Martes, 16.10.2018 - 04:22 h
El cine tampoco se libra

El Pozo la última víctima de las redes sociales, tras La Noria o 'La casa de papel'

Uno de los casos más polémico ocurrió en 2011 cuando un bloguero llamó al boicot contra los productos que se anunciaban en 'La noria'.

Évole carga contra la industria cárnica y desde 'El Pozo' lo acusan de manipular
Évole carga contra la industria cárnica y desde 'El Pozo' lo acusan de manipular

'La Noria', productos catalanes... y ahora El Pozo. El programa que Jordi Évole dedicó al maltrato animal en las granjas españolas ha a tenido un enorme impacto más allá de nuestro país. Las cadenas belgas de supermercados Colruyt y Delhaize han retirado los productos de la cárnica española de la venta al público en sus establecimientos y han anunciado que revisarán su cooperación con la empresa a raíz de las acusaciones sobre maltrato animal.

Colruyt ha justificado la retirada de los productos de la empresa española "como resultado de las imágenes estremecedoras" que fueron emitidas en el programa 'Salvados', que la empresa murciana asegura que "corresponden a un área de recuperación sanitaria" con cerdos que "tienen algún tipo de malformación en enfermedad de nacimiento que deben vigilarse para controlar su evolución y mejora y, si no es posible, su sacrificio sanitario".

Uno de los casos más polémico ocurrió en 2011. En ese momento, un bloguero llamó al boicot contra los productos de las empresas que se anunciaban en el programa de Telecinco 'La noria'. El movimiento llevó a los anunciantes a dejar de apoyar económicamente a ese programa, lo que acabó derivando en su desaparición.

En ese momento nació la web boicotatelecinco.com. En ella, un grupo anónimo de usuarios animaba a la gente a dejar de ver los programas de esa cadena. Esta maniobra llevó en su momento a desencadenar una espiral que provocó el cierre de 'La noria'.

El desafío independentista y los boicots

La tensión política en Cataluña tuvo una consecuencia directa: el boicot a los productos catalanes. Esta acción de protesta afectó especialmente a las firmas de alimentación, como Gallina Blanca y otras marcas del conglomerado perteneciente a la familia Carulla.

En medio de esta polémica, una encuesta llevada a cabo por Reputation Institute revelaba que el 77,5% de los españoles aplaudía la decisión de varias empresas de salir de Cataluña. La encuesta muestra también que más de un 23% de los españoles (sin incluir Cataluña) dejó de adquirir productos de origen catalán, y un 20,9% se planteaba hacerlo en un futuro, lo que supondría un 44% de pérdida de negocio.

El cine tampoco se libra

Hace un año, Antena 3 estrenaba la serie 'La casa de papel'. Aun no había comenzado a emitirse el primer capitulo cuando su estreno se vio envuelto en polémica. El motivo de esta movilización surgió porque una de las actrices de la serie, Itziar Ituño, que da vida a una policía clave en la investigación del atraco, mostró de forma puntual su apoyo a Bildu y firmó un manifiesto pidiendo el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco.

Itziar Ituño no fue la única perjudicada por movimiento boicot. Unas semanas antes, 'El guardián invisible' lo había sufrido en sus propias carnes, después de que se sacaran de contexto unas declaraciones de una de las actrices del filme, Miren Gaztañaga, entrevistada en un programa con tintes de humor de la ETB. Se trataba de un espacio que jugaba con la comedia de tópicos, pero no todo el mundo entendió esa comedia del cliché. Incluso la propia distribuidora de la película lanzó un comunicado, desentendiéndose, dejando sola a la intérprete por el miedo de que la fuerza de las redes sociales hundiera el filme en taquilla.

Ahora en Portada 

Comentarios