64 años y medio) mediante incentivos. A cambio, quienes opten por esta opción, recibirán una pensión mayor como recompensa por haber pospuesto el retiro. Del mismo modo, la futura ley prevé más penalizaciones a las personas que adelanten la jubilación.

La bonificación pasará del 2% al 4% sobre el cobro de la pensión por cada año adicional que trabaje una persona, con independencia del número de años cotizados. Otra opción que brindará la nueva ley será la posibilidad de cobrar un único pago, cuya cantidad variará según el importe de la pensión. Un jubilado cobra de media 1.189,74 euros de pensión, según datos de julio del Ministerio de Seguridad Social. A falta de conocer los baremos y detalles del Ministerio de José Luis Escrivá, el sindicato Comisiones Obreras ya ofrece algunos cálculos: un pensionista con una prestación de 1.428 euros al mes conseguiría 16.759 euros con la bonificación del 4%.

Una preocupación que sobrevuela a muchos futuros pensionistas es la capacidad que tendrán para mantener su poder adquisitivo con la pensión pública. La opción de complementar la ayuda estatal con una cobertura privada es cada vez más frecuente. Finect ofrece una sección de productos para la jubilación consultable desde su página web.

La opción del pago único

El Gobierno prevé habilitar una opción alternativa a la bonificación anual del 4%. Se trata de un único pago anual a los pensionistas que retrasen el retiro y se jubilen a partir de la edad legal de jubilación. El importe que recibirá el pensionista dependerá de los años cotizados y la base reguladora (variable según la nómina y aportaciones de cada trabajador).

Un jubilado con una pensión de las más bajas (9.569 euros al año, equivalente a menos de 700 mensuales) recibirá 4.786 euros de una tacada, según el borrador de anteproyecto de ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones. Un pensionista próximo a la media española, que recibe del Estado 15.000 euros anuales (1.071 euros al mes) se verá compensado con 6.285 euros en un pago único por seguir en activo un año más. Si ese pensionista decide seguir trabajando un segundo año desde la edad legal de jubilación, el pago único compensatorio será el doble. Un tercer tipo de pensionista, cuya prestación se encuentre entre las más altas (35.000 euros anuales) recibirán 10.503 euros en un único pago a cambio de renunciar a la bonificación del 4%.

El jubilado dispondrá de una tercera vía en caso de que el proyecto de ley salga adelante: una fórmula intermedia que combina ambas posibilidades (bonificación y pago único), sobre la que aún faltan detalles por conocer.

Diferencias entre las opciones

Optar por el ‘cheque’ al contado puede suponer una pérdida de poder adquisitivo para el pensionista frente a la bonificación del 4% de por vida. La primera de las opciones puede suponer un recorte de un tercio del dinero total recibido, dependiendo de los años cotizados y de la pensión que se cobre, además de los años de vida.

Comisiones Obreras (CC. OO.) ha realizado estimaciones de retraso de la jubilación para un pensionista tipo que cobra una pensión de 1.428 euros mensuales (casi 20.000 euros al año divididos en 14 pagas). En caso de que este retrase el retiro de los 65 a los 66 años y opte por la bonificación recibirá 16.759 euros. Esto es, más del doble que si se decantase por el cheque único anual: 7.482 euros.

La futura normativa trae bajo el brazo cambios en el complemento que se puede generar de por vida. La jubilación demorada tiene en estos momentos distintos incentivos según los años de carrera profesional. Concretamente, los trabajadores con menos de 25 años cotizados añaden por año extra de carrera un 2% sobre la base reguladora con la que se calcula la futura prestación pública.

Los trabajadores con entre 25 y 37 años cotizados ven aumentar un 2,75% la base reguladora cada año. El complemento asciende al 4% extra anual para aquellos con más de 37 años cotizados. La ley que está en camino iguala los supuestos, con la citada bonificación del 4%, con independencia de los años cotizados. De hecho, los pensionistas con carreras laborales más cortas (por debajo de 37 años) verán subir esta ayuda para el resto de su vida al 6%, puesto que cada año cotizado genera un 2% de base reguladora, algo que hasta ahora no ocurría.

Mostrar comentarios