Viernes, 06.12.2019 - 00:18 h
Los detalles de sus planes

SNCF llega con una decena de trenes y se plantea ganar peso para apretar a Renfe

La compañía francesa adjudicataria del paquete 'C' para la liberalización del mercado de viajeros no cierra la puerta a encontrar un socio. 

SNCF
SNCF llega con una decena de trenes y ya mira al 30% anual para encarar a Renfe. / EFE

SNCF, la denominada Renfe francesa, se ha alzado con la victoria en el paquete 'C' de cara a la liberalización ferroviaria. El más pequeño de los conjuntos de surcos que Adif había sacado a la puja fue preadjudicado este mismo miércoles en una reunión extraordinaria del Consejo de Administración de la gestora pública de infraestructuras ferroviarias a la firma estatal francesa. Su plan de negocio contempla, tal y como ha podido saber La Información, el desembarco en las vías españolas el mismo día 14 de diciembre con una flota de alrededor de una decena de trenes. 

La compañía francesa presentó una oferta por el 100% del paquete más pequeño lo que le permitió vencer con solvencia a sus rivales en la puja. Este último bloque también estuvo cortejado por Eco-rail, que garantizó la cobertura de un 89% de operaciones, y por Talgo junto a su principal accionista Trilantic y Globalia, que se quedó en un cercano pero insuficiente 86%. Las intenciones de la vencedora pasan por llevar a cabo un desembarco ligero pero cubriendo la totalidad del paquete adjudicado, ya que de lo contrario incurrirían en incumplimientos. 

Una vez que se produzca este desembarco "podrían adaptarse a las necesidades del mercado" a medida que se vayan viendo los puntos más fuertes y más débiles de las vías nacionales, confirman fuentes conocedoras de los planes de la compañía. Rielsfera, la filial española de SNCF, llegará así a España con el modelo de negocio 'low cost' que ya opera en Francia bajo la marca OuiGo. Pero para el comienzo de las operaciones no será una novedad en España. Renfe también prepara ya sus trenes 'low cost' que comenzarán a operar en el mes de abril, para el comienzo de la Semana Santa. 

Los convoyes con los que entrarán en el mercado nacional los franceses son los Alstom Dúplex que ya se utilizan en la actualidad para el recorrido que opera de forma conjunta con Renfe y que comunica Madrid con París a través de Elipsos. Pero el gigante francés ha conseguido atraer a 17 millones de pasajeros al transporte ferroviario gracias al modelo 'low cost' que ahora implantará en España. Este se basa en ofrecer a los potenciales clientes un producto más sencillo, lo que abarata su coste y, como consecuencia, reduce el precio final de los clientes. 

Pero la llegada de SNCF con una decena de trenes con capacidad para unos 600 pasajeros cada uno de ellos -alrededor de 500 en la versión tradicional- es solo el principio de los planes de la compañía francesa en nuestro país. Una vez que comiencen las operaciones la compañía estará en disposición de valorar el aumento de su posición en nuestro país, señalan fuentes conocedoras a este medio, lo que le permitiría competir más de cerca contra el incumbente, Renfe

Cabe recordar que la compañía pública que dirige Isaías Táboas será la única competencia de SNCF hasta 2022 si, tal y como recoge el plan de negocio de Ilsa, adjudicataria del paquete 'B', se cumplen los plazos de entrada en operación de los trenes de sus socios, la pública Trenitalia, Frecciarossa 1000. Una vez que haya comenzado a caminar el mercado, SNCF podrá solicitar aumentar el número de surcos -trayectos- gracias al 30% de la capacidad de red que no se ha adjudicado aún. 

La normativa europea sobre el cuarto paquete ferroviario que se tiene que trasponer en España antes de finales del año que viene solo permite adjudicar un 70% del total de los tráficos posibles de la red a través de acuerdos marco, es decir, con adjudicaciones de larga duración. Al 30% restante, que cuenta con surcos de todas las líneas principales de AVE y no tiene dueño a través de los tres paquetes principales, se asignarán año a año a la compañía que lo solicite. 

Otros corredores

Los planes de SNCF pasarían por estudiar la ampliación de su presencia en nuestro país a costa de este tipo de trayectos que pueden servir para reforzar servicios en momentos o rutas clave. La compañía también contempla la entrada en operación, a futuro, de otros corredores más allá de los que ahora ha conseguido -las rutas entre Madrid y Barcelona, Sevilla y Valencia-. Así, habrían puesto la mirada sobre algunas de las líneas del norte como la que comunicará, una vez se termine, con Galicia o Asturias.

Más allá de las rutas en operación que pueda tener la compañía, aún hay otro tema abierto para ellos: la posible llegada de un nuevo socio. Según confirman fuentes del sector ferroviario a este medio, SNCF no abría cerrado la puerta a la llegada de otra compañía para compartir su accionariado pese a que las conversaciones que se mantuvieron antes de la adjudicación no llegaron a fructificar. Ahora, con una situación dominante al haber sido concesionario de estos derechos de uso de las vías, queda por ver si finalmente se cierra esta posibilidad. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING