Lunes, 15.07.2019 - 22:52 h
Aumentan un 89%

El negocio de las redes dispara el número de youtubers que se hacen autónomos

Internet y las nuevas tecnologías no son un agujero que lo permite todo, si se realiza cualquier venta hay que estar dado de alta como autoempleado.

Youtube
El negocio de las redes dispara el número de youtubers que se hacen autónomos. / EFE

Las redes sociales se han convertido en una importante fuente de ingresos para cada vez más gente, fundamentalmente jóvenes que buscan en YouTube e Instagram ganar notoriedad y, de paso, dinero, que tiene que pasar por Hacienda, y que, en función de su cuantía, implica darse de alta como autónomo. Los datos muestran el espectacular auge de los negocios relacionados con economía digital y las redes sociales, que ha disparado en número de autoempleados, que han encontrado en las plataformas colaborativas de alquiler vacacional y en el contenido multimedia unos ingresos adicionales a los que se perciben por un empleo por cuenta ajena. 

Según los datos que maneja la federación de autónomos ATA relativos al cierre de 2018, hay 121.652 trabajadores por cuenta ajena que también están dados de alta también en el régimen de autónomos, cifra que se ha incrementado un 43 % desde que comenzó la recuperación económica, duplicándose en actividades que se alejan de las hasta ahora tradicionales en el mundo de la pluriactividad.  Así, en el último lustro, los mayores incrementos de pluriactividad se han contabilizado en el sector inmobiliario, en las actividades artísticas y de entretenimiento y en la información y comunicaciones.

Desde 2013 la pluriactividad de los autónomos en actividades inmobiliarias ha crecido un 106,1% al calor de plataformas digitales como Airbnb, con las que ha surgido la figura del autónomo que gestiona a comisión los alquileres a varios propietarios anunciados en la web. La siguiente actividad que más ha despuntado desde la crisis ha sido la de actividades artísticas y de entretenimiento, un sector en el que cotizan los youtubers, instagramers e influencers, que ha experimentado un incremento del 89,3%.

Estas personas publican en sus redes sociales (twitter, instagram, pinterest...), hacen contenidos para su web o blog, o vídeos para su canal de Youtube y son patrocinadas por marcas para que promocionen sus productos o reciben ingresos en función de las visitas que generan en sus redes sociales, según explica a Efe la vicepresidenta de ATA, Celia Ferrero. En tercera posición estarían las actividades relacionadas con la información y comunicaciones, con un alza del 89,1%, en la que se encuentran también muchos profesionales de este sector que han encontrado una fuente de ingresos adicional en la creación de un blog o en la gestión redes sociales.

Las actividades tradicionales de los autónomos

De las 121.652 personas que son empleadas y autónomas en la actualidad, la mayor parte se concentra, no obstante, en actividades más tradicionales hasta ahora en el mundo de la pluriactividad, como el comercio, las profesionales, científicas y técnicas y la agricultura. En las actividades profesionales, científicas y técnicas hay 17.635 autónomos en pluriactividad, algo habitual, por ejemplo, entre asalariados en una universidad privada o centro de negocio que se dedican en su tiempo libre a trabajos de consultoría o escribir libros.

En el caso del comercio (con 18.145 personas), el perfil responde más al de una persona que minimiza el riesgo del emprendimiento, manteniendo su trabajo en una oficina mientras monta un pequeño negocio. La ley señala que para un empleado es obligatorio cotizar también en el régimen para trabajadores autónomos (RETA) si realiza de forma habitual una actividad económica a título lucrativo.

Autónomos, bajo la lupa de Hacienda 

Detectar si alguien está ganando dinero con una actividad por cuenta propia no resulta complicado para la Agencia Tributaria. La presidenta del sindicato de Inspectores de Trabajo, Ana Ercoreca, asegura a Efe que "se cruzan los datos con Hacienda y se detecta si alguien tiene ingresos, de dónde vienen esos ingresos (...) y se envía una citación a esa persona para hacerle una inspección", ya que muy probablemente la Seguridad Social tiene sus datos y, en cualquier caso, siempre tendrá una dirección de correo electrónico.

"Internet y las nuevas tecnologías no son un agujero que lo permiten todo", asegura Ercoreca, por lo que "si se vende un producto o servicio" hay que estar dado de alta como autónomo, además de tributar esos ingresos. Incluso si un dinero que siempre hay que declarar y que, en función de su cuantía, puede implicar tener que darse de alta como autónomo aunque ya se cotice por cuenta ajena. 

Ahora en Portada 

Comentarios