Jueves, 17.01.2019 - 18:37 h
Batalla por el operador euskaldun

Zegona choca con Kutxabank en su afán por cambiar el ADN vasco de Euskaltel

La entidad y el grupo March son los dos inversores de referencia y con los que debe entenderse el fondo británico. La entidad ha vendido más de un 1%.

Kutxabank se enfrenta el momento más crítico en Euskaltel
Kutxabank se enfrenta el momento más crítico en Euskaltel. / L.I.

La compañía británica de comunicaciones Zegona no va a tener fácil el ‘asalto’ a la operadora de origen vasco Euskaltel. Arranca la cuenta atrás de su ampliación de capital de hasta 250 millones de euros. Tras su aprobación definitiva, tendrá que afrontar sus dos principales escollos en la OPA: Kutxabank y los March, que controlan el 21% y el 11% de la compañía. Al margen de los grandes fondos internacionales, son el núcleo duro del accionariado y aliados necesarios en la operación. Y ese pacto se antoja complicado.

Después de anunciar un primer retraso, los británicos esperan presentar a finales de este mes el prospecto de la ampliación de capital para que la junta general de accionistas tenga lugar durante la última semana de este mes de diciembre. ¿La financiación? Según confirman, está asegurada a través de Barclays. Es sólo el primer paso.

Sus dos grandes escollos

La negociación soterrada en esta operación es la de dos partes que no son precisamente cercanas. Por un lado la propia Zegona, muy crítica con la gestión del actual equipo directivo de Euskaltel. Por el otro, Kutxabank, inversor principal que se agarra a su posición de dominio para evitar perder el ‘ADN vasco’ en el accionariado, tras el recorte de peso con la OPV de 2015 (cuando los directivos recibieron críticas por el 'pelotazo' que lograron con la venta de parte de las acciones).

Hay que recordar que en julio de 1995, la operadora se crea con un capital que se reparte entre el Gobierno Vasco (40% al ser el dueño de la red) y las tres cajas de ahorros del País Vasco (Kutxa, BBK y Caja Vital, entonces). El Ejecutivo vasco vendió parte de la infraestructura a la teleco en 2012 en una operación con la que inició la reducción de su posición. Pese a todo, desde el PNV aseguraban: "Kutxabank y el Gobierno Vasco van a seguir teniendo más de la mitad de las acciones y eso garantiza que el centro de decisión permanecerá en Euskadi y que Euskaltel seguirá siendo una empresa vasca".

Ahora ese “centro de decisión” está en peligro con la operación lanzada por Zegona y es justo contra lo que ha batallado Kutxabank, pese a haber reducido su posición de manera progresiva. La entidad presidida hoy por Gregorio Villalabeitia, que es el resultado de la fusión de las tres cajas, vendió algo más de un 1% en la operadora justo antes de la OPA lanzada tras el verano, con lo que su participación se queda en el 20%. Por ello ha ingresado otros 5,5 millones de euros, según explica en su memoria intermedia.

Los March también defienden esa posición a través de Corporación Financiera Alba que hoy tiene el 11%. Hoy lo valora en libros en 168 millones de euros, según su último reporte en bolsa. ¿Y el resto? Se suman Abanca, con el 4,5%, o el fondo británico Artemis, con un 3,75%, según el último reporte reflejado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Guiño de la expansión fuera del norte

Mientras la operación sigue sobre la mesa, Euskaltel ha hecho un guiño a la propia Zegona, que ha exigido durante los últimos trimestres la puesta en marcha de una expansión más allá de las comunidades del norte de España (Galicia, Asturias y País Vasco). La compañía ha aninciado este lunes su aterrizaje a Cataluña y posteriormente en Castilla y León, Cantabria y La Rioja.

“Es un paso muy importante en el proceso de expansión en el que nos encontramos inmersos en Euskaltel; tenemos un ambicioso plan de alianzas estratégicas con los principales jugadores del mercado”, aseguró el consejero delegado del grupo vasco, Francisco Arteche.

¿Quién es Zegona?

Pero, ¿quién está detrás de Zegona? Robert Samuelson y Eamonn O´Hare salieron de Virgin entre 2013 y 2014. Y en su tiempo como directivos de la operadora móvil consiguieron buenos resultados que le valieron para que el fondo de inversión Marwyn se subiera al carro para crear Zegona, un grupo inversor en el sector de las telecomunicaciones.

Al margen de Marwyn, que tiene el 25,8%, en su accionariado se encuentran el grupo inversor norteamericano Invesco (17%); Fidelity (10%); la gestora de fondos de pensiones Capital Research Global (7,8%) o Axa (6,8%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios