Para aprovechar los incentivos fiscales

Qué hacer si aportas más a tu plan de pensiones de lo que se puede desgravar

De la misma manera que con los planes de previsión asegurados, solo se pueden hacer desgravaciones de hasta 2.000 euros o 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas.

así afectan las lagunas de cotización a la pensión
Se puede hacer una aportación de hasta 2.000 euros anuales en el plan de pensiones.
©️[Robert Kneschke] a través de Canva.com

Las ventajas fiscales de las que gozan los planes de pensiones los convierten en una de las herramientas de ahorro más buscadas por las personas que ya piensan en su jubilación y su futuro.  Se trata de una estrategia para promover el ahorro a largo plazo que puede añadir dinero a las pensiones públicas de los jubilados para que no dependan únicamente de ella, pero tiene sus límites.

Estas desgravaciones dentro de los planes de pensiones pueden multiplicar el ahorro mediante la reinversión dentro del propio plan de lo que se ahorra en la declaración de la Renta. Los límites máximos marcan cuánto puede llegar a desgravarse y marcar la diferencia a lo largo de los años, por lo que es importante saber cuál es la cantidad máxima anual que se puede aportar.

Desde el inicio del año 2021, se puede hacer una aportación de hasta 2.000 euros anuales en el plan de pensiones. Este límite es el mismo en el caso de los planes de previsión asegurados. Si se excediese, la cantidad que sobrepasa el máximo debe retirarse antes de 30 de junio del año siguiente con cargo a al derecho consolidado del partícipe. La rentabilidad que se pudiera imputar a este exceso acrecería el patrimonio del fondo de pensiones y, de ser negativa, sería a cuenta del partícipe.

Si el exceso no se retira a tiempo, se considera que se incurre en una infracción administrativa que puede acarrear sanciones de un importe equivalente al 50% del exceso sin perjuicio de la retirada inmediata de los planes afectados.

La máxima cantidad que se puede desgravar en IRPF es la menor de las cantidades entre el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas y 2.000 euros. A pesar de ello, sigue existiendo la posibilidad de aportar más de lo que se puede desgravar, en cuyo caso se puede disponer de los siguientes cinco ejercicios fiscales para desgravar el exceso.

De todas maneras, la mejor estrategia siempre es intentar ajustar la aportación a la cantidad que se puede desgravar. Esto se debe a que los excesos no se desgravarían, pero sí se tributarían al momento del rescate del plan, aunque con la reducción del límite de aportaciones de 8.000 a 2.000 euros, se vuelve una posibilidad más difícil

Mostrar comentarios