Viernes, 13.12.2019 - 04:44 h
Tras las elecciones generales

Santander pide alcanzar acuerdos para reducir el desempleo y contener el déficit

El consejero delegado del grupo cántabro pide pactos que mejoren el atractivo de España como destino de inversión extranjera.

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. / Banco Santander

Llegó el turno de que Banco Santander valorase el resultado de las elecciones generales del pasado 28 de abril. El primer banco del país, y una de las mayores entidades de Europa, ha instado a los partidos políticos a llegar a acuerdos que propicien la inversión extranjera y faciliten el crecimiento, la reducción del paro y contengan el déficit público.

Así lo ha expresado el consejero delegado del grupo cántabro, José Antonio Álvarez, durante la presentación de los resultados correspondientes al primer trimestre del año. "A los partidos les corresponde llegar a acuerdos que hagan atractivo invertir en el país. Hay que generar confianza a los inversores y que eso lleve a una reducción del desempleo y la sostenibilidad fiscal", ha asegurado el banquero.

Una vez que Ana Botín, presidenta del grupo, pronunció un discurso con un amplio contenido político durante la última junta de accionistas del banco, su número dos ha insistido en que los objetivos del nuevo Gobierno deberían pasar por alcanzar un crecimiento sostenible e inclusivo con sostenibilidad fiscal. "Esas son las metas deseables para el Ejecutivo que se va a formar, llegar a acuerdos para alcanzar objetivos", ha reiterado.

Cargos de 600 millones por los EREs

Álvarez también ha informado de que la entidad contabilizará un impacto de 600 millones de euros al cierre del ejercicio por la reestructuración de su negocio en Reino Unido, Polonia y España, entre otros cargos, que compensará con las plusvalías de 700 millones de euros que le generará su alianza con Credit Agricole en el negocio de depositaría y custodia de fondos.

En relación al ERE por la integración del Popular, que Santander empezará a negociar el próximo lunes, Álvarez confía en alcanzar un acuerdo en un breve espacio de tiempo. "Siempre ha sido así", ha señalado el consejero delegado, que precisa que el cierre de oficinas y la salida de los empleados comenzarán una vez concluya la integración tecnológica, lo que está previsto para finales de julio.

Apuesta por México

Santander también ha reafirmado su apuesta por México tras la oferta para recomprar el capital que no controla de su filial en el país. Álvarez ha reseñado que al grupo le gusta ganar tamaño en aquellos mercados rentables y el país azteca le proporciona unos retornos del 20% sobre el capital tangible, el más alto del grupo junto con Brasil.

En el primer trimestre, marcado por un tono más débil de la economía, el 52% del beneficio lo ha obtenido en América, mientras que el 48% restante en Europa. Las ganancias han ascendido a 1.840 millones de euros, dato un 10% menor al obtenido en el mismo periodo del año anterior a consecuencia de un impacto negativo de 108 millones de euros por las reestructuraciones del grupo en Reino Unido y Polonia y por la venta de activos tóxicos.

En detalle, el grupo ha registrado pérdidas por 180 millones por la venta de una cartera de inmuebles a Cerberus, principalmente por las comisiones a futuro de los 'servicers' y de 78 millones de euros por los ajustes aplicados en Reino Unido y Polonia. Estos impactos se compensan parcialmente gracias a las plusvalías de 150 millones derivadas de la venta de su participación en Prisma Medios de Pago en Argentina. Sin extraordinarios, el beneficio disminuiría un 5%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING