Martes, 21.05.2019 - 13:22 h
Abandonó el banco a inicios de 2019

Villar Mir se ausentó de casi la mitad de los consejos de Banco Santander en 2018

El presidente y dueño del Grupo Villar Mir, que cesó como consejero del banco cántabro el 1 de enero, faltó a cinco reuniones el pasado ejercicio.

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir / EP

Juan Miguel Villar Mir, presidente y dueño del Grupo Villar Mir, se ausentó de casi la mitad de las reuniones que celebró el consejo de administración de Banco Santander en 2018. En concreto, el empresario y exministro de Hacienda, de 87 años, faltó a cinco de los doce encuentros que mantuvo el máximo órgano de gobierno del primer banco español durante el año pasado, en el que terminó cesando como consejero.

Así está reflejado en las cuentas anuales de la entidad que preside Ana Botín, que atendiendo a las recomendaciones de buen gobierno corporativo de la CNMV hace pública la asistencia de sus consejeros tanto a las reuniones del propio consejo de administración como a las de sus correspondientes comisiones: Ejecutiva, Auditoría, Nombramientos, Retribuciones, Supervisión de Riesgos, Innovación y Banca Responsable.

Eso sí, el manual del supervisor pide que las ausencias se reduzcan a casos indispensables. "Deberían evitarse las ausencias de los consejeros y, cuando estas sean inevitables, la representación debería conferirse con instrucciones precisas de voto", reza el documento de la CNMV, que recuerda que la legislación mercantil establece que los consejeros no ejecutivos, como Villar Mir, solo puedan delegar en otros con la misma condición a fin de no modificar "de facto" el equilibrio del consejo.

En promedio, cada uno de los miembros de la cúpula de Santander dedicó, aproximadamente, unas 144 horas a las reuniones del consejo, que tuvo una asistencia media del 96% durante el ejercicio 2018. Y es que la amplia mayoría de los consejeros asistió a todos los encuentros que se celebraron el año pasado. Además de Villar Mir, el único que se ausentó de una reunión fue el presidente no ejecutivo del consejo de administración de Santander Brasil, Álvaro Cardoso de Souza, que asistió a siete de los ocho encuentros que se celebraron desde que se incorporó al consejo el pasado 1 de abril.

Cobró su sueldo íntegro

A pesar de su falta de asistencia, Villar Mir, uno de los hombres más ricos de España y que figura como investigado en los casos Púnica y Lezo, mantuvo intacto su sueldo como consejero del Santander, aunque la retribución total que percibió sí que descendió considerablemente respecto a la de 2017. De hecho, ganó en Santander 108.000 euros en 2018, un 36% menos que en el ejercicio precedente, ya que durante el año pasado dejó de formar parte de la comisión de auditoría y, como es lógico, cobró menos dietas que un año antes, cuando solo se ausentó de dos de los 15 encuentros que celebró entonces la entidad.

El directivo, en cualquier caso, cesó como consejero de Banco Santander el 1 de enero de 2019 –se incorporó en 2013-. En un principio, su silla iba a estar ocupada por el que estaba llamado a ser el nuevo consejero delegado del grupo, Andrea Orcel, pero tras el frustrado fichaje la vacante la ocupará finalmente Henrique de Castro, experto tecnológico que ha desempeñado cargos de máxima responsabilidad en empresas como Yahoo! o Google y cuyo nombramiento prácticamente culmina la transición en el consejo de administración entre Ana Botín y su padre Emilio, fallecido en 2014.

Sea como fuere, el hecho de que Villar Mir haya faltado al 42% de las reuniones del consejo de Santander podría atribuirse a que desde hacía meses tenía un ‘pie fuera’ del banco, pues ‘El País’ adelantó su marcha en junio y el propio banco la confirmó el pasado mes de septiembre. Además, desde mediados de 2017 dejó de formar parte de las comisiones de Auditoría y Supervisión de Riesgos, Regulación y Cumplimiento, donde fue sustituido por Homaira Akbari y Esther Giménez-Salinas, respectivamente.

Ahora en Portada 

Comentarios