Domingo, 21.07.2019 - 02:52 h
En el juicio de los discos duros de Bárcenas

Sin 'doctrina Botín' para el PP: el juez desoye al partido y le deja en el banquillo

La defensa había instado a la "salida inmediata" de la formación del juicio pero el magistrado escucha a las acusaciones y sigue con la vista. 

juicio ordenadores bárcenas
Imagen de la primera sesión de juicio de los ordenadores de Bárcenas.  / EFE.

El Partido Popular será juzgado en el procedimiento que acoge desde este viernes los juzgados de Madrid por el destrozo de los ordenadores de Luis Bárcenas. El magistrado Eduardo Muñoz de Baeza ha descartado librar a la formación de sentarse en el banquillo de los acusados por delito de daños informáticos desoyendo tanto a la defensa legal del partido como a la Fiscalía, que no ejerce acusación contra el mismo. Ambos han pedido que se aplique la conocida como 'doctrina Botín' y se exonere a la formación porque solo actúan contra ella las acusaciones populares del procedimiento.

El titular del juzgado número 32 de Madrid ha explicado, no obstante, que esta cuestión se resolverá en la sentencia que derive de este procedimiento por el que se sientan en el banquillo la extesorera del PP Carmen Navarro, el informático del partido José Manuel Moreno y el abogado Alberto Durán. El juez considera que "lo mejor es que se celebre el juicio" teniendo en cuenta que la formación no es la única acusada y así lo ha hecho saber en esta primera sesión dedicada a las cuestiones previas. 

El letrado de la formación, Jesús Santos, ha basado su petición en el hecho de que al PP solo se le acusa por delito de daños informáticos (y no de encubrimiento) y, por ese motivo, se le debería librar del banquillo. Postura manifiestamente contraria a  la que mantienen las acusaciones que insisten en que existe conexión entre ambos tipos penales y por tanto no se pueden escindir. También han hecho alusión a la trascendencia del asunto y la relevancia de los documentos digitales que poseía Bárcenas sobre una supuesta contabilidad opaca de la formación. "Estamos legitimados para defender un bien colectivo", han recalcado.

Presencia "fundamental" de Bárcenas

Las partes también han abordado uno de los momentos más trascendentales de la vista; el relativo a la testifical de Luis Bárcenas, que está señalada para la semana que viene. Aunque las defensas han hecho alusión a que su intervención en el plenario se haga por videoconferencia, las acusaciones quieren que comparezca en persona. Dan de esta forma relevancia a su declaración en la cual se le preguntará por los pormenores de los destrozos de todo el material informático que guardaba en su despacho de Génova y, especialmente por el contenido de los mismos.

El juez finalmente se ha inclinado a favor de que su declaración en juicio sea en persona y, además, acompañado de abogado; garantía que le otorga la Ley puesto que está siendo investigado en otro procedimiento; en concreto, en la causa de 'los papeles de Bárcenas' que investiga la Audiencia Nacional. El que fuera máximo responsable de las finanzas de la formación popular figura como principal imputado en esta investigación que dirige el magistrado José de la Mata por la presunta caja 'b' de la formación y que investiga también parte de la operación bautizada como 'Kitchen' por el operativo costeado con fondos del Estado para sustraerle documentación de carácter confidencial del PP. 

Tampoco ha habido acuerdo entre acusaciones y defensas en lo que respecta al representante del Partido Popular que se sienta en el banquillo de la Sala junto con los otros tres acusados. El magistrado ha requerido a la formación para que aporte un "apoderamiento o instrumento de designación" de la abogada María Masso ante la protesta de las acusaciones que han mostrado su malestar de que la formación presente a la persona a la que desconocen.

No habrá emisión del juicio

Tampoco ha habido cambio de criterio por parte del magistrado en lo que respecta a la petición de las acusaciones de que se siga el modelo del 'procés' y se facilite señal institucional de la vista oral. Como ya hiciera en su auto de comienzos de semana, el titular del Juzgado número 32 de Madrid ha vuelto a poner sobre la mesa el "coste" que supondría la emisión de esta vista por el destrozo de los ordenadores de Luis Bárcenas así como la magnitud del "juicio paralelo" que se podría generar en la sociedad.

En este punto tampoco ha habido consenso entre las partes puesto que mientras las acusaciones insisten en que se retransmita, al menos, el último día de juicio, los abogados de los acusados han reaccionado en bloque en contra de esta petición que ha terminado desestimando el juez. Esteban Mestre, abogado de Durán, ha recurrido a las personas que presencia la vista (un total de siete) para apuntar que la misma no genera la trascendencia social que las acusaciones resaltan.

El juez ha mantenido su postura inicial recordando además que el auto está recurrido y que es conveniente seguir el cauce legal y no pronunciarse 'in voce' en esta primera sesión. "Un juicio paralelo o social no es negativo. El problema está en el exceso a formular este juicio paralelo", ha respondido el magistrado respaldando de esta forma el criterio del PP que no quiere que haya señal del plenario por el que la semana que viene pasarán como testigos Luis Bárcenas y la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, entre otros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios