Martes, 17.09.2019 - 13:26 h
En Árqura Homes

Sareb le 'cuela' a su nueva promotora 48 millones de euros en créditos tóxicos

La compañía participada por el Estado ha cerrado el traspaso de sus activos al Fondo de Activos Bancarios que tiene con Aelca. 

El presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, en los Desayunos de Europa Press
El presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, en los Desayunos de Europa Press. / EP

Sareb ha finalizado el traspaso de activos a Árqura Homes, el fondo de titulación de activos bancarios participado por Aelca -compañía del fondo Värde Partners-, con el que construirá más de 17.000 viviendas durante los próximos ocho años. Pero más allá de los suelos y las construcciones en desarrollo, la firma de Jaime Echegoyen ha 'colado' entre los activos de esta participada casi 50 millones de euros en derechos de crédito. 

En concreto, Sareb había anunciado que traspasaría a este vehículo 811 millones de euros en activos, pero según se recoge en el informe semestral de Árqura Homes, remitido a la CNMV, se ha llevado a cabo el traspaso de 174 millones en inmuebles residenciales en construcción y otros 588 millones en terrenos. En total, algo más de 763 millones en activos inmuebles. 

El resto del montante hasta alcanzar los 811 millones que estaba previsto se traspasasen se corresponden con, según confirman fuentes oficiales de Sareb, "derechos de crédito que en el momento en que se vendan será Árqura quien cobre". En total, son casi 50 millones de euros, un 6% del total de los activos que recibe este vehículo. Según se anunció en el momento de presentación del proyecto, será Aelca quien gestione los activos traspasados al nuevo vehículo. 

El fondo de capital riesgo Värde, a través de Aelca, tiene un 10% del total del proyecto mientras que Sareb ostenta el 90% restante. Las previsiones de estas compañías pasan por la inversión de más de 2.200 millones de euros con el fin de levantar 17.000 viviendas en todo el territorio nacional, pero tendrá una presencia destacada en Andalucía, donde está planteado que se levanten 6.383 viviendas. Más allá de esta región también será importante la presencia de Árqura Homes en Madrid, donde Sareb ha proyectado 1.607 viviendas, y Barcelona, con 1.185 nuevos pisos.

El objetivo de este proyecto es poner en carga suelos que hasta este momento habían estado sin aprovechamiento y sacarles un rendimiento con la construcción de viviendas que terminen en manos de particulares. En cambio, desde el 'banco malo' no descartan, según confirmaron en el lanzamiento del vehículo, poder dedicar, si surge una buena oportunidad, una parte de estos pisos de nueva construcción al alquiler. "Podría haber una posibilidad de venta llave en mano a un tercero si llega una buena oferta", confirman, "todo es cuestión de oportunidad", señalaba Jaime Echegoyen, presidente de la entidad. 

La puesta en carga de suelos hasta ahora improductivos forma parte de la nueva estrategia de Sareb. Y es que la opción de que el 'banco malo' se deshiciese de todos los activos tóxicos que había heredado -incluidos aquellos sin tasar o con informaciones erróneas en su documentación-, discurso que intentaban mantener en la entidad desde su creación, ha cambiado últimamente. 

La opción desde hace unos meses es deshacerse de la mayor cantidad de activos posible intentando perder el mínimo dinero posible. Así, dejaron de lado la opción de vender grandes carteras llegando incluso a paralizar el Proyecto Alpha, una venta de hasta 20.000 millones de euros en deuda inmobiliaria al considerar que la operación no haría más que lastrar su balance. ¿Las razones? "No nos salen los números", decía Echegoyen hace unos meses. Por ello, y culpando a la banca por los precios de derribo con los que se deshacían de sus activos, se centraron en la venta minorista y en poner 'a trabajar' sus suelos y viviendas ya construidas. 

Así, crearon Árqura para construir vivienda, y continuaron con su estrategia de amortizar lo ya construido a través de su socimi Témpore, que acaban de vender al fondo TPG. Pese a llevarse a cabo esta enajenación, la participada pública aún mantiene un 24% de los títulos de la cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil por lo que seguirá participando de sus decisiones, teniendo la oportunidad de desaguar activos a través de la compañía y obteniendo rentabilidades. A día de hoy, Sareb aún tiene en sus balances -más allá de estos dos vehículos- 3.750 millones en suelos y 2.800 viviendas de nueva promoción o en curso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios