Lunes, 16.12.2019 - 06:18 h
Denuncia que se le ha intentado destruir y ridiculizar

Camps se desliga de Gürtel y defiende su gestión en Valencia: "Todo se hizo bien"

Dice que desconoce los detalles de la adjudicación a Orange Market en Fitur y que si fue a la boda del Bigotes fue porque se lo pidió Ricardo Costa.

Camps en Les Corts
El juez imputó a Camps por prevaricación por los contratos con Orange Market/Archivo

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha vuelto a negar cualquier vínculo con la trama Gürtel. En su declaración en calidad de imputado ante el juez José de la Mata, que investiga la caja 'b' del PP, el político valenciano ha asegurado que no tuvo nada que ver con la adjudicación que aquí se investiga a la empresa de Francisco Correa del montaje de un stand en Fitur 2009. "Todo lo que se hizo se hizo bien y no hay ningún dato que avale lo contrario", ha dicho a su salida de la Audiencia Nacional.

En declaraciones a los periodistas que aguardaban su salida, Camps ha asegurado que se le intentó destruir y ridiculizar y que él se ha mantenido todo este tiempo en la "seriedad y verticalidad". Así las cosas, ha apuntado que las acusaciones formuladas en su contra acerca de una presunta financiación irregular en el PP valenciano forman parte de un "relato construido hábilmente" para poner en duda su gestión al frente del Govern.

"Fue una gestión impecable y extraordinaria", ha asegurado al tiempo que ha denunciado que, "paradójicamente", cuando se trata de políticos de otras formaciones como el PSOE o Podemos "la gente mira a otra parte y las cámaras no acuden a por ellos".  Además, ha dicho que tiene la conciencia tranquila y que no hay irregularidades en lo que respecta al stand de Fitur, pese a que Anticorrupción sospecha que Camps fue una de las "autoridades" (término al que se refiere la Sala de lo Penal) que ordenó a la exalto cargo de Presidencia, Dora Ibars, a adjudicar a Orange Market el montaje del mismo.

Fuentes presentes en el interrogatorio han explicado que en su declaración, que se ha prolongado cerca de tres horas, Camps ha asegurado que apenas conocía al exgerente de Orange Market, Álvaro Pérez 'el Bigotes', y que su relación con él fue mínima; es más, ha aseverado que fue a su boda únicamente por hacerle un favor al entonces secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa. De hecho, esta pieza número 5 de la red de Correa se reabrió a petición de Anticorrupción precisamente después de que Costa y otros implicados en la trama apuntaran a él directamente como la persona que ordenó que se efectuaran pagos en negro para costear las campañas electorales del PP en la Comunidad Valenciana.

Isabel Jordán ratifica la tesis del 'Bigotes'

Para este viernes también estaba citada en sede judicial la que fuera administradora de varias empresas de Gürtel, Isabel Jordán, por su implicación en la red. En su declaración ante el juez De la Mata, que se ha prolongado poco más de dos horas, Jordán ha ratificado la versión que prestó este jueves Álvaro Pérez, el 'Bigotes' acerca de las órdenes de contratar con Orange Market vinieron directamente del expresidente valenciano.

Según fuentes presentes en el interrogatorio, Jordán ha reconocido los hechos que le imputa la Fiscalía Anticorrupción aunque ha precisado que ella trabajaba en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y que solo viajaba a Valencia puntualmente para ayudar en algunas gestiones de las empresas de Francisco Correa. Con todo, ha asegurado que ella supo de los detalles de lo que ocurrió en Valencia por boca del empresario madrileño puesto que no conocía directamente a Camps y porque, además, dejó de trabajar para Correa en el año 2007 (dos años antes del contrato sobre el stand de Fitur).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING