Jueves, 23.05.2019 - 09:44 h
Supertienda en el centro de París

H&M copia la estrategia de Inditex: más 'flagships' para recuperar tirón de ventas

El grupo sueco sigue el planteamiento del gigante gallego y abre este jueves su tienda más grande en Europa, en plena arteria comercial parisina.

Imagen de la nueva tienda de H&M en París.
La nueva tienda de H&M en París alcanza los 5.000 metros cuadrados de superficie comercial.

H&M está a punto de abrir su tienda más grande de Europa. Alrededor de 5.000 metros cuadrados en pleno corazón comercial parisino: en la esquina de la 'rue' la Fayette y el bulevar Hausmann. Un local que estará a sólo unos metros de los grandes almacenes franceses con más tradición, las Galerías Lafayette y, también, de una de las tiendas parisinas de Zara.

No es casualidad. Esta reapertura de H&M (a lo grande, porque amplía tamaño) supone que la compañía escandinava siga la estela de Inditex en lo que a su estrategia comercial se refiere: locales cada vez más grandes, donde las compañías consiguen más ventas por metro cuadrado, capacidad para vender más colecciones y, también, establecimientos considerados un polo de creación de imagen de marca y atracción de turismo de compras.

La idea de apostar por este tipo de tiendas, en los principales ejes comerciales, ha sido una de las claves de la estrategia de Pablo Isla al frente de Inditex durante los últimos ejercicios. En España, por ejemplo, lo ha hecho con casi todas sus cadenas pero, sobre todo, con Zara. Un paso que conlleva perder tiendas, porque echa al cierre a las pequeñas. La última ha sido la apertura del 'megaZara' en la Gran Vía de Bilbao, pero es lo mismo que ha hecho en otros puntos como Barcelona o Madrid. En esta última ciudad, su establecimiento de Nuevos Ministerios cuenta con casi los mismos metros cuadrados de almacén que de espacio comercial.

El mix de Inditex

"Nuestro modelo de negocio combina la tienda física y la digital de un modo integral y estamos listos para las oportunidades que esto brinda a nuestros clientes actuales y potenciales", explicó Isla hace un mes al valorar la reforma del 'flagship' de Zara en Stratford, en Londres.

El principal cambio es que los locales del grupo gallego también van a operar como almacenes para las compras online de Zara, lo que reducirá la dependencia de los centros de distribución y permite entregas al cliente más rápidas. Sin incrementar el coste porque, según explicó Isla en la última conferencia de resultados con analistas, son los propios empleados de la tienda los que empaquetan los pedidos para los envíos online. "Sólo necesitan una mesa y una silla" para empaquetar el pedido, argumentó Isla al negar un aumento de costes.

Con esta estrategia, Inditex ha cambiado el paso en cuanto a aperturas. El pasado año, abrió 524 establecimientos y cerró 341. Un aumento de sólo 183 locales. De hecho, en los últimos trimestres ha abierto más tiendas de las que ha cerrado. Y, a pesar de ello, crecen sus ventas y sus márgenes. Al cierre del primer trimestre, su margen sobre ventas era del 58,9% (ingresó 5.654 millones de euros), cuando un año antes era el 58,2%.

H&M cambia el paso

Hasta ahora, la tienda más grande de H&M estaba en Holanda, en la ciudad de Rotterdam. Al otro lado del Atlántico, aún tiene otro local de mayor tamaño en plena Quinta Avenida de Nueva York, que supera ligeramente los 5.000 metros cuadrados del H&M parisino. En este caso, no sólo se trata de contar con un espacio comercial cada vez más grande, sino que la también dueña de marcas como Cos, & Other Stories y Arket va a probar con nuevos nichos de mercado.

La supertienda parisina contará con un espacio comercial para H&M Home, la división del grupo especializada en artículos para el hogar y la decoración (similar a Zara Home). Pero la gran novedad es un espacio denominado 'Take Care' donde la cadena sueca reparará prendas de los clientes y venderá productos para prolongar la vida de los artículos. Un espacio que, hasta el momento, sólo tenía en un establecimiento en la ciudad alemana Hamburgo.

H&M trata así de acelerar el paso después de cerrar el primer trimestre de su ejercicio con el beneficio más bajo en 16 años, que achacó a los vaivenes de temperaturas. Ganó 1.200 millones de coronas (el equivalente a 116 millones de euros) un 62% menos que un año antes. El próximo 28 de junio, la compañía sueca desvelará sus resultados de la primera mitad del año, en los que asumirá si ha logrado virar el rumbo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios