Ahora se jubila

Gana más de tres millones y continúa trabajando de noche: este es su motivo

Hay ganadores que deciden hacer grandes donaciones o incluso invertir el dinero en otras acciones sociales. Descubre por qué motivo esta mujer decidió continuar con su trabajo.

Cada vez son más los ganadores del Euromillones que perdieron el premio por no reclamar.
Cada vez son más los ganadores del EuromilloGana más de tres millones y continúa trabajando de noche: este es su motivones que perdieron el premio por no reclamar.
Canva.

Ganar la lotería es cuestión de suerte. Hay quiénes se pasan toda una vida comprando boletos de lotería que nunca resultan premiados; mientras que otras personas consiguen un premio a la primera. Ahora bien, si consigues ser uno de los afortunados, te tocaría tomar una decisión difícil: qué hacer con tanto dinero.

Hay quiénes optan por hacer realidad su sueño e invierten su dinero en cuestiones materiales como comprar una casa grande, un coche de alta gama, viajes etc. Sin embargo, hay otros ganadores que deciden hacer grandes donaciones o incluso invertir el dinero en otras acciones sociales como el rescate de perros. Con ello, optan por no cambiar sus hábitos y llevar una vida alejada de los lujos.

Justo fue este el caso de Elaine Thompson, una trabajadora de supermercado que hace 25 años ganó un premio de 3 millones de euros (2,7 millones de libras). Tanto ella como su marido, Derek, decidieron no dejar sus puestos de trabajo pese a que ya no necesitasen el dinero para llegar a fin de mes. Así, Derek continúo trabajando como contable dentro de una empresa y Elaine siguió con su trabajo como reponedora en horario nocturno del supermercado.

¿Por qué continuó trabajando?

¿A qué se debe que tomen esta decisión? Según explica el matrimonio a ‘The Sun’, ambos querían que sus hijos tuvieran un buen ejemplo en casa. En 1995, cuando fueron los premiados, los niños tenían 5 y 10 años, respectivamente. “Es importante que los niños te vean trabajando duro”, afirman. Por este motivo, han decidido mantener la vida que llevaban, aunque reconocen haberse comprado caballos de carrera y disfrutaron de varios viajes.

Además, Elaine explica que vive feliz con ese puesto de trabajo. "Amo absolutamente mi trabajo y solo porque me tocó la lotería no iba a dejar el empleo. Todo es cuestión de equilibrio". Pese a ser una afortunada, decidió continuar con un trabajo que le aportaba felicidad, pero ahora, con 65 años de edad, llega su jubilación y le preocupa. "No estoy preparada para jubilarme", cuenta al medio. Ahora tendrá que buscar nuevos hobbies en los que invertir su tiempo.

Aun así reconoce que estuvo a punto de tirar la toalla: "Un par de veces fue realmente muy difícil. Conducía al trabajo pensando, '¿qué estoy haciendo?' Pero decidí seguir adelante y estoy orgullosa de haberlo hecho y no abandonar." 25 años después de la decisión de continuar, Elaine se muestra feliz por la decisión que tomó.

Mostrar comentarios