Viernes, 18.10.2019 - 00:41 h
Tras el primer dividendo digital

Calviño vigilará que Telefónica, Vodafone y Orange lleven internet a los pueblos

Inspeccionará a las tres grandes para que cumplan con que el 1 de enero de 2020 el 90% de los habitantes de localidades pequeñas tengan banda ancha.

Las telecos serán vigiladas por el Ministerio de Economia
Las telecos serán vigiladas por el Ministerio de Economía. / EFE

El Gobierno quiere que las grandes telecos sientan su aliento. El Ministerio de Economía vigilará de cerca a Telefónica, Orange y Vodafone para que cumplan con su compromiso de llevar internet de calidad a los pueblos de menos de 5.000 habitantes. El pacto, que viene de un acuerdo firmado a principios de esta década, acaba el 1 de enero de 2020. No alcanzar el objetivo podría implicar la retirada de frecuencias clave para las conexiones móviles 4G.

El origen hay que encontrarlo en 2011. El Ejecutivo liberó espectro radioeléctrico dedicado a la televisión -gracias a la mayor eficiencia de las emisiones de TDT- y lo reservó para servicios de telecomunicaciones. Las frecuencias de la banda de 800 Mhz se subastaron y las tres grandes operadoras resultaron las adjudicatarias. Pero tenía letra pequeña: debían desplegar banda ancha de 30 Mbs para el 90% de la población de localidades de menos de 5.000 habitantes. Todos accedieron a una inversión que supondría el desembolso de decenas de millones de euros, dada la importancia de esta infraestructura.

Pero todo acabó retrasándose durante años. Primero porque hasta casi mediados del año 2015 las operadoras no llegaron a tener en su haber las frecuencias. Después, las negociaciones con las tres compañías sobre las exigencias que se le ponían sobre la mesa en este plan y, por otro lado, los cambios en el Gobierno han ido retrasando la aprobación definitiva de este 'plan 800' de despliegue de banda ancha hasta el pasado mes de noviembre.

El plan en el BOE se publicó el 8 de noviembre. La base era la misma: ofrecer esa banda ancha a pulmón, sin ayudas públicas de ningún tipo. Y dada la premura y el recorte de los plazos, las exigencias técnicas para estas redes de banda ancha se redujeron de manera significativa -las telecos podrán utilizar redes móviles, que son menos costosas que el resto-. Ese plan, que fue criticado por la CNMC al entender, entre otras cosas, que puede contribuir a configurar monpolios zonales, concluye el 31 de diciembre. Y la cuenta atrás ya arrancó.

Inspecciones para el despliegue

Ahora, el Ministerio de Economía, a través de la Dirección General de Telecomunicaciones, quiere asegurarse de que las inversiones que las telecos prometieron a principios de este año -elaboraron un plan tras contratar a la consultora especializada en la implantación de redes de telecomunicaciones Aptica- se ejecutarán. No se han dado cifras concretas, pero se trataría de decenas de millones de euros.

Pero, ¿qué se juegan los grandes operadores en caso de no concluir a tiempo estas inversiones? Básicamente están en juego las frecuencias que ganaron en aquel año 2011 y que hoy son parte clave de su infraestructura para ofrecer conexiones móviles 4G a sus clientes en España. El incumplimiento "podría dar lugar a la revocación o extinción" de esa concesión, además de potenciales sanciones, tal y como queda reflejada en la orden ministerial.

Fuerte retraso... con la fibra pisando los talones

Ahora, Economía pone la lupa sobre las telecos pese al fuerte retraso acumulado y con el plan para la llegada de la fibra a esos mismos pueblos en plena ejecución. Y es que habrá un cierto solapamiento, pues Telefónica, Vodafone y Orange también tendrán la opción de acceder a las ayudas públicas del programa, con el que se pretende proporcionar acceso a banda ancha de muy alta velocidad a zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años. Este concluirá en diciembre de 2021. Sólo para este año ya se han desbloqueado 150 millones de euros procedentes, al igual que el resto, de fondos europeos, que son gestionados por el Gobierno de España.

Queda medio año para que las operadoras desplieguen por completo sus redes móviles para hacer llegar una banda ancha de calidad a estos cientos de pequeños pueblos. El departamento de Nadia Calviño ya ha puesto su lupa sobre ellos. No quieren que haya más retrasos. Los resultados se verán el 31 de diciembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios