Miércoles, 27.03.2019 - 04:27 h
Crecimiento del 20% en ventas

Opel no teme al 'escenario 2040' y sigue retando al mercado con el gas licuado

La alemana se une a Repsol para dar a conocer esta tecnología por la que apuestan pese a las amenazas de prohibición de la Ley del Clima. 

Opel y Repsol han presentado hoy las ventajas del AutoGas
Opel y Repsol han presentado hoy las ventajas del AutoGas / EUROPA PRESS

Opel no está preocupada por el escenario que pueda abrirse en 2040 si finalmente se aprueba la ya anunciada Ley del Clima que prohibiría la venta de coches de combustibles fósiles. Por ello, la compañía continúa apostando -y lo hace cada vez más fuerte gracias a un acuerdo con Repsol- por el GLP -gas licuado del petróleo- como combustible alternativo para una amplia gama de sus vehículos. Todo ello, sin dejar de mirar de reojo al eléctrico puro que llegará el próximo año

La firma confía en que "cuando venga una nueva necesidad, Opel estará", por lo que por ahora y pese a las incertidumbres, solo ven ventajas en este tipo de combustible que gana adeptos por momentos. "El GLP es un producto real hoy", señalan desde la marca, y además confirman que "hay demanda, la gente nos lo pide".

Tanto es así que, según los últimos datos, el uso de este combustible crece a niveles destacables, llegando a superar el porcentaje del 20% de crecimiento en este año con respecto al anterior. A nivel global, el GLP es el carburante alternativo más utilizado y ya cuenta con unos 25 millones de vehículos, de los que casi 15 están en Europa y poco más de 70.000 en España. 

Para crecer en el mercado alternativo, Opel llevó a cabo un proceso de transformación de una parte de su cadena de fabricación y montaje de la planta de Figueruelas, en Zaragoza, con el fin de incorporar los vehículos de GLP a todo el proceso. De este modo, consiguieron dejar atrás la época en la que era necesario enviar el modelo ya ensamblado fuera de España -en concreto a Alemania e Italia- para incluir esta parte del vehículo de forma externa a la fabricación. 

Desde su puesta en marcha en el año 2009, la producción de este tipo de vehículos se ha incrementado en un 199% y ha superado las 24.000 unidades, tal y como afirma Antonio Cobo, director de la planta aragonesa. 

De esta forma, fabrican entre 140 y 150 vehículos completos diarios. "Cada sesenta segundos arrancamos dos coches", señala Amalio Roda, responsable de Ingeniería y Producto de la planta aragonesa. Según confirma la propia marca, se incrementará en un turno más la fabricación en la planta de Zaragoza con el fin de cubrir la demanda. 

Opel también ha probado la unión con otras marcas para tratar de visibilizar lo que consideran "el mejor combustible alternativo". Para ello, llegó a un acuerdo con la petrolera Repsol, con el fin de "buscar y encontrar soluciones cada vez más sostenibles" para el mundo automovilístico, según ha señalado Estíbaliz Pombo, responsable de AutoGas de Repsol. 

A día de hoy España cuenta con 73.140 coches del también llamado AutoGas y desde Repsol aventuran un crecimiento exponencial de este tipo de vehículos que puede llegar a duplicarse e incluso triplicarse en los próximos años. "Se llegará a un 5% de las matriculaciones totales", confirma Pombo. "Creemos que en el futuro va a haber un mix de energías y el GLP estará ahí", continúa. 

Repsol cuenta con la mayor red de carga de este combustible en nuestro país. En total el territorio nacional cuenta con 600 puntos, de los que 400 son de esta firma. "No hemos invertido a lo loco, hemos invertido donde lo necesitaban los clientes", afirman desde la petrolera. De esta forma, tienen puestos en todas las capitales de provincia, y los puntos más importantes de la red viaria. 

El principal cliente, los profesionales

¿A quién interesa este tipo de vehículo? Los expertos del sector señalan que es una alternativa válida para todos, pero en Opel tienen claro que el principal cliente, por ahora, son los profesionales. "El GLP es la solución para el cliente de las empresas, el que mira cuando cuesta cada kilómetro", señala Jorge Tomé, Director General Comercial de Opel en España y Portugal.

Y es que el coste de un litro de este combustible es prácticamente la mitad que el de uno tradicional. A pesar de que el gasto a los 100 kilómetros es ligeramente superior, desde Opel señalan que el ahorro total puede suponer hasta un 40%. 

Ahora en Portada 

Comentarios