Domingo, 24.03.2019 - 17:39 h
Cuarta jornada de huelga

Dos taxistas detenidos en choques con la Policía y la M-40 vuelve a quedar cortada

Uno de los arrestados fue interceptado cuando intentaba cortar la autovía y el otro, cerca de Atocha por un ataque a un VTC.

Protesta taxi taxistas Madrid
Un detenido por la policía durante las protestas de taxistas en Ifema. / Efe

La cuarta jornada de huelga del taxi en Madrid ha vuelto a extender los incidentes por toda la capital. Mientras que se han sucedido los cortes en vías clave como la M-40, en particular, en las inmediaciones de Ifema, también se han producido más enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Y, como consecuencia de ello, la Policía Nacional ha arrestado este mediodía a dos manifestantes, uno en las inmediaciones de Ifema, que junto a un grupo de participantes en la huelga indefinida del sector del taxi intentó traspasar un cordón policial, y otro en Atocha por daños a un vehículo VTC.

En Ifema, donde un cordón de agentes antidisturbios de la Policía Nacional impide en la rotonda del Monumento a Don Juan de Borbón el acceso a la M-40 por la Avenida del Consejo de Europa, los agentes detuvieron y se llevaron esposado a un taxista que atravesó el cordón policial. Alrededor de las 12:15 horas, un nutrido grupo de taxistas, entre ellos el arrestado, ha llegado caminando hasta el cordón policial que vigila el acceso a la M-40 y que les ha impedido continuar su desplazamiento hacia esta autopista circular madrileña. 

Este grupo de taxistas procedía del grueso de conductores que han pasado la noche acampados en la puerta Sur de Ifema, en medio de la Avenida del Consejo de Europa, donde permanece cortada la circulación. Finalmente, y según informa Ep, un centenar de taxistas ha conseguido acceder a la M-40 y ha cortado, de nuevo, la vía en sentido A-1. 

Mientras tanto, en Atocha, y según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, ha sido detenido a un manifestante, en este caso por los daños supuestamente ocasionados a un vehículo VTC.

Los taxistas madrileños, que secundan este jueves su cuarto día de huelga indefinida para exigir la regulación del modo de operar de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), han anunciado que mañana, viernes, algunos de ellos se encadenarán e iniciarán una huelga de hambre. Mientras tanto, se suceden los contactos con la Comunidad de Madrid aunque, de momento, las diferencias siguen siendo insalvables para ambas partes.

Y todo, después de que en Barcelona sí se haya levantado la huelga tras cinco jornadas de paro. Eso sí, desde la patronal de las VTC ya se ha advertido a la Generalitat que volver atrás en la regulación de este tipo de vehículos puede acabar en responsabilidades penales y en indemnizaciones de hasta 1.000 millones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios