Miércoles, 26.09.2018 - 03:23 h
A través de su app Ethical Time

Un emprendedor de 20 años reta a Zara con una aplicación de moda sostenible

El estudiante de Publicidad ultima la puesta en marcha de una plataforma para comprar ropa solo en marcas de moda sostenible.

Ignasi
El fundador de Ethical Time, Ignasi Eiriz

El sector de la moda es el segundo que más contamina en el planeta, solo superado por el petrolero, y sus precarias condiciones laborales en los países del tercer mundo quedaron expuestas con la tragedia del Rana Plaza, el edificio que se derrumbó en Bangladesh que acogía las fábricas subcontratadas de multitud de grandes marcas de moda internacionales, en el que murieron 1.127 personas que trabajaban allí en condiciones lamentables. Factores que han potenciado que de un tiempo a esta parte se haya gestado un cambio de mentalidad en la industria que apuesta por la ética, la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, en contra del modelo de producción masiva imperante.

Moda ética o 'slow fashion' -frente al 'fast fashion', moda de 'usar y tirar'-son conceptos que cada vez nos son más familiares e interesan a más consumidores, pero a la hora de la verdad, ¿cuántos compradores se decantan por tiendas que se engloban bajo este nuevo paraguas? Y los que lo hacen, ¿dónde pueden comprarla? Eso es lo que le preguntaban tanto familiares como amigos y conocidos al joven barcelonés Ignasi Eiriz, que pasó de ser un adolescente más a un experto del sector de la moda sostenible por su curiosidad acerca de los temas sociales. Una curiosidad que le han llevado a crear su propia app con 20 años recién cumplidos. Un proyecto con el que espera dar una vuelta al sector de la moda actual y ofrecer a los consumidores opciones más allá de las grandes cadenas 'low cost', capitaneadas por el universo Inditex y Zara. Y todo mientras compagina la startup con sus estudios de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Pompeu Fabra.

Porque Eiriz está a punto de lanzar Ethical Time, la primera aplicación para comprar solo moda ética y sostenible. Un proyecto que lleva varios años gestando y que verá la luz este otoño, como confirma Eiriz a este medio. Recién llegado de Bangladesh, donde ha estado visitando varias fábricas de ropa para comprobar in situ si las condiciones laborales han mejorado a raíz del Rana Plaza -lamentablemente, no mucho-, cuenta cómo lo que empezó por su propio interés puede ser una forma de cambiar el mundo, más allá de un negocio, que es en lo último que piensa cuando pone todo su tiempo y esfuerzo en Ethical Time.

Sabe de sobra que para lograr que salga adelante y funcione, es imprescindible contar con recursos, por eso el año pasado iniciaron una campaña de crowdfunding para recaudar 20.000 euros -lograron 23.000 euros y el apoyo de 600 mecenas- y ahora planean una ronda de financiación por valor de unos 400.000 euros para después del verano. Será la primera para esta startup que no quiere contar con el tipo de inversor tradicional que mete su dinero en estos negocios, "porque es una empresa social, el objetivo último no es monetizar, sino tener impacto social y medioambiental. Una aceleradora de empresas -muchas se han interesado por el proyecto- exige márgenes y cantidades a las que no queremos vernos sujetos".

Por eso, explora fórmulas alternativas de financiación, como el mencionado crowdfunding, vendiendo productos para recaudar a través de su web -incluso por 250 euros puedes cenar con Eiriz- u ofreciendo a las marcas dos tipos diferentes de patrocinio. Uno por 1.500 euros válido para todo un año con diferentes apariciones en su web, newsletter y redes sociales, y otro por 5.000 euros el primer año, el patrocinador destacado, que además de las anteriores ventajas también tendrá una distinción especial y más visibilidad.

Además, varias instituciones y entidades ya apoyan a Ethical Time, como la Universidad Pompeu Fabra -donde estudia Ignasi-, Barcelona Activa -plataforma de apoyo a emprendedores de la ciudad Condal-, la Asociación de Moda Sostenible de Barcelona y la de España o Slow Fashion Next, el mayor directorio de moda sostenible del país.

"La moda ética no es solo ropa hippy"

Ethical Time nace de la investigación que Ignasi empezó con solo 17 años a pesar de que nunca le había interesado la moda. "Realmente no sé qué hago en este sector", bromea el emprendedor, cuyas pesquisas acerca de dónde podía comprar ropa producida con parámetros sostenibles y acerca de cómo estaba montando el sistema le llevó a convertirse en una especie de experto al que todos preguntaban dónde hacerse con este tipo de ropa. "De ahí surgió la idea de la app, porque si la gente no tiene forma de comprar esta ropa, no vale de nada que esté concienciada", asegura.

Por ello, se puso manos a la obra con este proyecto, con el que pretende demostrar, además, que la ropa producida bajo unos estándares éticos no tiene porqué ser ropa hippy. "La gente tiene la idea de que la ropa sostenible es hippy, cuando no tiene nada que ver, es algo que va en el proceso de producción, no en el diseño", recalca. Así, su objetivo es crear un espacio en el que diferentes marcas sostenibles puedan llegar a los consumidores y viceversa, un punto de encuentro que permita a unos y otros obtener lo que buscan solo a través de un click. El proceso es sencillo. El usuario se descarga la app de forma gratuita e introduce la prenda o prendas que está buscando. "A continuación, puede elegir el criterio que quiere que siga esa ropa, hecha con materiales sostenibles, reciclados, que garanticen un trabajo digno...Y una vez elegidos los parámetros le aparecerán las tiendas que disponen de esos productos, primero las online y luego las físicas que estén más cercanas a su ubicación", explica.

Ethical Time
El equipo de Ethical Time

El proceso de compra se tendrá que finalizar en la web de la tienda elegida, pero el objetivo es que se pueda hacer la transacción en la propia app, indica Eiriz, una modificación que quieren llevar a cabo después de la ronda de financiación próxima. "Ethical Time quiere unir a las marcas, ser un mercado para ellas, ya que les cuesta mucho tener visibilidad", señala.

Actualmente, más de 200 marcas ya están inmersas en el proyecto, al que pueden acceder de forma gratuita también. Entre ellas está Ecoalf, la marca de moda sostenible española más famosa que es el referente del sector y crea su ropa con materiales reciclados y sostenibles, además de llevar a cabo diferentes iniciativas medioambientales. Además de ella Ethical Time ya cuenta con Organic Cotton Colour, Skunkfunk, Cleoveos, Back to eco, Art and seams, entre otras.

"Lo que queremos es que la gente tenga de una vez la opción de comprar ropa sostenible de todo tipo, porque normalmente le achacan que es muy cara y por eso no la pueden comprar, pero se equivocan. También hay camisetas producidas de forma ética que cuestan 20 euros, igual que en las grandes cadenas, pero nadie sabe dónde puede hacerlo, y eso es lo que queremos cambiar", asegura.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios