Ssesión de control al Gobierno

Báñez admite la brecha salarial en España pero no ofrece soluciones para reducirla

La ministra se escuda detrás de los datos y advierte que, a pesar de todo, se ha logrado un descenso histórico en la diferencias salariales.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Al calor de las últimas chispas del “No nos metamos en eso ahora” con que Mariano Rajoy respondió a las preguntas sobre brecha salarial de género en una entrevista radiofónica, la sesión de control al Gobierno de este miércoles ha entrado de lleno en la materia.

Desde el presidente del Gobierno hasta la ministra de Empleo y de manera tangente el de Fomento, el grueso de los miembros del Gobierno han tenido que responder a una cuestión candente y polémica, según criterios de medición.

La demanda de cambios ha impregnado el mensaje de Meritxell Batet, quien ha alentado a la ministra a comprometerse a reformar el Estatuto de los Trabajadores, sellar un pacto de rentas y derogar la reforma laboral de 2012, que a su juicio solo ha logrado precarizar el empleo hasta el punto de que muchas mujeres “llegan a la conclusión de que no les merece la pena trabajar”.

Fátima Báñez ha reconocido la brecha salarial de género pero ha atribuido a su Gobierno el esfuerzo para "que hoy esté en mínimos históricos", ha dicho, "seis puntos inferior a la de Reino Unido y medio por debajo de Francia”.

La diputada socialista ha contraatacado con cifras. "Todos los indicadores laborales son peores para las mujeres", ha dicho. "España tiene la tasa de temporalidad más alta de la Unión Europea, el 60% del empleo parcial no voluntario está ocupado por mujeres y la brecha salarial tiene una tendencia creciente", ha apuntalado. "A muchas mujeres trabajar les cuesta dinero", ha criticado. "Cobran un 29% menos que los hombres, un 37% menos si son pensionistas".

Y es que en cuanto a brecha de género en salarios y pensiones, las cifras presentan diferencias. Así, UGT, que difundió datos este lunes, calcula que la brecha de género en pensiones alcanza ya el 37%. En sus datos, la pensión media de las mujeres en 2016 era de 706,4 euros mensuales; la de los hombres 1.127,59 euros.


En un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) publicado solo un día después se aduce, sin embargo, que la renta disponible de los hogares formados por una persona mayor de 65 años con o sin cónyuge fue la única que no se redujo durante la crisis económica sufrida por España entre 2007 y 2013. Es decir: las pensiones fueron las únicas con capacidad de ahorro.

El mismo martes, CCOO cifró la brecha salarial entre mujeres y hombres en el 30%, al tiempo que en los complementos salariales las diferencias de sueldo suben hasta el 44%, según datos de su informe La brecha salarial, factor de quiebra democrática.

De la pobreza laboral de "no tener empleo"

La precariedad laboral y la pobreza de los asalariados que de ella deriva  ha constituido también el núcleo duro del cruce de palabras entre Mariano Rajoy y Margarita Robles.

"La peor forma de pobreza laboral es no tener empleo". Entre el “tener empleo” del presidente del Gobierno y el “un trabajo digno” de la portavoz parlamentaria del PSOE penan un 15 % de los asalariados en riesgo de pobreza, en datos proporcionados por Margarita Robles.

Rajoy se ha apoyado a lo largo de su intervención en el medio millón de empleos creados cada año y la expectativa de alcanzar los 20 millones de ocupados en 2019, un hilo que han agarrado el resto de miembros del Ejecutivo para formular sus respuestas.

"La situación del empleo es objetivamente mejor que cuando ustedes gobernaban", le ha confrontado Rajoy. "Hemos recuperado el nivel de empleo indefinido previo a la crisis, llevamos 48 meses consecutivos de aumentos de la contratación indefinida y el empleo recuperado es mayoritariamente a tiempo completo", ha señalado el presidente del Gobierno.

Rajoy ha añadido que, según datos recientes de Eurostat, España es el país europeo que lidera la creación de empleo y el responsable de haber reducido el 73% de la pobreza en la eurozona. "Estamos creando empleo, mejorando su calidad. Yo seguiré trabajando y le animo a que usted haga lo mismo", ha concluido Rajoy.

A la calidad del empleo

"No se trata de tener un trabajo, sino de tener un trabajo digno", le ha espetado Margarita Robles, quien ha recurrido a datos, "no maquillados", para justificar su demanda de que el Gobierno dé carpetazo a la reforma laboral que hizo en 2012.

Robles ha destacado que el 15% de los asalariados está en riesgo de pobreza porque sus sueldos no llegan para pagar necesidades básicas; que dos tercios del trabajo a tiempo parcial lo hacen mujeres; que el 20% de los jóvenes que tienen un trabajo rondan la pobreza laboral; que 1,5 millones de personas cobran menos de 710 euros al mes, y que casi 3 millones de trabajadores no llegan a los 1.000 euros de sueldo.

"Y eso es fruto de su reforma laboral, que ha devaluado los salarios, generado mayor desigualdad y desmantelado la negociación colectiva. Le pido que despierte, que no lea sólo lo que le han escrito y tenga sensibilidad por los muchos compatriotas que no llegan a fin de mes", ha cerrado su intervención Margarita Robles.

Pocos minutos después y en respuesta a la diputada socialista Elvira Ramón, la ministra de Empleo ha defendido que la reforma "ha dinamizado la negociación colectiva", con un 32% más de convenios firmados desde 2012, hasta un total de 10.817 convenios colectivos "de todo tipo", y que las nuevas normas han permitido mejorar la negociación colectiva "porque la acerca a la empresa".

La de este miércoles fue una sesión de control al Gobierno en la que pesaron los salarios, las pensiones y las diferencias retributivas de género en unas y otras ha colmado de críticas al Gobierno, en la antesala de la celebración de la huelga feminista del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios