En Maryland, EEUU

Ferrovial se queda sin la I-495, una de las mayores licitaciones del mundo

La compañía que encabeza Del Pino se presentó en consorcio con Meridiam y John Lang para conseguir este proyecto cuyo contrato tenía un valor estimado de unos 3.000 millones de euros para la primera fase.

Efe
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial. 
EFE

Ferrovial no ha tenido suerte. La compañía española ha perdido la licitación de la construcción y posterior explotación de la I-495 en Maryland, Estados Unidos, tal y como confirman a La Información fuentes conocedoras. Esta obra es una de las mayores que estaban pendientes de adjudicar en el mundo con un contrato por valor de unos 3.000 millones de euros. Finalmente, el desarrollo de la autopista ha sido adjudicado a Accelerate Maryland Partners LLC, un consorcio que incluye a Transurban USA y a Macquarie Infrastructure Developments.

El grupo constructor español participaba en consorcio con el fondo galo Meridiam, como ya habían hecho en otras ocasiones para concesiones similares en el país norteamericano. En concreto, el grupo que capitanea Rafael del Pino participaba en la licitación a través de Ferrovial Agroman US -ahora bajo la denominación de Ferrovial Construcción- y Cintra.

Ferrovial consiguió gracias a la asociación con Meridiam y otras compañías como John Lang, también presente en la ahora fallida operación en EEUU, importantes contratos en el país norteamericano, como son la I-66, en Virginia, o la NTE 35W, en Texas. Y es que el país que ahora encabeza Joe Biden es uno de los centros clave del negocio de la compañía española y el eje de su plan estratégico hasta 2024. 

La constructora de Del Pino tuvo que verse las caras en la final del proceso para la creación y posterior gestión de esta autopista con, además de los vencedores, otro consorcio formado por la italiana Itinera, Halmar International, Atkins North America y Gannett Fleming, que también se quedó a las puertas del milmillonario contrato que ahora se han llevado Transurban y Macquarie. 

El proyecto

El proyecto de construcción de la I-495 por el que pujaba Ferrovial es la primera fase del plan de carreteras que ha diseñado el estado de Maryland. El conjunto del proyecto está valorado, según las cifras de la Autoridad de Transportes del estado, en unos 11.000 millones de dólares, es decir, unos 9.000 millones de euros. El objetivo de esta obra es ampliar las vías existentes para descongestionar el tráfico, mejorando las conexiones con Virginia.

La primera fase que construirán y gestionarán Transurban y Macquarie servirá para reemplazar el puente 'American Legion' y añadir a la vía actual cuatro nuevos carriles de peaje. De esta forma, la autopista contará con los carriles existentes, que continuarán siendo gratuitos, y los nuevos, que se financiarán con fondos privados y permitirían a los conductores pagar peajes de diferentes cantidades para evitar la congestión. El contrato de esta parte está valorado en unos 3.000 millones. 

De forma adicional, fuentes cercanas a la compañía española recuerdan que la licitación que ahora se ha quedado el consorcio que encabeza la australiana Macquarie es solo para la primera fase de este proyecto. No obstante, una vez que se ponga en marcha la segunda -valorada en otros 3.000 millones de euros- "será muy difícil conseguirla", pues se trata de proyectos que habitualmente van conectados. 

Mostrar comentarios