Miércoles, 27.05.2020 - 03:47 h
Parón hasta el 9 de abril

Confusión en los almacenes de moda: ¿es repartir ropa una actividad esencial?

El último decreto ha paralizado la actividad textil, pero permite el comercio electrónico, por lo que las empresas del sector siguen operando online.

Tienda de Zara.
Confusión en los almacenes de moda: ¿es repartir ropa una actividad esencial?

La crisis del coronavirus está provocando situaciones ambiguas, excepciones a la regla y mucha confusión en buena parte de la sociedad. Un buen ejemplo de ello es el caso de Inditex, H&M y el resto de grandes empresas del sector textil, que se han visto obligadas a paralizar su actividad temporalmente, después de que el Gobierno aprobase un decreto este lunes que limita durante diez días los negocios que pueden seguir abiertos a aquellas actividades esenciales para garantizar el abastecimiento y las necesidades básicas durante el estado de alarma. En este sentido, ¿es el reparto de artículos de moda una actividad esencial? No y sí, dependiendo de a lo que nos refiramos. Por partes.

El real decreto que sanciona las actividades consideradas como esenciales se hizo esperar hasta la madrugada del domingo al lunes y, por eso, técnicamente las empresas no han tenido obligación de paralizar su actividad hasta este martes, ya que estas últimas 24 horas han servido para dar tiempo a las compañías afectadas para "adaptarse a la situación", tal y como explicaba el lunes en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Y lo cierto es que han sido 24 horas de infarto para las empresas de moda. En el caso de Inditex, que ha tenido que paralizar sus centros de producción. El domingo la consigna era paralizar temporalmente el negocio online hasta decidir qué hacer este lunes y, de hecho, así se le transmitió a la plantilla de la empresa que lleva su logística, XPO.

El lunes, en pleno 'impasse' otorgado por las sucesivas versiones del decreto que aprobaría finalmente el Gobierno tras muchas negociaciones entre los socios de la coalición, la empresa logística daba marcha atrás e informaba a la plantilla que "tras analizar el Real Decreto [...], queda confirmado que nuestra actividad no es objeto del P.R. [permiso retribuido] establecido en dicho decreto". Se amparaba en el punto 24 del anexo del mismo, que considera una excepción a las empresas "que trabajan en la distribución y entrega de productos adquiridos en el comercio por internet, telefónico o correspondencia", tal y como ha podido saber 'La Información'.

Por esta razón, el centro de Guadalajara en el que actualmente permanecen más de dos millones de artículos de Zara almacenados anunciaba a su plantilla que se reanudaba la actividad en el turno de tarde del mismo lunes. Un cambio de criterio en la interpretación del real decreto que resultaba doblemente desconcertante: al mismo tiempo que se anunciaba la reapertura del centro, se explicaba que "se dará la opción a los trabajadores/as de solicitar de manera voluntaria el permiso retribuido establecido por el Gobierno". Es decir, que el centro interpreta que queda excluido del permiso retribuido y, a la vez, que se trata de una medida a la que se puede acoger la plantilla de manera voluntaria. En el centro trabajan actualmente unas 600 personas, divididas en turno de mañana y de tarde.

El decreto publicado en el BOE explica claramente que regula "un permiso retribuido recuperable para personal laboral por cuenta ajena, de carácter obligatorio y limitado en el tiempo entre los días 30 de marzo y 9 de abril". Es decir, que aunque una empresa quiera seguir operando por interpretar que su caso se incluye entre las 25 excepciones incluidas en el decreto (ateniéndose a las consecuencias si no es el caso), lo que no contempla el texto es la voluntariedad individual de un trabajador a la hora de acogerse al permiso retribuido. En el caso de este almacén, en concreto, no se realiza distribución ni entrega de productos, sino labores meramente logísticas.

Sobre la voluntariedad individual para acogerse a la medida, desde XPO se esgrime que "el modelo de permiso retribuido que pueden solicitar los empleados de forma voluntaria, es una medida de flexibilidad que lleva siete años aplicándose en este y otros centros de operativas logísticas para el e-Commerce en XPO. Esta medida, por tanto, permite a los empleados que así lo deseen o necesiten, no ir a trabajar en este momento y recuperar las horas en otro periodo del año". 'La Información' se ha puesto en contacto con Inditex para conocer su versión, sin obtener respuesta.

Dudas en el sector textil

Pero el caso de Inditex no es el único. La mayoría de las grandes empresas de moda siguen operando por internet tras la aprobación del decreto que regula las actividades esenciales: compañías como H&M, Mango o C&A mantienen abiertos sus canales de venta online, acogiéndose a que el "comercio por internet" queda excluido de las limitaciones. Amazon y el resto de portales e-commerce, por su parte, también mantienen su actividad, ya que el transporte y entrega de bienes adquiridos a través del comercio electrónico sigue operativo. Eso sí, lo que tendrán que parar es la producción (por ejemplo, de los artículos de Amazon Basics, la marca blanca de la compañía).

Son tiempos extraños para el sector logístico, dependiendo de a qué línea de negocio nos refiramos: si bien existe una confusión generalizada sobre si el reparto de artículos de moda o de ocio es una actividad esencial o no, la labor de las empresas logísticas es clave durante el estado de alarma, ya que el abastecimiento de alimentos, fármacos o material sanitario para luchar contra el coronavirus dependen de ellas. Y el caso de la empresa que lleva la logística de Inditex es paradigmático: aunque no esté muy claro qué deben hacer con los cientos de miles de artículos de Zara almacenados, también es una de las empresas que se encarga de abastecer los supermercados durante la crisis.

Eduardo Zamácola, presidente de la patronal textil Acotex, explica la disyuntiva: "En un principio, lo que hemos visto en el real decreto es que la actividad online sigue en pie, por lo cual mantenemos abierto ese servicio; lo que sí es una realidad es que la demanda ha caído drásticamente y no parece que tenga mucho sentido la apertura de nuestras tiendas ni siquiera en formato online. Pero sí que está permitido y estamos abiertos a ello". Los últimos datos, que hacen referencia a febrero, señalan que las ventas en el sector textil acumularon un crecimiento sostenido durante las tres primeras semanas (de hasta el 7%), pero se frenaron en seco durante la última semana, cuando las ventas cayeron tanto que terminaron cerrando el global del mes en un retroceso total del 2,1%.

El transporte no considera la moda como esencial

Sea como fuere, y a pesar de que Acotex avale que el comercio online continúe, desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) señalan que, "aunque todo el transporte de mercancías por carretera ha sido declarado esencial desde la declaración del Estado de Alarma, desde hoy, sólo los transportes vinculados a las actividades económicas declaradas como esenciales (sanidad, farmacia, higiene, descontaminación, gestión de residuos, alimentación y bebidas, etc.) en el Anexo del Real Decreto-ley por el que se acuerda endurecer el actual estado de confinamiento en todo el territorio nacional, podrán continuar desarrollando su trabajo habitual, [...] Será el uso final que se le vaya a dar al producto a transportar, el que determine si una operación de transporte puede o no realizarse: por ejemplo, podremos transportar arena de sílice para una fábrica de botellas de agua, pero no para la obra de un particular", explican, al tiempo que recalcan que solo aquellos transportes no esenciales que ya estuvieran previstos o en curso este lunes podrán continuar con su labor sin incumplir el decreto. El sector de la moda, por tanto, quedaría excluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING