Lunes, 21.01.2019 - 19:46 h
Nuevo plan inversor hasta 2025

REE alerta de que la compra de Hispasat dañaría su 'rating' en pleno plan inversor

El presidente del operador del sistema eléctrico, Jordi Sevilla, advierte al Gobierno de Pedro Sánchez de los daños colaterales de la operación.

REE prepara un plan de inversión de 7.000 millones.
REE prepara un plan de inversión de 7.000 millones. / REE

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, ha advertido de que la compra de la compañía de satélites Hispasat -propiedad de ACS y Atlantia- puede afectar a la calificación de la deuda de la compañía. El mensaje es un recado para el Gobierno, que controla el 20% de REE a través de la SEPI (20%), y que puede forzar la compra de Hispasat por ser una compañía estratégica. Una rebaja en la calificación de deuda de REE encarecería el acceso a los mercados de la empresa, justo cuando prepara un plan de inversiones de 7.000 millones hasta 2025 para hacer frente al proceso de transición energética.

La nueva dirección de REE no quiere agitar demasiado las aguas. Pero sí deja claras sus prioridades. La principal es hacer frente con inversiones en la red  (44.000 kilómetros) a las necesidades que planteará la transición energética con más renovables, generación distribuida (autoconsumo) y nuevos actores.

Para ello necesita que el Gobierno y la CNMC fijen una retribución adecuada a la actividad de transporte de electricidad -el 6,4% según la empresa- y que haya una planificación de las necesidades ajustadas a un tiempo excepcional marcado por la transición energética. En dinero contante y sonante: 7.000 millones para invertir en un nuevo plan hasta 2025 que REE solicitará a los mercados.

Deuda con calificación "A"

Con calificaciones de deuda de nivel A y perspectiva estable (Standard & Poor´s y Fitch), el recurso a los mercados no debería ser problemático. El negocio de redes es cosa segura y rentable y REE registra un nivel de apalancamiento -relación entre deuda y recursos propios- del 63%, por debajo de la media del sector, según su presidente.

Pero las cosas se pueden torcer. Por ejemplo si el Gobierno decide que REE debe adquirir Hispasat, una empresa clave para las telecomunicaciones y con actividad sensible para la seguridad. El presidente de REE, Jordi Sevilla, ha decidido congelar la compra pese a admitir que la operación tiene sentido empresarial como complemento a las actividades reguladas.

Sevilla deja en manos del Gobierno la decisión de compra pero advierte de  que las agencias de calificación le han hecho saber de que la compra de Hispasat podría afectar al 'rating' de la compañía. Traducido: habría más dificultades para acudir a los mercados y la deuda resultaría más cara

Otra razón para dejar en el congelador la compra de Hispasat es el precio que piden los propietarios, ACS y Atlantia, en torno a 1.300 millones de euros. Para REE es un precio excesivo. La compra de la compañía de satélites a un precio de  1.000 millones de euros, situaría el apalancamiento de la compañía por encima del 70%. La deuda financiera neta de la empresa, en el primer trimestre de este año rondaba los 4.750 millones. El plan estratégico vigente Red Eléctrica prevé invertir 2.113 millones hasta 2019.

Una operación delicada

Para el Gobierno, la operación Hispasat es un asunto delicado. La compañía controla, entre otros proyectos, los satélites de uso militar de Hisdesat (43% de Hispasat y 30% del Ministerio de Defensa) y su control es clave para la seguridad.

La compañía de satélites obtuvo el pasado año un beneficio neto de 80,5 millones de euros, lo que supuso más que triplicar (+220%) las ganancias del año anterior, cuando las cuentas del operador de satélites se vieron afectadas por gastos extraordinarios. La compañía que preside Elena Pisonero mejoró la cifra de negocio pese al descenso del 3% que se anotó en los ingresos derivados de la capacidad espacial, perjudicados, según la empresa , por la "complicada situación del sector, la presión a la baja de los precios por el exceso de oferta y la fuerte competencia de otras tecnologías".

En 2017, Hispasat acometió inversiones por 115,1 millones de euros. Fue un 31,4% menos que un año antes por la finalización de la fase de crecimiento de la flota. En 2017, el operador puso en órbita dos satélites (el Hispasat 36W-1 y el Amazonas 5) y concluyó la construcción de un tercero (el Hispasat 30W-6).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios