Domingo, 18.11.2018 - 20:27 h
El mismo día que Iberdrola y Ferrovial anuncian desinversiones

Londres todavía confía en un Brexit suave por el bien de Gibraltar... y de la inversión

El embajador británico en España apuesta por un acuerdo que impida las fricciones y las barreras al comercio entre ambas partes.

Simon Manley, embajador británico en España
Simon Manley, embajador británico en España. / L.I.

En vísperas de otra cumbre europea clave para preparar el Brexit, dos pesos pesados empresariales españoles han coincidido en pocas horas en dar un paso atrás para rebajar su exposición al Reino Unido. Iberdrola y Ferrovial anuncian desinversiones al mismo tiempo que la diplomacia británica afirma que llegar a un acuerdo para garantizar un Brexit suave aún es posible y, con ello, se logre una salida satisfactoria para Madrid y Londres en torno a la zona del Estrecho de Gibraltar.

El embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, ha asegurado este martes en un encuentro con medios de comunicación que se “está cerca de llegar a un acuerdo” y establecer “un marco” para las relaciones a futuro en temas tan delicados como la seguridad, el transporte y los servicios.

En el terreno empresarial, y respecto a cómo será ese marco legal a futuro, no ha querido entrar en detalles y, por supuesto, en las últimas noticias sobre las desinversiones de empresas españolas. Lo hace por prudencia, porque aún no hay nada del todo definido: “Nos enfrentamos a las mismas amenazas. Tenemos que asegurar que el comercio entre nuestras empresas sea sin fricciones y sin barreras innecesarias”, ha recalcado Manley.

Los principales problemas en las negociaciones están centrados en Irlanda del Norte y en la futura relación comercial y aduanera de este territorio. “No queremos volver al pasado. No podemos aceptar una aduana externa dentro de nuestro país”, ha enfatizado el embajador británico. Ahí queda terreno por recorrer.

También con Gibraltar. Manley ha reconocido las negociaciones a tres bandas entre el Gobierno británico, el español y el del peñón. “Hemos hecho avances, habrá solución pronto”, se ha limitado a indicar. “Queremos proteger los derechos de los 8.000 españoles que trabajan en Gibraltar y promover el desarrollo económico de toda la zona”. En este sentido, ha recordado que el Gobierno de Gibraltar tiene competencias propias en casi todos los aspectos, salvo seguridad, defensa y relaciones exteriores.

Manley ha pedido al Gobierno español que dé garantías a los ciudadanos británicos que viven en España. Asegura que el Gobierno de Theresa May ha hecho lo propio con los 3,5 millones de europeos que vive en el Reino Unido. “Queremos que se queden y queremos que el Gobierno español tranquilice a los británicos que viven aquí”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios