Sábado, 16.02.2019 - 13:27 h
Colocación en torno al 40% del capital

Morgan Stanley y JP Morgan programan la salida a bolsa de Ibercaja el 27 de junio

La operación incluirá una oferta pública más una suscripción de nuevas acciones con destino a inversores institucionales de España y el extranjero.

Sede Central De Ibercaja En Zaragoza
 Ibercaja dispone ya de una hoja de ruta tentativa para salir a bolsa a finales de junio. /EP

Los dos coordinadores globales de la salida a bolsa de Ibercaja, que son Morgan Stanley JP Morgan, tienen definidas las líneas generales de la que está llamada a ser la primera oferta pública de venta (OPV) de 2019, un año que, de momento, no parece muy pródigo en operaciones de esta naturaleza. De acuerdo con la información en poder de estos bancos, Ibercaja se estrenará en el parqué el 27 de junio a través de un programa combinado en el que además de la colocación de nuevas acciones se incluirá también una ampliación de  capital para reforzar los recursos de la entidad.

​La colocación tiene por objeto reducir la participación de la Fundación Bancaria Ibercaja por debajo del 50% de Ibercaja Banca, una obligación legal derivada de los acuerdos de reestructuración bancaria suscritos por España con las autoridades comunitarias. Esta circunstancia sitúa el tamaño de la oferta en torno al 40% ya que la posición del citado accionista de control alcanza ahora el 87,8%. De acuerdo con las estimaciones del mercado, la operación podría situarse en una cifra de entre 500 y 600 millones de euros teniendo en consideración un valor contable de 2.900 millones sobre el que habría que aplicar un descuento no inferior al 50% dado el nivel de cotización actual de los bancos en bolsa y el deseo de asegurar el recorrido futuro de la acción.

La estructura de la oferta se orienta al mercado institucional tanto a inversores de dentro como de fuera de España. Al igual que viene ocurriendo desde hace ya unos años en la bolsa española, la OPV no incluirá ningún tramo minorista para ahorradores particulares. Los propios bancos colocadores se reservarán una participación de entre un 10% y un 15% en lo que se conoce como 'greenshoe'. La información financiera facilitada a los inversores incluirá las cuentas anuales de los tres últimos años así como los estados financieros al cierre del primer trimestre de 2019. 

​La hoja de ruta de Morgan Stanley y JP Morgan no deja de ser un calendario tentativo cuya materialización depende lógicamente de las expectativas que ahora se manejan en los mercado de capitales. La curva de tipos no induce a pensar en que un retraso de la OPV pueda resulta muy favorable y por eso los bancos prefieren no tentar la suerte y diseñar un cronograma que, en el peor de los casos, permita todavía cierto margen temporal para cumplir con los requisitos de la Unión Europea. Ibercaja tiene aún año y medio por delante pero lo mejor, aunque pueda parece enemigo de lo bueno, sería obtener el certificado de sociedad cotizada dentro del actual curso bursátil.

Roadshow a mediados de junio

El programa de trabajo establece la publicación del ITF ( Intention To Float) para finales de mayo con el fin de emprender acto seguido y durante las siguientes dos semanas la difusión del proyecto entre los potenciales accionistas, lo que se conoce como Investor Education. La fijación de la horquilla de precios tendrá lugar en la primera semana de junio como paso previo para la verificación del folleto de la OPV por parte de la Comisión de Valores. El 'road-show' por las principales plazas bursátiles de Europa y Estados Unidos se desarrollará entre el 10 y el 24 de junio, con el fin de determinar el precio final el día 25 y empezar a cotizar dos días después.

La salida a bolsa de Ibercaja ha concitado la atención de los grandes bancos de inversión desde que en noviembre pasado se hizo pública la contratación de Rothschild&Co en calidad de asesor financiero. A partir de entonces la entidad aragonesa ha ido completando el grupo de colaboradores de la OPV que se nutre con los citados Morgan Stanley y JP Morgan como coordinadores y con Bank of America Merrill Lynch y UBS como 'bookrunners'. La asistencia de asesoría legal se reparte ente Linklaters como abogado de Ibercaja y Uría Menéndez y Davis Polk como representantes de los bancos aseguradores. PwC será el auditor de la oferta.

La tarjeta de presentación a los mercados muestra a Ibercaja como la sexta entidad del mercado financiero en España por número de activos bajo gestión (26.000 millones de euros) y novena por activos totales (53.000 millones). La cuota de mercado se sitúa en cerca del 3% tanto en préstamos como en depósitos de clientes. El banco aragonés cuenta con una red de más de 1.100 sucursales, en las que trabajan 5.000 trabajadores para un total de 2,7 millones de clientes.

Como aval diferencial de cara a la búsqueda de inversores cualificados en los mercados internacionales Ibercaja hará valer que es una de las cuatro entidades surgidas de antiguas cajas de ahorros que no ha recibido ninguna ayuda estatal directa. Un dato esencial si se tiene en cuenta que en 2007 existían en España 45 cajas de ahorros cuya reestructuración y rescate ha costado al erario público la friolera de 64.000 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios