Rescate por rescate, argumenta

Pedro Sánchez vuelve a pedir a la banca que gana dinero asumir el rescate social 

Acusa al PP de querer dejar morir las pensiones. "Si se oponen a subir las cotizaciones y a subir los sueldos... ¿qué proponen?", se ha preguntado.

Pedro Sánchez recibe el efusivo abrazo de una socialista
Pedro Sánchez recibe el efusivo abrazo de una socialista.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la propuesta de aplicar un nuevo impuesto a los beneficios de la banca para que contribuya al sostenimiento del sistema público de pensiones, ya que los 13.500 millones de beneficios registrados en 2017 se apoyan en su rescate previo.

"Rescate por rescate, es de justicia social", ha insistido Sánchez durante la asamblea abierta organizada por el PSOE en Valladolid para hablar del futuro de las pensiones, para las que ha pedido alternativas al resto de los grupos políticos, al margen de las críticas que puedan hacer a las ideas que planteen los socialistas. Una de ellas de los propios bancos, que echan en cara a Sánchez que quiera que ellos paguen la factura social cuando el PSOE debe 70 millones de euros. Y además, critican que la idea del rescate a la banca perviva cuando las rescatadas han sido las cajas, comandadas por políticos. Pero Pedro Sánchez sigue con el mensaje que inició en su día Pablo Iglesias y señala a la banca. No es el único mensaje que repite, también vuelve a usar sus fotos de juventud para mostrar más proximidad con el votante. A la vista de los efusivos besos de algunas militantes, parece que funciona.

Sánchez ha remarcado que quienes censuran la propuesta socialista de gravar los beneficios de la banca deben conocer que el incremento de los beneficios de ese sector en el año que acaba de concluir es del 50 por ciento respecto a 2016, por lo que ha insistido en su defensa del impuesto y ha negado que pueda ser repercutido por las entidades financieras a sus clientes.

Ha atacado el planteamiento de la diputada del PP Celia Villalobos de pedir a los jóvenes que ahorren "uno o dos euros" al mes para ingresarlos en un fondo de pensiones privado, porque lo que esconden este tipo de planteamientos es, en su opinión, que "la derecha está a socavar el sistema público de pensiones" y a "convertir un derecho en una mercancía".

Sánchez se ha preguntado también cómo es posible que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, pueda argumentar a la vez que sube la creación de empleo y aumenta el déficit de la Seguridad Social, lo que ha atribuido a la precariedad laboral a la que se enfrentan los jóvenes: "No cuadra", ha resumido.

Sánchez ha pedido que la "cadena de solidaridad" que en su opinión representan las pensiones no se rompa por la "inacción" del Gobierno y ha rechazado que el impuesto sobre los beneficios de la banca pueda catalogarse por sus críticos como "receta antigua de la izquierda de siempre", ya que también ha sido propuesto por "un gobierno conservador del Reino Unido".

"Si se oponen a subir las cotizaciones y a subir los sueldos... ¿qué proponen?", se ha preguntado el dirigente socialista, convencido de que el fin último de "las derechas" es "dejar morir el sistema de pensiones".

Pedro Sánchez vuelve a pedir a la banca que gana dinero asumir el rescate social

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios