Domingo, 15.09.2019 - 07:36 h
Con la fusión de Fiat y Renault sobre la mesa

El sector del automóvil frena en seco: las exportaciones caen un 5,7% hasta junio

Las importaciones también se resintieron en el primer semestre del año y los aranceles de Trump amenazan con ahondar en los problemas.

Industria del automóvil
El sector del automóvil frena en seco con la unión de Renault y Fiat sobre la mesa. / EFE

El sector del automóvil sigue cabizbajo a nivel mundial y los problemas se han comenzado a trasladar a los datos macroeconómicos nacionales desde las cifras de ventas que llevan cosechando las diferentes marcas. Todo ello en medio de la nube de dudas sobre la fusión entre Renault y Fiat, que ha aupado a las marcas en bolsa, y con la amenaza de los aranceles de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, sobre el sector aún sin resolver. Las exportaciones e importaciones relacionadas con este sector han empezado a notar un frenazo que lejos de moderarse amenaza con llevar el pedal hasta el fondo en los próximos meses. 

Así, según los datos del Informe Mensual de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las exportaciones en el sector del automóvil han sufrido una caída del 5,7% durante el primer semestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior hasta alcanzar los 23.355,6 millones de euros. La mayor caída se ha producido en los automóviles y motos, con un 7,3%, mientras que en el caso de los componentes esta se ha reducido hasta un 1,9%. 

Al mismo tiempo, los datos de venta de automóviles provisionales del mes de agosto tampoco dan un respiro al sector. Las matriculaciones de turismos y todoterrenos han caído un 37,4% en los primeros veinte días de agosto en relación al mismo período de 2018, hasta las 30.691 unidades, según avanzaba este miércoles la patronal de vendedores Ganvam. Pese a ello, hay que tomar este dato con precaución ya que el histórico mes de agosto de 2018 tuvo como motor de ventas la cercana entrada en vigor del WLTP. 

Si se segregan por comunidades autónomas, los datos de exportaciones e importaciones son aún más reveladores. Así, por ejemplo, Galicia, donde destaca la factoría de PSA en Vigo, ha visto cómo sus ventas del sector al exterior han caído en un 23,7%, quedándose en los 1.741 millones de euros. Como consecuencia de estos datos y pese al leve crecimiento de las importaciones, el saldo total del sector en esta región sigue en números rojos, con un déficit de más de mil millones. 

Tampoco se salva de este frenazo Cataluña que con la polémica planta de Nissan en Barcelona y la de Seat en Martorell a la cabeza del mercado del automóvil ha sufrido una caída del 16% hasta los 5.420 millones de euros. Las importaciones en esta región también se han visto rebajadas en un leve 0,6% durante el primer semestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior y el saldo final también ha cerrado en negativo con más de 2.100 millones. 

La vecina Aragón, con Opel Figueruelas a la cabeza del mercado del motor, ha sufrido una caída del 10,2% en las importaciones en el periodo comprendido entre enero y junio. En cambio, las ventas al exterior han mantenido el ritmo de crecimiento, lo que le ha valido para consolidar un saldo positivo. 

Otra de las grandes regiones con importantes posiciones en el sector del automóvil es Castilla y León, en la que destacan las factorías de Renault en Valladolid y Palencia. Allí los datos también son llamativos. El sector ha cerrado los primeros seis meses del año con 895,8 millones de euros en exportaciones, un 9,2% menos que en el primer semestre del ejercicio anterior. Al mismo tiempo, las importaciones se han resentido aún más con un 10,5% de caída, hasta los 2.209 millones. 

En los últimos días ha sido precisamente Renault, junto con Fiat, una de las protagonistas de los rumores de fusión en el sector. Así, los tambores en el mercado han vuelto a sonar entre la italiana y la francesa después de que el grupo italiano decidiera retirar su oferta para asociarse con la gala a comienzos de junio. El Estado francés posee un 15% del capital de Renault y la japonesa Nissan -con presencia en el mercado nacional- cuenta con una participación accionarial cruzada de la de Thierry Bolloré y las trabas a la operación se sucedieron entonces. 

Al poner sobre la mesa la posibilidad de fusión, el valor en bolsa de ambas compañías -Fiat y Renault- ha subido como la espuma. La sesión de este miércoles ha cerrado con una subida del 3,73% para la francesa hasta los 50,57 euros y del 3,33% para la italiana, hasta los 11,52 euros. 

Más allá de esta posible fusión, existe otra 'guerra' sin cerrar en el sector. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aplazó hace unas semanas hasta el próximo mes de noviembre la posibilidad de elevar al 25% los aranceles al sector del automóvil europeo. Un golpe contra el mercado que ya se ha dejado sentir en los países más dependientes, como Alemania. Bruselas ya ha respondido a esta amenaza y ha afirmado que de producirse la subida de tasas, la Comisión Europea impondrá a su vez aranceles a distintos productos estadounidenses por valor de 35.000 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios