Numerosos riesgos

Renta 4 avista el final de la complacencia en los mercados y activa el 'modo alerta'

La directora de análisis del banco de inversión ha destacado cierta recuperación tras el 'sell-off' vivido a principios del mes de febrero.

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, en su visión de mercado del mes de marzo ha alertado del fin de la complacencia en los mercados y ha decidido activar el 'modo alerta' ante la aparición de posibles caídas que serían aprovechadas para tomar posiciones

La experta ha destacado cierta recuperación tras el 'sell-off' vivido a principios de febrero. Entre los apoyos de esta mejoría ha destacado que los salarios se han moderado en EEUU en febrero (el incremento de enero provocó fuertes caídas de las bolsas), el BCE ha eliminado el sesgo 'dovish' sobre ampliar los estímulos monetarios en caso necesario y ofrece un discurso suave en inflación resaltando que no hay prisa por subir tipos, Alemania ha conseguido formar gobierno de coalición y habrá cumbre EEUU-Corea del Norte en mayor para abordar una posible desnuclearización. 

La directora de análisis de Renta 4 ha destacado que el fondo de mercado es bueno. La macroeconómico está sólida, los resultados empresariales baten previsiones (la reforma fiscal de Trump ha provocado que revisen al alza sus cuentas en EEUU) y las condiciones financieras se mantienen favorables por el momento. 

Aun así, no todo es optimismo y el mercado podría pasar de cierta complacencia a 'modo alerta'. La volatilidad ha vuelto a niveles más normalizados y es aconsejaba, a juicio de la experta, "disponer de una reserva de liquidez para aprovechar esta volatilidad y comprar en caídas". 

Entre los riesgos que contribuirán a un incremento de la volatilidad serán una inflación mayor a la esperada, sobre todo en EEUU, junto con las medidas proteccionistas de Trump que impactarán negativamente en el ciclo económico global y en la inflación. 

Esta medida de Trump ha provocado que se abra la posibilidad de una guerra comercial de la que se desconoce el impacto final, a pesar de que está parcialmente limitada por las exenciones a Canadá y México. A lo que habría que añadir que la situación política en Italia, con un parlamento fragmentado y de difícil gobernabilidad, dará pequeñas dosis de volatilidad. 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios