Domingo, 22.09.2019 - 14:24 h
Inditex, la que tiene más caja

La gran hipoteca del Ibex 35: la deuda de sus empresas ronda los 160.000 millones

La radiografía del selectivo es bien distinta a la de hace años: las constructoras han dejado paso a las compañías del sector energético. 

Fotografía Galán, Iberdrola
Iberdrola es la segunda compañía más endeuda y la cuantía va a más / EFE

El Ibex 35 está hipotecado. Las empresas de mayor tamaño de nuestro país han crecido de manera orgánica (gracias a sus propios recursos) pero también lo han hecho de forma inorgánica, vía adquisiciones de compañías más pequeñas. Un crecimiento, este último, que ha provocado que algunas de ellas hayan disparado su deuda neta en los últimos años hasta niveles que obligan a ponerse a dieta y 'adelgazar' dichas cuantías. 

La deuda neta del Ibex 35 ha alcanzado unos niveles significativos y ronda la barrera de los 160.000 millones al situarse, a cierre del primer semestre, según los resultados de las compañías presentados durante el primer semestre. Gran parte de la culpa de este montante tan elevado es de Telefónica, que debe 43.593 millones, es decir, prácticamente 30 de cada 100 euros del endeudamiento del gran selectivo español. Y todo ello a pesar de que la 'teleco' presidida por José María Álvarez-Pallete ha logrado reducirla en un 10% en el último curso. 

El mayor saneamiento lo han llevado a cabo las constructoras en nuestro país, un sector que antiguamente se había caracterizado por deber importantes sumas a los bancos. Por citar un ejemplo, ACS contaba con más de 9.300 millones de euros de deuda a cierre de 2011 y en la actualidad ese montante es de 58 millones tras recortarlo un 96,5% en el último año. El fuerte 'tijeretazo', de todos modos, no lo ha hecho con magia sino con la venta de Urbaser y de otros activos y participaciones.  

Si las constructoras han protagonizado la cara, las eléctricas son la cruz. Iberdrola es la segunda compañía del Ibex 35 con la deuda neta más grande, al alcanzar los 34.064 millones, un 3,6% más que el año anterior. La empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán ha engordado el montante tras integrar Neoenergia y realizar diversas inversiones durante su ejercicio. Además, Gas Natural (ahora Naturgy) también está en el 'top 5' al tener un endeudamiento que supera los 12.362 millones de euros, dato un 21,8% inferior al de 2017. 

Repsol es otra de las empresas que más acusa los excesos cometidos en el pasado. Concretamente, de mayo de 2015, fecha en la que realizaba la adquisición de Talisman por 10.400 millones de euros, la mayor compra por aquel entonces de una compañía española en cinco años. Tras dicha operación, y a pesar de realizar un esfuerzo significativo en los últimos años, su deuda asciende a 6.267 millones tras recortarla solo durante el curso pasado un 23%. El importe, de todos modos, se ha reducido en un 64% durante el primer semestre de este año, hasta los 2.706 millones, tras lograr una inyección de 3.816 millones con la venta del 20% que poseía en Gas Natural. 

Aena, la gestora de los aeropuertos de nuestro país, ha engordado levemente su deuda tras el adelgazamiento de los últimos años, aunque todavía el importe se sitúa en los 7.441 millones de euros. El montante no parece elevado a tenor de algunas previsiones de bancos de inversión, como es el caso de Bankinter, que en un análisis reciente demandaba a la cotizada semi-pública que no redujera deuda y sí realizara compras para crecer más y no destruir valor.

Si ACS era la compañía que más había 'adelgazado' su deuda, en el lado opuesto se sitúa Viscofan. La empresa que fabrica y comercializa envolturas para productos cárnicos ha multiplicado más de cuatro veces su deuda en 2017 y alcanza los 41,1 millones de euros. Este fuerte incremento tiene un motivo: en noviembre de dicho año adquiría el grupo Supralon Internacional. La corporación dedicada a la elaboración de envolturas plásticas cuenta con fábricas de producción en Alemania y distribución comercial en los mercados europeos, por la que la española desembolsaba un montante de 12 millones.  Además, solo durante el primer semestre de este año su deuda neta se ha elevado hasta los 70 millones de euros. 

Pocas empresas sin endeudamiento

En el lado opuesto a estas compañías se sitúan aquellas que tienen caja, es decir, gozan de tesorería para poder hacer frente a desembolsos inesperados sin necesidad de endeudarse. El mejor ejemplo es Inditex al tener 6.387 millones de euros en su 'caja fuerte' y la cuantía va a más. La empresa fundada por Amancio Ortega lograba elevar dicho montante en un 4,9% durante 2017. 

La cuantía de la caja de Inditex es probable que no le diga nada a bote pronto. Pero el gigante de la distribución minorista podría con dicho importe hacerse con todo el capital de una de las 13 compañías del Ibex 35 que tienen menor tamaño e incluso varias de golpe. Exactamente, le alcanzaría para hacerse con Dia, Técnicas Reunidas, e Indra o Mediaset. Casi nada. 

Inditex, de todos modos, no es la única cotizada del Ibex 35 que puede sacar pecho. Técnicas Reunidas y Mediaset son las otras dos empresas del selectivo con cero deudas. De hecho, el grupo de comunicación contaría con 80,1 millones para imprevistos financieros mientras que Técnicas Reunidas tiene una caja neta de 225 millones de euros, un montante que se había reducido a la mitad durante 2017 y levemente en el primer semestre del año. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios