Previsiones optimistas de su fundador

MásMóvil prevé asaltar el Ibex Medium Cap y estudia pagar dividendo en 2019

Su consejero delegado ha destacado que por su tamaño, el atractivo de su acción y su capitalización, sería "lógico" que se incorporara a dicho índice.

Másmóvil amplía las opciones de su Tarifa del Pueblo con bonos de 1 GB y de 2 GB
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil. 

El consejero delegado del grupo MásMóvil, Meinrad Spenger, ha señalado que sería "un paso lógico" que la compañía diera el salto Ibex Medium Cap en la próxima revisión del índice que tendrá lugar a mediados de año, al mismo tiempo que ha descartado pagar dividendo en el corto plazo a sus accionistas.

En una rueda de prensa en el marco del Mobile World Congress (MWC), Spenger ha señalado que por su tamaño, el atractivo de su acción y su capitalización, que a cierre de la sesión del martes era de 2.250 millones de euros, sería "lógico" que se incorporara al índice que engloba a las 55 empresas de mayor tamaño tras las del Ibex 35.

A este respecto, ha apuntado que la revisión del índice se realiza cada seis meses y la próxima tendrá lugar a mediados de este año, al mismo tiempo que ha reconocido que no siente "ninguna presión" para futuros movimientos como un salto al Ibex 35.

Preguntado por la posibilidad de pagar dividendo a sus accionistas, el consejero delegado de MásMóvil lo ha descartado a corto plazo y ha indicado que lo podría empezar a estudiar a partir de 2019, "pero no hay compromisos".

En este sentido, ha subrayado que sus accionistas no invierten en la compañía por su dividendo, sino que el valor de MásMóvil está en su crecimiento, ya que la acción se ha multiplicado por tres en un año. La acción, que se encuentra cotizando en máximos históricos, seduce poco a los fondos de inversión españoles y únicamente está presente en la cartera de 16 de ellos

"Nuestra forma de pagar al accionista es diferente y no hay presión por parte de nadie por cambiar esta política", ha agregado el consejero delegado de MásMóvil, cuyas acciones subían el miércoles un 4% tras la presentación de sus resultados en 2017.

La 'teleco' ha cerrado el ejercicio 2017 con unas pérdidas netas de 102 millones (un 76% más) debido al impacto en sus cuentas del bono convertible de ACS. Si se excluyen ese impacto de los bonos -y algunos otros que la compañía interpreta como extraordinarios- el beneficio neto ajustado sería de 96,6 millones, frente a las pérdidas de 36 millones de un año antes.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios