Análisis del banco

Sabadell echa un cable a las eléctricas: el fondo de pobreza no debe traer recortes

El documento del PSOE 'Propuestas de bases para una estrategia de transición energética' contempla impuestos o recortes a actividades reguladas.

Fotografía de pobreza energética
Pobreza energética / EFE

El Banco Sabadell en un análisis considera negativa para el sector eléctrico la posibilidad de que el nuevo Gobierno pretenda recaudar de las compañías 1.500 millones para un fondo contra la pobreza energética y le preocupa que pueda hacerse vía impuestos o con recortes a las actividades reguladas.

El análisis de este banco se refiere al documento del PSOE 'Propuestas de bases para una estrategia de transición energética', que hizo un grupo dirigido por la actual ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, cuando el PSOE estaba en la oposición. Sabadell señala que, según las informaciones publicadas sobre ese documento, el fondo que se pretende crear contra la pobreza se dotaría de saldos pendientes de liquidar de los costes de transición a la competencia (CTC), el instrumento que se creó en España para compensar a las empresas generadoras de electricidad a raíz de la liberalización del sector.

El banco recuerda que sin CTC que liquidar, según sus estimaciones, se introduce el riesgo de que la recaudación de esa partida se haga vía impuestos y recortes a las actividades reguladas en compañías a las que se reconocieron los CTC. Considera, no obstante, que el documento del PSOE es un "estudio interno" y que no tendría fácil llevar a cabo lo recogido en el mismo sin un apoyo mayoritario en el Congreso que no tiene.

La exposición de las compañías del sector a actividades reguladas en España es de un 95% en el caso de Red Eléctrica de España (REE), del 58% en Endesa, del 17% en Iberdrola y del 15% en Gas Natural Fenosa. En opinión del Sabadell, el impacto en la cotización debería ser proporcional a la exposición y cree que no sería viable recaudar los 1.500 millones de euros para el fondo de pobreza energética de una vez.

En el documento del PSOE se dice también que las nucleares e hidráulicas han sido sobreretribuidas entre 1.000 y 3.000 millones de euros anuales y han sido los causantes del déficit tarifario del sistema, 26.000 millones. Las compañías más expuestas a esas dos tecnologías, según el análisis, son Endesa (18%), Iberdrola (7%) y Gas Natural Fenosa (2%).

El impacto de la noticia en el mercado debería ser limitado, según el análisis, pues sobre el sector sobrevuela ahora aun riesgo mayor, la revisión de la retribución a las renovables y las redes a partir de 2020, con una pérdida de 300 puntos básicos estimada por el banco. En redes la compañía más perjudicadas serían REE y Endesa, con un impacto en el precio objetivo de la acción del 59% y del 29%, respectivamente, mientras que en renovables sería Acciona, con un impacto del 18%.

No obstante, el análisis apuesta por que la rentabilidad razonable se mantenga en el 7,5% para renovables y en el 6,5% para redes y limita el riesgo como mucho a una rebaja de 50 puntos básicos. En opinión del banco, es "muy arriesgado dibujar escenarios de recorte" a día de hoy, dado que no hay mayorías definidas, y señala que un recorte de la retribución sería respondido por las compañías más afectadas "con bruscos recortes en las inversiones", que no dejarían otra alternativa al regulador que sentarse a negociar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios