Martes, 31.03.2020 - 03:07 h
Empieza un nuevo ciclo

Dos españoles para pilotar IAG e Iberia frente a las turbulencias del Brexit

La promoción de Gallego abre la presidencia de la aerolínea española, para la que se maneja el nombre de Javier Sánchez-Prieto, ahora en Vueling.

Luis Gallego
Dos españoles para capitanear IAG e Iberia frente a Bruselas y contra el Brexit. / EFE

Adiós a Willie Walsh. El CEO de IAG, la matriz empresarial de compañías como Iberia, British Airways, Aer Lingus, Vueling y Level, ha anunciado que dejará la firma el próximo mes de marzo. Su puesto lo ocupará a partir de entonces el hasta ahora consejero delegado de Iberia, el español Luis Gallego. Este movimiento no es casualidad. A sus destacados logros al frente de la tradicional compañía de bandera española, se suma la importancia "estratégica" que tiene en este caso la nacionalidad del ejecutivo, señalan fuentes del sector, en relación con la situación de la compañía frente al Brexit. Pero más allá de esto se abre un nuevo melón: ¿Quién sucederá a Gallego en el cargo?

La duda parece resuelta para los profesionales del sector aeronáutico. "Será un español", dicen fuentes conocedoras. Las quinielas apuntan a un hombre, Javier Sánchez-Prieto, actual CEO de Vueling, en el cargo desde abril de 2016, pero parece que aún no hay nada decidido. La razón está clara para las fuentes consultadas. Se trata de un gesto de cara a Bruselas para demostrar la españolidad de Iberia, necesaria para mantener la licencia de vuelo tras el Brexit. 

Cabe recordar que la legislación europea exige que, al menos, una parte mayoritaria del capital de la compañía esté en manos de particulares o empresas radicadas en cualquiera de los países de la unión. Una vez que se lleve a cabo el divorcio entre Reino Unido y la UE, IAG no cumplirá este requisito por lo que se enfrentaría a esta circunstancia. Desde la compañía siempre han señalado que cumplen con la normativa, misma versión que se ha dado en varias ocasiones desde el Ministerio de Fomento. En cambio, en Bruselas no lo tienen tan claro. 

El gesto de poner a dos españoles al frente de IAG y de Iberia es un intento más para lavar la cara de la compañía frente al Consejo Europeo, como el que ya hicieron asegurando que El Corte Inglés mantenía el control  de la compañía a través de Garanair. Un argumento que fue desmontado por la propia empresa de grandes almacenes cuando El Corte Inglés desmintió que el grupo presidido por Marta Álvarez tuviera el dominio en la gestión de Iberia. 

La necesidad de una figura española al frente del conglomerado tras la jubilación de Willie Walsh estaba clara. Pero, ¿por qué Luis Gallego y no Álex Cruz, el CEO de British Airways? Los problemas que ha tenido que enfrentar en los últimos meses la aerolínea británica -desde las huelgas de sus pilotos hasta las filtraciones de datos que dieron como resultado una millonaria multa- han hecho descartar al ejecutivo español. 

En el lado contrario se encuentra Luis Gallego. El encargado de fundar Iberia Express como filial de Iberia puede ahora presumir de una compañía 'low cost' que se ha convertido en un verdadero líder sectorial. De ahí Gallego dio el salto a Iberia como CEO, puesto que ocupa desde enero de 2014. La buena marcha de la compañía -con más de 22,4 millones de pasajeros transportados en 2019, un 7,2% más que en 2018- ha aupado ahora al ejecutivo a la presidencia del conglomerado surgido tras la fusión con British, señalan las fuentes consultadas. En cambio, no será un camino de rosas. 

A los problemas del Brexit, se suma la necesidad de finalizar la operación de adquisición de Air Europa, anunciada hace apenas unos meses y que está pendiente de autorización por parte de las autoridades de competencia europeas. Según los plazos que están sobre la mesa, esta deberá estar completada para el segundo semestre de este ejercicio. En caso de no llevarse a cabo por la operación, el contrato acuerda pagar una indemnización de 40 millones de euros a la familia Hidalgo.

El adiós de Walsh se suma al de Tim Clark (Emirates)

La salida de Walsh de IAG se producirá en marzo de este ejercicio. Pero no será el único adiós de un primer ejecutivo de una gran aerolínea que se lleve a cabo en los próximos meses. Hace apenas unas semanas que se conocía que Tim Clark, CEO de Emirates, dejaría su puesto tras treinta años al frente de la firma. El CEO de la aerolínea del jeque catarí Ahmed bin Saeed Al Maktoum fue también uno de sus fundadores en 1985.

En sus 30 años en la compañía, ha sido el responsable de haber llevado a la firma a ser el referente internacional que hoy es y lo hizo a través de dos estrategias: convertir a Dubai en un 'hub' principal a nivel mundial y llevar a cabo la compra de la flota de Airbus 380 con la que cuenta ahora. Así, en apenas unos meses dos de las grandes estrellas del sector se apagarán, si bien Clark seguirá como asesor para la firma árabe. El mundo de la aviación comercial dará un giro completo con la salida de ambos como preludio de una nueva y más compleja etapa empresarial en este mercado global.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING