Sábado, 14.12.2019 - 16:34 h
'Informe sobre Competitividad en Viajes y Turismo 2019'

El turismo español es el más competitivo del mundo... pese a la 'fuga' de visitantes

España revalida su liderazgo en el 'ranking' mundial elaborado por el World Economic Forum. Nuestro país ocupa la primera posición desde el año 2015.

Fotografía Turismo Barcelona
El turismo español es el más competitivo del mundo... pese a la 'fuga' de visitantes / EFE

El sector turístico español es el más competitivo del mundo. Así lo considera el Foro Económico Mundial (World Economic Forum) en su 'Informe sobre Competitividad en Viajes y Turismo 2019', del que se ha hecho eco esta mañana el Ministerio de Industria Comercio y Turismo. Un reconocimiento que llega en plena fuga de turistas internacionales hacia otros destinos del Mediterráneo, sobre todo de los dos principales emisores de viajeros hacia nuestro país, que son Reino Unido y Alemania.

No es la primera vez que España se lleva la medalla de oro en competitividad turística a nivel mundial. De hecho, lleva ocupando esta posición de liderazgo desde el año 2015. Como destino de sol y playa, pero también de cultura, riqueza patrimonial y gastronomía, entre otros muchos aspectos, nuestro país revalida el título en un momento clave para el sector. Tras superar todos los récords en las llegadas de visitantes extranjeros, que son claves para el sector, las cifras empiezan a caer. Y todo ello, con el reto por delante de primar la calidad frente a la cantidad.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan una caída anual en las llegadas de visitantes internacionales del 1,3% en julio, en pleno verano. El desplome lo provocaron sobre todo los británicos y los alemanes. Ambos países atraviesan un momento económico complicado, con datos de crecimiento en el segundo trimestre del año que les dejan al borde de la recesión. Si a esto se suma la incertidumbre en torno al desenlace final del Brexit y la recuperación de destinos turísticos competidores del mediterráneo como Turquía, Túnez o Egipto, el panorama dibuja más sombras que luces para el sector español.

Sin embargo, por el momento este descenso en las llegadas todavía no afecta al desempeño ni a la reputación del turismo español. Todo lo contrario, ha revalidado su liderazgo mundial este 2019. Para la Ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, "esta distinción reconoce la fortaleza de España como destino turístico y reconoce el trabajo de todas las administraciones públicas y, especialmente, del tejido empresarial, los operadores turísticos y los trabajadores de un sector clave para la economía española".

En una nota, la ministra destaca la apuesta del Gobierno de Pedro Sánchez por un crecimiento del sector "sostenido y sostenible, apoyado en la mejora de la competitividad y la rentabilidad, en los valores naturales y culturales diferenciales de los destinos, y en la distribución equitativa de los beneficios y las cargas del turismo". Así, para la responsable del área, "este reconocimiento internacional demuestra que vamos en la buena dirección".

SABER MÁS

Segunda potencia mundial

España se mantuvo el año pasado como segunda potencia mundial en turismo, tanto en llegadas de visitantes internacionales como en ingresos. En total atrajo a 83 millones de turistas extranjeros, el 1% más que el año anterior, que dejaron en la economía española 67.344 millones de euros, el 4 % más. Así se extrae de los últimos datos publicados por la Organización Mundial del Turismo (OMT), que sitúa a Francia en primer lugar y a Estados Unidos en tercera posición del 'ranking'.

Según el World Economic Forum (organización internacional para la cooperación público-privada), "España ha desarrollado una economía focalizada en el turismo, en la que más de la mitad de los ingresos del sector proceden de visitantes internacionales". De ahí que sea tan relevante mantener los niveles de llegadas que se venían registrando hasta ahora. Aunque, como es lógico y como ha venido defendiendo el Ejecutivo, no se puede superar récord tras récord y, por tanto, es importante focalizar los esfuerzos en mejorar la calidad de la oferta.

Atractivo y ventajas competitivas

Los "excelentes recursos" naturales y sobre todo culturales son los principales atractivos de España y suponen, según el WEF, una importante ventaja competitiva respecto a otros países. Asimismo, es un importante centro de celebración congresos internacionales y de acontecimientos deportivos, y presenta una gran fortaleza en la combinación de oferta cultural con sitios de interés patrimonial, un 'mix' que sitúa a España como el mejor país del mundo en este aspecto. En este sentido, el incremento del número de lugares de patrimonio natural reconocidos por UNESCO ha contribuido a aumentar nuestro atractivo.

El WEF también ha mencionado como factores que mantienen a España como país líder en competitividad turística las "excepcionales infraestructuras", en referencia a la alta densidad hotelera y la calidad del transporte por ferrocarril, de las carreteras y de los puertos, muy importantes estos últimos para desarrollar la industria de los cruceros. "Los numerosos visitantes internacionales pueden confiar en las buenas infraestructuras aeroportuarias, con una amplia variedad de compañías aéreas que suministran una alta conectividad", señala el informe, que destaca la "sólida ventaja relativa" que aportan a España aspectos como la preparación en TICs o la seguridad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING