Miércoles, 18.09.2019 - 08:15 h
Resultados de 2018

Carrefour se atraganta con la compra de Dia en Francia y pierde casi 600 millones

El gigante de la distribución europeo resiste en España, su tercer mayor mercado, y aumentó sus ventas un 1,3%  el año pasado. 

Carrefour
Carrefour se atraganta con la compra de Dia en Francia y pierde casi 600 millones. / EP

Carrefour, la mayor compañía europea de distribución minorista, registró pérdidas de 561 millones en 2018, un 5,6% más que el resultado negativo de 531 millones del año anterior, como consecuencia en parte de los gastos financieros asumidos y de los costes relacionados con la disposición de 273 de las tiendas de Dia adquiridas en 2014 (solo en Francia), que se ha completado este año, según precisó el grupo francés, que ha elevado a 2.800 millones de euros su objetivo de ahorro de costes para 2020. Por su parte, en España logró mantener el tipo y mejoró sus ventas respecto al año precedente. 

En concreto, las cuentas de Carrefour reflejan un impacto negativo de 301 millones de euros relacionado con la venta o el cierre de 273 tiendas de una red integrada de 352 establecimientos de Dia que la compañía había adquirido, así como de 262 millones de euros por gastos financieros y una mejora de 182 millones como consecuencia de las condiciones más favorables de refinanciación.

Sin tener en cuenta el efecto de estos factores extraordinarios, el beneficio neto atribuible ajustado de Carrefour al cierre del ejercicio 2018 fue de 802 millones de euros, un 3,7% más que un año antes. La cifra de negocio de la compañía francesa en 2018 alcanzó los 77.917 millones de euros, un 3,1% menos que en 2017, tras registrar una caída del 3% de sus ventas netas, hasta 76.000 millones de euros, informa Ep.

En España, las ventas netas de Carrefour en 2018 alcanzaron los 8.750 millones, un 1,3% más que en 2017, confirmando al país como el tercer mercado de la compañía por facturación, solo por detrás de Francia, con 35.615 millones, y de Brasil, con 11.919 millones.

Por su parte, la deuda neta de Carrefour al cierre del ejercicio se situó en 3.785 millones de euros, un 1,1% por encima del endeudamiento registrado un año antes. "Hemos lanzado una transformación sin precedentes en 2018. Nuestros alentadores resultados nos permiten revisar al alza una serie de objetivos para 2022", declaró Alexandre Bompard, presidente y consejero delegado de Carrefour. "Para Carrefour, 2019 será un año en que profundizaremos las iniciativas del plan 2022 para servir mejor a nuestros clientes", añadió.

En este sentido, la cadena francesa ha revisado al alza su objetivo de reducción de costes para 2020, hasta 2.800 millones, frente a los 2.000 millones de euros inicialmente previstos, después de lograr un ajuste de 1.050 millones en 2018. Asimismo, la compañía prevé alcanzar en 2022 un volumen de ventas digitales de alimentos de 5.000 millones de euros, así como la disposición de activos inmobiliarios no estratégicos por importe de 500 millones de euros para 2020.

Por otro lado, Carrefour indicó que el plan de transformación para Italia, anunciado en febrero de 2019, debería suponer un recorte de plantilla de un máximo de 590 empleados a tiempo completo, alrededor del 4% de su plantilla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios