Martes, 16.10.2018 - 10:52 h
En la zona de empleados

Ikea rinde culto a su CEO: coloca plasmas en sus tiendas para retransmitir la visita

El máximo representante global de la compañía ha estado en la tienda de Goya presentando los resultados económicos de la multinacional. 

Tienda Ikea Goya
Tienda de Ikea en la calle Goya de Madrid, en la que se ha celebrado el evento. / José González

Ikea, la multinacional sueca del mueble barato, esconde un secreto que se desvela al cruzar la puerta de empleados de cualquier tienda de la compañía (al menos en España): el culto a la marca. El máximo -y más reciente- exponente de este hecho que constatan sus empleados es la presentación de resultados que se produjo este mismo miércoles en la recién estrenada tienda de Goya, en el centro de Madrid.

Parafernalia, sillones y ‘minicasas’ para enmarcar a los dos máximos representantes de la compañía a nivel mundial y en España: Jesper Brodin, CEO global de la marca, y Petra Axdorff, recién nombrada CEO de España y Portugal. Entre clientes y con gran expectación, los representantes de la compañía sueca celebraron un gran acto en el que no faltaba de nada. Por haber, había hasta cámaras de televisión que sorprendieron a todos por no pertenecer ningún medio en concreto. 

La elección de España como sede para presentar los resultados de la marca ha sido muy relevante para la filial española de la multinacional. Tanto es así, que desde los servicios centrales ordenaron la colocación de pantallas de televisión en las cantinas -lugares que los empleados utilizan para sus descansos-, tal y como ha podido saber La Información. Y aquí está el secreto de las cámaras de televisión.

Pero esta no es el primera vez que IKEA plantea en España un ejemplo de 'culto' a la marca o a alguno de sus representantes. Con el fallecimiento de Igvar Kamprad, fundador de la firma, en enero de este mismo año, las tiendas también colocaron "una especie de altar con una fotografía" con el fin de recordar al sueco, comenta una trabajadora de la casa. 

Las cámaras de (su propia) televisión tampoco parecen ser novedad en las zonas de trabajadores de la multinacional. Hace unos años, la entidad sueca llevó a cabo su propio 'Masterchef' denominado 'Ikeachef' en el que diferentes empleados de la compañía competían entre sí para conseguir convertirse en el mejor cocinero de la firma de muebles. Otro gran decorado para crear sentimiento de pertenencia entre sus empleados españoles.

Más allá de las camisas o polos amarillos, del laberinto infinito de las tiendas de la marca o de los productos para todos los bolsillos que se repiten hasta la extenuación, esta firma rinde culto a su propia marca que intenta inculcar a sus empleados a través de ejemplos como estos. 

Los números ya son otra cosa. En el último ejercicio, el gigante del mueble elevó sus ingresos en el mercado español un 2,1% durante el ejercicio que concluyó el pasado 31 de agosto. Un año en el que Ikea España ingresó 1.497 millones de euros y se alejó del repunte de ventas del 5,8% que lograba un año antes.

La compañía ha optado por tratar de consolidar su negocio 'online' y sus tiendas en el centro de las ciudades. Tanto es así que ya planea la apertura de una nueva tienda de cocinas en Madrid que seguirá a la de salones y dormitorios que ya existen en Goya y Serrano. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios