Martes, 18.02.2020 - 23:08 h
75 millones de dólares

Samsung acepta pagar una compensación por sobornos a la empresa Petrobras

La compañía "pagó millones a un intermediario brasileño, a sabiendas de que el dinero sería empleado para sobornar a ejecutivos de alto nivel".

Stand de Samsung
Samsung acepta pagar una compensación por sobornos a Petrobras. / SAMSUNG

Una filial del Grupo Samsung ha aceptado pagar 75 millones de dólares en virtud de un acuerdo judicial con Estados Unidos (EEUU) para saldar una investigación sobre sobornos millonarios a funcionarios de la petrolera brasileña Petrobras, informó hoy el Gobierno estadounidense.

Samsung Heavy Industries, la constructora naval del surcoreano Grupo Samsung, ha alcanzado un acuerdo con el Departamento de Justicia de EEUU para cerrar este caso, que investiga un juez en Virginia. Como parte del pacto, la filial de Samsung abonará 75,4 millones de dólares, de los que una mitad irán a parar a las arcas estadounidenses, mientras que la otra deberá ser pagada a las autoridades brasileñas.

"Samsung Heavy Industries pagó millones de dólares a un intermediario brasileño, a sabiendas de que el dinero sería empleado para sobornar a ejecutivos de alto nivel de Petrobras y para lograr un contrato lucrativo de construcción naval", explicó el fiscal general adjunto Brian A. Benczkowski en un comunicado. El fiscal afirmó que el acuerdo anunciado es "un ejemplo" del trabajo del Departamento de Justicia con interlocutores extranjeros frente a complots con ramificaciones internacionales.

Según EEUU, Samsung Heavy Industries hizo entre 2007 y 2013 pagos a un intermediario de Brasil, pese a conocer que parte de ese dinero sería destinado a sobornar a funcionarios de Petrobras, una empresa de control estatal, para lograr ventajas comerciales. Los sobornos eran también para que Petrobras entrara en un contrato para fletar un barco de perforación de crudo que Samsung Heavy Industries iba a vender a una compañía, con sede en Houston (Texas), dedicada a la extracción de petróleo.

Con la entrada de Petrobras en ese contrato se facilitaba que la constructora naval surcoreana, que disponía de una oficina en territorio estadounidense implicada en los sobornos, ejecutara la venta de esa embarcación. Petrobras se encuentra inmersa desde hace varios años en un ambicioso programa de venta de activos, a fin de revertir la severa crisis económica en la que se vio envuelta por escándalos de corrupción y por la caída en los precios del petróleo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING