Viernes, 29.05.2020 - 23:18 h
Subida fiscal ya planteada en el programa de coalición

Iglesias promueve en el Gobierno la 'tasa coronavirus' para grandes patrimonios

El Ejecutivo también debate una subida del Impuesto de Sociedades y del IRPF a rentas altas que ya presentaron en los Presupuestos fallidos de 2019. 

Fotografía Pedro Sánchez María Jesús Montero / EFE
El Gobierno debate crear un 'impuesto coronavirus' a grandes empresas y ricos. / EFE

Un 'impuesto coronavirus' o 'tasa Covid' dirigida a los patrimonios más altos. Es una posibilidad que se está planteando en el seno del consejo de ministros de cara a la aprobación de los futuros Presupuestos de reconstrucción de los que ya ha hablado Pedro Sánchez y a medidas adicionales que se van a tener que poner en marcha para incrementar los ingresos. Son los ministros de Unidas Podemos, liderados por el vicepresidente Pablo Iglesias, quienes ya han puesto sobre la mesa esta posibilidad de cara a conseguir recuperar una parte de la recaudación que va a perder el Estado por esta crisis.

Este 'impuesto coronavirus' iría dirigido a las grandes fortunas y sería una medida temporal durante algunos meses. Italia, por ejemplo, está estudiando una 'tasa Covid' progresiva durante los años 2020 y 2021. Unidas Podemos quiere que se cumpla con esta figura fiscal uno de los compromisos del programa de coalición con el PSOE y que se haga, además, en uno de los momentos más críticos para las arcas públicas.

"Estudiaremos la fiscalidad de las grandes fortunas al objeto de que contribuyan a un sistema fiscal más justo", se podía leer en ese programa firmado el pasado 30 de diciembre entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. Son los ricos quienes, según la formación morada, deberían contribuir en mayor medida a sufragar los costes de esta emergencia sanitaria. Íñigo Errejón lo ha bautizado como "Impuesto de Solidaridad Cívica".

Pero poner en marcha un nuevo impuesto tendría sus complicaciones. Para ello habría que crear esta figura fiscal a través de un proyecto de ley que tendría que ser sometido a consulta pública, primero, y a su aprobación en el Congreso, más tarde. No podría ser incluida en Presupuestos al ser una tasa de nueva creación. 

El equipo de Unidas Podemos, sin embargo, está dispuesto a dar la batalla para impulsar este 'impuesto coronavirus' después de la pelea que ya se está librando en el Gobierno por la renta mínima puente. En Hacienda, por su parte, asegura que no se ha puesto aún en marcha ninguna figura fiscal nueva. Y es que el Gobierno, efectivamente, está esperando a conocer cómo avanzan los nuevos Pactos de la Moncloa para plantear dichos Presupuestos de reconstrucción y las nuevas tasas que puedan ir surgiendo de forma paralela.

Hay que recordar que en la última campaña electoral los dirigentes de Unidas Podemos se dedicaron a arremeter con dureza contra estos grandes patrimonios. Sus críticas se centraron especialmente en uno de ellos: el fundador de Inditex. El propio Pablo Iglesias llegó a realizar en 'El Hormiguero', en horario de máxima audiencia, la siguiente afirmación: "España no es una república bananera ni una dictadura que dependa de que un señorito venga dando cosas. Si Amancio Ortega quiere que tengamos una buena Sanidad, lo que tiene que hacer es pagar los impuestos que les corresponden":

El Gobierno sí tiene claro que son las rentas más altas quienes deben contribuir en mayor medida en el sistema fiscal que salga de esta crisis. Para ello el equipo de María Jesús Montero ya había planteado una reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para incrementar en dos puntos los tipos sobre la base general para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros. Asimismo, el tipo estatal sobre las rentas de capital se elevaría en 4 puntos porcentuales para dichas rentas superiores a 140.000 euros. Esta medida cuenta con el consenso de PSOE y Unidas Podemos e irá incluida en los próximos Presupuestos de reconstrucción.

También hay consenso en el Gobierno de coalición para activar en esos Presupuestos que se avecinan una subida del Impuesto de Sociedades a las grandes corporaciones. De hecho, en el programa de coalición ya planteaban una reforma de este figura fiscal para garantizar una tributación mínima del 15%. Además, la tasa tendría un recargo para entidades financieras y empresas de hidrocarburos hasta alcanzar el 18%. Desde el Ministerio de Hacienda recuerdan que esta medida ya estaba contemplada en las cuentas públicas de 2019 que naufragaron.

Hay que recordar que el Ejecutivo también tiene paradas la reforma y creación de algunas figuras fiscales. Por ejemplo, está por ver qué pasará con la subida del impuesto del diésel. O con las tasas Google (cuya recaudación se encuentra paralizada hasta final de año) y Tobin. También con las verdes que se lanzaron antes de la crisis del coronavirus, como fueron la de los billetes de avión y la de los plásticos. En este momento todo está en el aire a la espera de que avancen las negociaciones de los nuevos Pactos de la Moncloa y de los necesarios Presupuestos de reconstrucción.

Sicavs y socimis, en el punto de mira

PSOE y Unidas Podemos también están de acuerdo en poner coto a dos de los vehículos inversores que utilizan los principales patrimonios: las sicavs y las socimis. Respecto al primer instrumento, el plan trazado pasa por un refuerzo del control de estas sociedades. Será el Ministerio de Hacienda quien se encargue de su supervisión y no la CNMV, el organismo que las supervisa en este momento. 

¿Qué supondrá que esta competencia retorne a Hacienda? Que el departamento que dirige María Jesús Montero pueda ejercer una mayor fiscalización sobre quién está realmente detrás de este vehículo de inversión colectiva. En el artículo 9.4 de esta ley de reformas en materia tributaria para el impulso a la productividad se contempla que las sicavs deben contar con al menos 100 accionistas. Sin embargo, en realidad, algunas grandes fortunas copan la amplia mayoría del accionariado de las mismas y suman al accionariado a pequeños inversores conocidos comúnmente como "mariachis". 

En el pacto de Gobierno firmado el pasado mes de diciembre se contemplaba la siguiente medida: "Se establecerán requisitos adicionales para la aplicación por las Sicav del tipo impositivo reducido tendentes a asegurar su carácter de instrumento de inversión colectiva, por ejemplo, estableciendo un tope de concentración de capital en manos de un mismo inversor (incluyendo la participación de personas físicas o jurídicas vinculadas)". Es decir, el Ejecutivo pretende poner fin a esos 'mariachis'.

En cuanto a los cambios fiscales que sufrirán las socimis, las fuentes consultadas hablan de novedades en el tratamiento fiscal de estas sociedades inmobiliarias que utilizan también algunas grandes fortunas para canalizar sus inversiones. Así, el plan pasa por que en la futura Ley de Presupuestos se eleve el impuesto a los beneficios no distribuidos de las socimis y se les aplique un gravamen del 15%. Uno de los propósitos de esta medida es intentar reducir los precios de los alquileres.

el dato

Aplazamiento de impuestos a pymes y autónomos

Más oxígeno para los autónomos y las pequeñas empresas en plena crisis del coronavirus. El Gobierno tiene previsto aprobar en el consejo de ministros de este martes el último giro en el calendario fiscal. Lo hará a través de un real decreto, donde se recogerán la ampliación de los plazos de presentación y pagos de las declaraciones trimestrales de impuestos. Así, el Ejecutivo busca lanzar un balón de oxígeno a los trabajadores por cuenta propia y pymes que están afrontando mayores dificultades a raíz del 'frenazo' de la actividad, con el fin de que puedan presentarlas hasta el 20 de mayo, en vez del mes de abril.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING