Sábado, 07.12.2019 - 02:40 h
El BCE avaló los cambios del organigrama

Botín desea suerte a González y asegura que deja el BBVA "en buenas manos"

La presidenta del Banco Santander publicó su reconocimiento a la labor del presidente de su eterno rival en Twitter.

Ana Patricia Botín junto a Francisco González
Ana Botín ha felicitado por twitter a Francisco González en su salida del BBVA. / EFE

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, ha deseado este domingo suerte a Francisco González, que la próxima semana abandonará su puesto como presidente ejecutivo del BBVA, para pasar a ser el presidente de honor. La presidenta del eterno rival del banco en el sector financiero español ha asegurado que deja la entidad en buenas manos.

Botín se ha expresado de esta manera en su cuenta de Twitter, justo cuando termina la semana en la que el BBVA ha completado su plan de sucesión, con la marcha de Francisco González y la llegada a la presidencia de Carlos Torres Vila. De hecho, todos los cambios en el organigrama fueron decididos en el último consejo de administración del banco de este año, el pasado jueves. 

Carlos Torres Vila, hasta ahora consejero delegado, cede su puesto al turco Onur Genç, con la novedad de que reportará directamente al consejo de administración. La nueva estructura de la entidad fue interpretada por los analistas como un otorgamiento de más poder para el nuevo consejero delegado, que se va a ocupar de toda la parte relativa al negocio básico del banco a nivel global, lo que incluye el control de todas las filiales repartidas por zonas geográficas en todo el mundo.

Torres Vila contiene todos los poderes como presidente ejecutivo, pero se centrará de forma directa en todo lo que conlleva la estrategia del banco a todos los niveles, así como la estructura organizativa interna.   

Un día después del consejo, el pasado viernes, el Banco Central Europeo (BCE) autorizó esa nueva estructura aprobada por el BBVA. Según la entidad, con el visto bueno del BCE se da efectividad plena a los cambios en el organigrama aprobados por el BBVA, con los que se establece un nuevo reparto de funciones entre ambos directivos. Los cambios marcados por Torres están de acuerdo con las directrices que desde el BCE se hacen de forma genérica para todas las entidades del entorno europeo, de forma que las labores del presidente ejecutivo y del consejero delegado estén separadas y perfectamente definidas. 

Francisco González, que ha presidido el BBVA desde el año 2000, abandonará la entidad antes de cumplir 75 años, la edad máxima que estableció el banco para agotar su mandato. Durante su última etapa, todo su empeño ha estado en hacer la transformación del grupo hacia un entorno de mercado digitalizado. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING