No pueden pagar el alquiler en 14 regiones

¿Pensando en comprar una vivienda? Si es mujer tardará un año más en pagarla

Además, ellas obtienen un 16% menos de financiación hipotecaria que un hombre, lo que se traduce en un presupuesto de 31.000 euros menos. 

Brecha salarial en vivienda
Brecha salarial en vivienda

Las mujeres cobran una media de 5.941 euros anuales menos que los hombres, según el INE. Entre los numerosos condicionantes que esta brecha salarial implica se encuentra la mayor dificultad de las féminas a la hora de acceder al mercado de la vivienda. Así, ellas deben realizar un esfuerzo mayor tanto si alquilan (46,08% de sus ingresos frente al 35,55% de los de ellos) como si compran (33,12% frente a 25,55%), según pisos.com. Además, esta desigualdad hace que las mujeres tarden más tiempo en pagar el precio de una vivienda en venta: necesitan el salario íntegro de 5,6 años frente a los 4,4 años de los hombres.

A pesar de que, según la Asociación Europea de Asesores Financieros (EFPA), la tercera preocupación financiera las mujeres es la de comprar una vivienda, ellas obtienen un 16% menos de financiación hipotecaria y el 62% cuenta con menos del 20% para entregar como entrada, mientras que solo el 51% de los hombres se encuentra en estas circunstancias. Todo ello, reduce, en consecuencia, el presupuesto destinado a adquirir un inmueble: unos 170.000 euros de media para las féminas frente a los 201.000 euros de promedio para los hombres. Curiosamente, el 65% de las visitas para la compra de pisos en España las realizan mujeres junto a un agente inmobiliario, según donpiso.

Según el III Estudio “La demanda de vivienda en España. Análisis de la capacidad financiera” de Casaktua, el precio del mercado inmobiliario- que aumentó en 2017 un 7,6% en 2017, según los Registradores- es el principal impedimento para encontrar una vivienda para el 48% de las mujeres. Un problema que, sin embargo, solo afecta al 38% de los hombres. No es la única dificultad: cumplir la recomendación del Banco de España de destinar un máximo del 35% del salario mensual a la vivienda es imposible para las inquilinas de 14 regiones y las propietarias de seis.

De esta forma, la cuota media hipotecaria para los españoles se sitúa en 553,37. Con un salario medio de 1.670,97 euros para las mujeres, seis comunidades son prohibitivas para que ellas compren una casas, especialmente Baleares, donde deben destinar más de la mitad de su sueldo al pago de la hipoteca (52,08%), un total de 1.018 de los 1.956 euros netos que ingresan mensualmente, en esa comunidad. Le siguen País Vasco, Cantabria, Madrid, Cataluña y La Rioja. Los hombres solo tienen apuros en Baleares.

Peor en el caso del alquiler

En cuanto al alquiler, con una renta media de 770 euros, la situación se complica todavía más, siendo la comunidad donde las mujeres lo tienen más complicado es Madrid, donde el pago de la renta acapara el 66,21% de sus ingresos, es decir, 1.291 de los 1.956 euros netos que ingresan mensualmente; y únicamente en Extremadura, Castilla-La Mancha y Galicia las mujeres pueden alquilar con holgura. Las catorce comunidades restantes se encuentran por encima de esa cifra y seis incluso superan la media española del 46,08%. Por el contrario los hombres, sin embargo, con un salario medio de 2.106 euros, solo son incapaces de cumplir la recomendación de gasto del Banco de España en seis regiones: Madrid, Baleares, País Vasco, Comunidad Valenciana, Canarias y Cataluña.

Por otro lado, según Casaktua, el perfil del comprador español es una persona casada, de entre 35 y 49 años y, en general, el inmueble tipo que busca es un piso (49%), seguido de los chalets (20%) y la casa adosada, con un 10%. Ahí entra de nuevo la diferencia entre hombres y mujeres. Mientras ellos se descantan por pisos en el centro de la ciudad, ellas, cuya decisión está más centrada en las necesidades familiares, optan por casas independientes con zonas verdes. Además, en cuanto a los imprescindibles de los hombres son el gimnasio (81,66%) y la piscina (72,78%), mientras para las mujeres son la luz natural (65,36%) y el ascensor (63,69%).

Tal y como explica el director de estudios de pisos.com, Ferran Font, "el aumento de la brecha salarial y la extrema atomización del mercado en cuestión de precios dificulta enormemente el acceso de la mujer al mercado de la vivienda". "La diferencia respecto a los hombres es notable, más aún si se opta por el régimen de alquiler, aunque no se debe perder de vista que conseguir el ahorro previo que exige la compra de una vivienda también es más difícil para ellas", concluye.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios