Viernes, 06.12.2019 - 01:32 h
Salvedad en el acta de la resolución

Adif condiciona la licencia a Ilsa en el AVE al no haber firmado aún el Estado italiano

El administrador ferroviario señala que el proyecto quedaría 'gravemente comprometido' y abre la puerta a que el 'paquete B' sea asignado a Eco-rail.

Trenitalia presenta en nuevo tren de alta velocidad fabricado por Bombardier
Adif condiciona la adjudicación a ILSA al no haber firmado el Estado italiano. / Trenitalia

La preadjudicación del AVE se anunciaba ayer a bombo y platillo por parte de Adif, gestora de las infraestructuras ferroviarias e impulsora de la puja. Los ganadores, Ilsa -propiedad de los dueños de Air Nostrum- en el paquete 'B' y SNCF en el 'C', celebraban la noticia. En cambio, el acta de la reunión del Consejo de Administración de la compañía que preside Isabel Pardo de Vera a la que ha tenido acceso La Información, guarda una cláusula que podría dar al traste con las intenciones de la compañía de Carlos Bertomeu. 

Intermodalidad de Levante SA (ILSA) no habría formalizado aún la compraventa de las acciones a Trenitalia, la compañía pública del país alpino y propiedad de Ferrovie dello Stato. Por ello, Adif incluye una salvedad en la resolución del paquete 'B', el adjudicado a Ilsa, en la que se atañe directamente a la obligación de cerrar el acuerdo societario en las mismas condiciones en las que se especifica en el plan de negocio presentado en el proceso competitivo de adjudicación. 

En concreto, el acta al que ha tenido acceso este medio reza: "En cuanto al plan económico-financiero de Ilsa, se hace constar que el mismo se sujeta necesariamente a la participación final de Trenitalia en el accionariado del candidato, en los términos y porcentajes expuestos en la oferta presentada". La propia compañía de Carlos Bertomeu anunció que el consorcio estaba formado en un 55% por su propio capital y un 45% para la compañía pública italiana. 

La referida documentación continúa diciendo que "si finalmente no fuera efectiva dicha participación, el plan económico-financiero quedaría gravemente comprometido hasta el punto de no considerar coherente el plan de negocio". Esta reserva de la que ha dejado constancia Adif, tanto en la documentación interna como en la que ha remitido a los operadores que han presentado capacidad de red, puede hacer tambalearse las intenciones de la compañía valenciana. 

El acta insiste más adelante que "esta asignación (en relación a Ilsa) queda condicionada a la participación final de Trenitalia en el accionariado de Ilsa en los términos y porcentaje expuesto en la oferta presentada". La certificación del acta enviada a los diferentes candidatos que se presentaron al proceso de liberalización establece que todos los planes de negocio son válidos y, a partir de esta consideración general, el consejo de administración de Adif establece las adjudicaciones de acuerdo con las propuestas presentadas, teniendo en cuenta tres variables: los servicios diarios, los servicios de fin de semana y la fecha de inicio de operaciones. 

Cabe recordar que Ilsa ya tiene historial de asociaciones fallidas. Es el caso de la unión con Acciona, anunciada y oficializada a través de la petición de autorización a la CNMC por parte de la constructora para tomar un porcentaje mayoritario de la compañía. Competencia autorizó este trámite al considerar que "aumentará" la futura competencia al "reforzar del capital" del primer operador privado. Pero tras anuncios y comparecencias en público y privado, Acciona decidió abandonar el proyecto. Tal y como ha podido saber La Información, la compañía de José Manuel Entrecanales nunca llegó a formalizar la compra de la participación de Ilsa, por lo que cobra sentido la salvaguarda que ahora incluye Adif en la documentación remitida a los operadores. 

Eco-rail, segunda en el paquete 'B'

En caso de que finalmente, por cualquier razón, los porcentajes reflejados en el plan de negocio que presentó Ilsa ante Adif no se respeten, la compañía pública estaría en disposición de retirar la preadjudicación otorgada este mismo miércoles al grupo de Carlos Bertomeu. Según la información a la que ha tenido acceso este medio, el siguiente en puntuación para quedarse con este paquete sería Eco-rail. 

La compañía andaluza habría presentado una oferta por el 65% de este conjunto de surcos, mientras que la propia Ilsa lo habría hecho por el 70%. Por detrás se quedarían SNCF, con un 54%, y Talgo junto con Trilantic y Globalia, con un 43%. De esta forma, la firma de los López Magdaleno podría quedarse con el paquete más jugoso para plantarle cara a Renfe. 

El paquete 'A', el mayor, fue adjudicado, tal y como estaba previsto a Renfe, que comprometió un 86% del total de la concesión calculada  durante un periodo de diez años, mientras que Globalvia en asociación con Moventia pujó por un 6% de este primer paquete. El paquete 'C' fue adjudicado a la pública gala SNCF al solicitar la totalidad de los surcos disponibles en este 'pack'. Este último bloque también estuvo cortejado por la propia Eco-rail, que garantizó la cobertura de un 89% de operaciones y por Talgo, que se quedó en un cercano pero insuficiente 86%

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING