Domingo, 15.12.2019 - 07:25 h
Hacia un nuevo Régimen de Trabajadores Autónomos

El negocio de que los autónomos coticen por su renta: 2.000 millones en ingresos

La división de autónomos de UGT estima que un sistema de cotización por ingresos enjugaría un tercio del déficit del RETA con la Seguridad Social

Pasos para ser autónomo
El Gobierno estudia fórmulas para elevar la cotización a la Seguridad Social de los autónomos con ingresos más altos / Freepik

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) le cuesta cada año en torno a 6.000 millones de euros a la Seguridad Social, lo que es lo mismo que decir que una tercera parte del déficit endémico que arrastra el sistema de pensiones públicas se explica por la insuficiencia de los pagos por cotizaciones que realizan los trabajadores por cuenta propia para cubrir la factura de los autónomos que se jubilan.

Según las estimaciones realizadas por la división de autónomos de UGT (UPTA), la implantación de un nuevo esquema de pago de cuotas en función de los ingresos anuales generados inyectaría 2.000 millones de euros en recursos extra al régimen de autónomos y eliminaría de un plumazo una tercera parte del actual desequilibrio contable del sistema.

El problema no es nuevo e incluso ha sido identificado por el Pacto de Toledo como uno de los asuntos a abordar para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema público de pensiones a medio y largo plazo. La intención declarada por la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, de avanzar en una reforma del Régimen de Trabajadores Autónomos para vincular sus cotizaciones a los ingresos anuales que perciben podría abrir una puerta para empezar a resolver el asunto. 

Los cálculos de UPTA parten de un sistema estructurado en tres tramos -que es el que han presentado a todas las fuerzas parlamentarias y al nuevo equipo del Ministerio de Trabajo- en el que los autónomos con ingresos inferiores al Salario Mínimo abonarían una cuota simbólica de unos 50 euros - como la actual tarifa plana - mientras no superaran ese umbral, y los que obtuvieran ingresos brutos superiores a los 70.000 euros abonarían una cuota incrementada que como mínimo supondría el doble de la actual cotización mínima del sistema (unos 475 euros al mes) El resto permanecería bajo las condiciones del sistema actual.

El sistema no sólo resolvería los problemas de los autónomos sin tarifa plana y con ingresos escasos, sino que evitaría incentivos perversos para profesionales con ingresos elevados y con la tentación de 'irse' a la base mínima de cotización para optimizar sus retribuciones líquidas.

Una cosa más. En el sistema ideado por UPTA, la aplicación de este esquema de cotización supondría el fin de la popular 'tarifa plana' de cotización de 50 euros para los nuevos autónomos, cuyo perímetro no ha dejado de ampliarse desde su creación pese a la escasez de indicios sobre su eficacia, como se encarga de subrayar el secretario general de UPTA, Eduardo Abad, y la certeza de que este año restará cerca de 1.000 millones de euros a las castigadas arcas de la Seguridad Social.

Fuentes sindicales indican que este escenario ya se ha puesto encima de la mesa del nuevo equipo del Ministerio de Trabajo. Desde el Ministerio, por su parte, se resisten a identificarse con ningún modelo concreto. "El asunto está en una fase muy preliminar. Lo que el Gobierno ha hecho ha sido una reflexión sobre la necesidad de conducir el modelo hacia un esquema en el que el pago por cotizaciones se asemeje a los ingresos reales de los autónomos". 

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, aseguró este martes que lo ideal sería implantar una suerte de 'carta única de declaración de impuestos' en la que el autónomo declarase sus ingresos, su aportación en impuestos y sus pagos por cotizaciones como ya sucede en otros países.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING