Jueves, 17.10.2019 - 13:14 h
Frente al fiasco andaluz y la crisis catalana

Sánchez se arroga todo el éxito en empleo y crecimiento para hacer valer su gestión

El presidente advierte que las alianzas con partidos extremistas, como la de Cs y el PP en Andalucía, retrasarán el desarrollo en las autonomías.

Pedro Sánchez, durante su comparecencia antes los medios en el Palacio de La Moncloa tras el último Consejo de Ministros de 2018
Pedro Sánchez, durante su comparecencia tras el último Consejo de Ministros de 2018 / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado este viernes una andanada de logros económicos para hacer valer su gestión en los primeros seis meses al frente del Ejecutivo, sobre todo en materia de generación de empleo y crecimiento económico. Frente al fracaso en las elecciones de Andalucía y las críticas por su gestión de la crisis catalana, el líder del PSOE se ha apuntado como propio el aumento “histórico” de la afiliación a la Seguridad Social en medio millón de personas en los últimos doce meses, algo que coloca el número total de afiliados a noviembre en el nivel más alto desde el año 2007, previo a la crisis.

Sánchez ha insistido en que el crecimiento español del último trimestre del año del 0,6% es el más alto de la Unión Europea y está muy por encima del 0,4% de Francia y las caídas de Italia y Alemania (lo ha repetido dos veces), tras lo que ha realizado una retahíla de todos los logros económicos que, a su entender, se han ido realizando, de forma que “en siete meses de Gobierno, hemos avanzado mucho más que el anterior Ejecutivo en siete años”. A modo de promesa, el líder del Ejecutivo ha recordado que la previsión es llegar a crear 800.000 nuevos empleos entre este año y el que viene, con un crecimiento económico en 2019 del 2,2%.

El líder socialista ha recordado que el déficit también se ha logrado reducir en este final de año, hasta lograr un superávit primario de 3.178 millones de euros en el tercer trimestre del año, algo que no sucedía desde el inicio de la crisis económica y que se corrobora con un aumento superior al 13% en la recaudación. En la rueda de prensa del final de año, el presidente ha hecho un repaso de toda su gestión con un marcado carácter económico, sobre todo tras la aprobación este viernes del ‘megadecreto’ que eleva las pensiones un 1,7% este año y zanja su incremento con la evolución del IPC para los siguientes ejercicios.

Cuidado con los extremismos

Después de repasar uno a uno los capítulos más económicos en su intervención, desde la mejora de las exportaciones y la inversión exterior en España, hasta la formación y la transición energética, el presidente no ha tenido más remedio que referirse a la cuestión autonómica y al fiasco sufrido en Andalucía. Sánchez se ha mostrado muy crítico contra PP y Ciudadanos por pactar con una partido extremista y antieuropeo, como Vox, para lograr el poder en la comunidad “a cualquier precio”.

El presidente ha advertido que “las alianzas con partidos oportunistas y extremistas pueden retrasar el desarrollo de las políticas sociales en las comunidades autónomas”. “El mismo día en que le PP y Cs pactan con la derecha en Adnalucia -afirmó Sánchez- rechazaban en el Senado la senda del déficit y, con ello, el reparto de 2.400 millones de euros más para las política sociales en las autonomías”.

Dentro del análisis político, el líder socialista ha advertido directamente a Ciudadanos que "no es posible estar al mismo tiempo en el sentido común y con los extremistas", sobre todo si se declara como un partido europeísta, y ha recordado a Rivera que eso será algo que tendrá que explicar a sus votantes. "Espero que los españoles tomen nota", ha sentenciado.  A pesar de las malas relaciones personales que mantiene con el máximo responsable del PP, Pablo Casado, el presidente se ha mostrado abierto a dialogar, después de advertirles del "riesgo de contagio" que para sus políticas tiene el acercamiento que realizan a las posturas radicales de Vox

Por encima de todo esa polémica, el presidente del Gobierno que querido marcar una línea roja en las políticas de defensa del feminismo y la mujer, sobre el avance de la derecha radical y el apoyo que le ofrecen los dos partidos que han hecho de pinza política en Andalucía.  "Si eventualmente se producen esos gobiernos y recortan derechos y libertades, o modifican leyes para poner en cuestión la igualdad y la libertad de las mujeres, el Gobierno usará todos los elementos del Estado para defenderlas", ha aseverado. 

Ahora en Portada 

Comentarios