Ojo a las deducciones menos conocidas

El borrador de la Renta me sale a pagar: ¿cómo reducir la factura de Hacienda?

Si el borrador de la declaración de la Renta te sale a pagar debes revisar estas deducciones para reducir el pago que requerirá la Agencia Tributaria. 

Esto es lo que puedes hacer para ahorrar dinero si la Renta te sale a pagar.
Esto es lo que puedes hacer para ahorrar dinero si la Renta te sale a pagar.
©[julydfg] a través de Canva.com.

Uno de los momentos más temidos para algunos contribuyentes y deseados para muchos otros ya ha llegado. Desde la semana pasada ya es posible acceder al borrador de la declaración de la Renta para rendir cuentas ante Hacienda por los ingresos generados en el ejercicio 2020.

Puesto que con motivo de los ERTE y la implantación del Ingreso Mínimo Vital hay un gran número de nuevos contribuyentes que se ven obligados a declarar en esta campaña de la renta, muchos de ellos se están encontrando con la “sorpresa” de que les toca pagar a Hacienda por haber tenido dos pagadores que no practicaron las retenciones adecuadas a lo largo del año.

En estos casos, los asesores fiscales recomiendan revisar el borrador detenidamente y no aceptarlo de manera apresurada. En primer lugar, porque Hacienda también puede cometer errores, por lo que es necesario revisar la información al detalle no solo para aclarar el resultado final, sino también para evitar posibles multas por parte del fisco. En segundo lugar, porque existen desgravaciones a las que muchos contribuyentes tienen acceso, pero apenas conocen.

Los apartados clave para reducir el pago a Hacienda

Si después de acceder al borrador de la declaración el resultado final muestra un número positivo esa será la cantidad que el contribuyente le deberá pagar a Hacienda. Para darle la vuelta a ese número o hacer que la factura se reduzca conviene tener en cuenta varios aspectos.

En el caso de las familias, el hecho de tener hijos puede ayudar a ahorrar en la renta a través de los mínimos personal y familiar. En este caso, para el primer hijo se aplica una deducción de 2.400 euros, para el segundo se amplía hasta 2.700 euros y puede llegar hasta los 4.500 euros para el cuarto hijo y siguientes. Además, quienes tengan hijos menores de tres años se les aplica una deducción adicional de 2.800 euros sobre la base imponible.

¿Qué casillas tengo que utilizar en mi declaración de la renta?

A estas reducciones de carácter general sobre la base imponible se suman otras que hay que marcar en el borrador en el caso, por ejemplo, de que se trate de una familia numerosa. Para estas familias, la deducción asciende a 1.200 euros.

¿Y qué pasa si durante 2020 se han tenido hijos? Gracias a la deducción por maternidad se pueden deducir 1.200 euros en la renta siempre que se tengan hijos menores de tres años a cargo, se realice una actividad, por cuenta ajena o propia y se esté dada de alta en la Seguridad Social. A esta deducción también se le suma otra de 1.000 euros en concepto de gastos de guardería, siempre y cuando se cumplan los requisitos para la deducción por maternidad y se hayan abonado los gastos escolares o de guardería.

¿Compraste o alquilaste vivienda en 2020?

Otra de las cuestiones importantes en la renta es la relacionada con la vivienda, ya que marcar la casilla correspondiente permitirá rebajar la factura con Hacienda en caso de que corresponda.

En lo que se refiere a los compradores de vivienda, si realizaron la compra antes de 2013 podrán desgravarse una buena cantidad en su declaración. En concreto, hasta un 15% de los gastos de la hipoteca de la vivienda habitual, con un máximo de 9.040 euros.

¿Y para quienes viven de alquiler? Con la declaración de la renta también será posible pagar menos impuestos si se vive de alquiler. Actualmente la deducción del alquiler se divide en dos tramos: uno estatal, que se aplica a todas las comunidades, y otro autonómico, que varía en función de la región. Eso sí, en el caso del tramo estatal, solo podrán desgravarse el alquiler quienes firmaran el contrato antes del 1 de enero de 2015. No obstante, siempre podrán acogerse a la deducción autonómica en caso de que les corresponda.

Donativos, cuotas de afiliación, inversión…

¿Y si en 2020 se hizo una donación a alguna ONG? Este punto también es importante en el borrador de la declaración de la Renta, ya que permitirá reducir el pago a Hacienda considerablemente. En concreto, este año es posible deducirse hasta el 80% de las cantidades aportadas siempre que estas sean inferiores a 150 euros. Si se supera dicha cantidad, será posible desgravarse como máximo un 35% (ampliable hasta el 40% cuando se trate de la misma ONG y el mismo importe durante los tres últimos años).

Algo parecido ocurre cuando se trata de cuotas a partidos políticos, federaciones o coaliciones. Si se paga una cuota, el contribuyente podrá aplicarse una deducción del 20% sobre dichas cuotas, con una base máxima de 600 euros anuales.

Además de todo esto, otro punto a considerar en el borrador es la inversión. Una de las mayores rebajas viene gracias a los planes de pensiones, pues en esta declaración de la renta todavía es posible desgravar las aportaciones realizadas hasta un máximo de 8.000 euros (2.000 euros a partir del año que viene).

Invertir en empresas de nueva creación también tiene premio fiscal. En este caso, quienes hayan invertido en 2020 en alguna de estas empresas podrán desgravarse hasta un 30% sobre un máximo de 60.000 euros.

A todas estas deducciones conviene sumar las que correspondan a cada contribuyente a nivel estatal, ya que también existen desgravaciones en determinadas comunidades autónomas en concepto de ayuda en el hogar, contratación de wifi o, incluso, por inversión contra la Covid-19. No obstante, puesto que encontrar algunas de estas deducciones en cada caso particular es algo complicado, la mejor opción puede ser acudir a un asesor fiscal para intentar rebajar la factura con el fisco.

Mostrar comentarios