Lunes, 30.03.2020 - 12:56 h
Pleno definitivo en el Ayuntamiento

Madrid Nuevo Norte logra su visto bueno en plena polémica por la salida de Béjar

El ambicioso proyecto urbanístico ha sido finalmente aprobado por unanimidad de todos los partidos en un pleno municipal calificado de "histórico".

El presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar
Madrid Nuevo Norte logra su visto bueno en plena polémica por la salida de Béjar. / L. I.

La aprobación provisional del proyecto Madrid Nuevo Norte recibió la luz verde definitiva este lunes en el Pleno municipal 25 años después de ponerse sobre la mesa con la idea de regenerar el norte de la capital. El visto bueno resultó en plena polémica por el reciente cese del presidente de la sociedad que impulsa el proyecto, Antonio Béjar, implicado en el caso de las escuchas del comisario Villarejo al BBVA. 

Béjar, el que fuera jefe del área de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias del BBVA, que figura como investigado en caso, declaró el pasado viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón sobre la supuesta contratación que BBVA realizó durante una década de los servicios de Cenyt, grupo empresarial del comisario Villarejo. El directivo se mostró dispuesto a colaborar con la justicia y aclarar su papel en ese caso que, según lo conocido hasta el momento, fue solo para contratar la empresa del comisario con el objetivo de detectar y acelerar el cobro de morosos del banco. 

Pero su mera participación en esa trama ha hecho que salga del proyecto que impulsa Distrito Castellana Norte, que pretende poner en marcha cuanto antes las obras y empezar a construir todo el plan previsto. El proyecto, que ha tenido tres denominaciones a lo largo de estos 25 años (Operación Castellana, Madrid Puerta Norte y Madrid Nuevo Norte), contempla la construcción de 10.500 viviendas, el 24% de ellas con protección pública, la remodelación de la estación ferroviaria de Chamartín y la creación de un nuevo centro de negocios anexo, dentro de un ámbito que comprende 3 millones de metros cuadrados.

Así se estableció en el último proyecto, el que ahora está en aprobación, y que fue alumbrado durante la alcaldía de Ahora Madrid, el gobierno regional del PP y el Ministerio de Fomento del PSOE. Sin embargo, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ya avanzó durante la comisión en la que se aprobó el dictamen, que el proyecto sería "mejorado". Llega ahora a Cibeles después de haber obtenido el dictamen favorable en la comisión de Desarrollo Urbano gracias al 'sí' de PP, Más Madrid y Ciudadanos. PSOE y Vox se reservaron el sentido del voto.

Polémica electoral 

Ya con el visto bueno, la modificación del Plan General de Ordenación Urbana se enviará para su aprobación definitiva a la Comunidad de Madrid. Fueron el actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, quienes anunciaban el pasado 11 de julio que llevarían el proyecto de Madrid Nuevo Norte al Pleno de julio para "desbloquear" la operación de "manera inmediata".

El regidor explicó que van a mantener el proyecto que dejó acordado el Ministerio de Fomento, los propietarios de DCN y el Ayuntamiento de Madrid capitaneado por Manuela Carmena, que "ya cuenta con el visto bueno preliminar de la Comunidad". "Hay aspectos que se pueden mejorar pero hay que primar un acuerdo tras 25 años" de parón, apostilló.

Más Madrid no tardó en reaccionar. El portavoz de Desarrollo Urbano, José Manuel Calvo, afeó a Almeida y Villacís que se atribuyesen el desbloqueo porque es "de todos conocido" que este proyecto forma parte del "legado" de la exalcaldesa Manuela Carmena.

El concejal argumentaba que la ciudadanía "entiende que un expediente de 48.000 folios de un ámbito de 3 millones de metros cuadrados no se resuelve ni se desbloquea en tres semanas", un expediente "que recibió el informe de evaluación ambiental justo antes de las elecciones y que ahora los técnicos municipales han incorporado las determinaciones que establece ese informe para terminar de conformar el expediente"

Almeida avanzó que el inicio de las obras podría producirse "en 2020 o 2021" y generar 200.000 empleos directos. "Somos el gobierno del desbloqueo", añadía Villacís.

Avalancha de alegaciones superadas

El expediente ha sido el más alegado de la historia del Ayuntamiento de Madrid, con 3.500 escritos, una cifra que pone de manifiesto que la operación no tiene el consenso de todos los sectores. Así lo demostrarán entidades vecinales y ecologistas este lunes, donde darán su visión del plan en el Pleno de Cibeles.

Organizaciones ciudadanas y ecologistas como la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Ecologistas en Acción y la Plataforma Zona Norte, que agrupa a un importante número de asociaciones vecinales del ámbito, ya han avanzado que denunciarán en tribunales y con movilizaciones el "atentado urbanístico" que supone Madrid Nuevo Norte.

Definen Nuevo Norte como "un atentado urbanístico que persigue ante todo asegurar un negocio especulativo a costa del bien común, y que contraviene todos los principios de sostenibilidad, inclusión, uso social de los bienes públicos y transparencia en la transformación de la ciudad".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING