Domingo, 31.05.2020 - 22:48 h
Encargo de 10 millones de euros

"Vamos a estrangularlo": así se pavoneó Villarejo ante Pérez-Maura de su poder

El clan alardeó ante sus clientes que podría provocar un cambio de Gobierno en Guatemala y entorpecer la labor del organismo anticorrupción del país.

El comisario José Manuel Villarejo
Villarejo y Adrián de la Joya se jactaron de su capacidad de influencia y maniobra / Archivo

"Nosotros lo que vamos a hacer es estrangularlo a él y a su entorno. En el sentido de demostrarle que negocie con nosotros pero que no somos una estampita para cambiar por los intereses que pueda tener, ¿eh?". Así se jactaron José Manuel Villarejo y el empresario Adrián de la Joya ante sus clientes Ángel y Álvaro Pérez-Maura de su capacidad de influencia y maniobra en España y el extranjero para poner coto a la investigación por corrupción que se seguía contra los hermanos navieros. Tanto es así que el comisario jubilado llegó a emplear estos términos para referirse a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

De acuerdo con las grabaciones que obran en el sumario del caso Tándem, el policía sacó pecho en más de una ocasión ante sus clientes de cara a demostrar que podía frenar el avance de la investigación en Guatemala así como la petición de extradición que pesaba sobre Ángel Pérez-Maura por sobornos de hasta 30 millones de dólares al expresidente Otto Pérez-Molina y su segunda Roxana Baldetti. El plan de ambos pasaba por entorpecer la labor de Velásquez y tenerle engañado gracias, en parte también, a sus vínculos con la Audiencia Nacional, al ser éste el órgano judicial que tramitaba la petición de extradición para Pérez-Maura.

Los audios recogidos en el sumario de esta pieza de la macrocausa -bautizada como Pit- ponen de manifiesto los constantes elogios a las labores de espionaje del entramado empresarial de Villarejo y a De la JoyaDe hecho, Enrique Maestre, abogado de los navieros y también investigado en el procedimiento, presumió de cómo convenció a los Pérez-Maura para que encargaran esta concreta labor al comisario jubilado y por la que pagaron cerca de 10 millones de euros. "Les he dicho: mira la única persona capaz en España...", en relación al empresario De la Joya. En otra conversación incluso se apoyó en el símil que hizo Barack Obama al apuntar que el verdadero 'jefe' era Burce Springsteen para compararlo con " el papel de Pepe Villarejo en España". 

De la Joya y la Casa Blanca

De hecho, fue en el marco de esta conversación en la que el empresario de la jet afincado en Suiza alardeó de sus contactos con Paul Manafort, jefe de campaña de Donald Trump en el momento de los hechos. Y no es la única vez que sacan pecho de sus contactos puesto que en otro encuentro en el que participaron los Pérez-Maura llegó a decir: "Es que si hay alguien en este momento introducido en la Casa Blanca y con información de la Casa Blanca ese soy yo". Así es cómo los acusados en esta trama 'vendieron' a sus clientes que podrían llevar a cabo su plan para frustrar la extradición solicitada por las autoridades guatemaltecas.

El mismo pasaba por entorpecer la investigación de la CICIG "teniendo engañado" a Velásquez sobre las pesquisas de la Audiencia Nacional a través de 'El Mago'. Los investigadores concluyen que el policía se refiere así al magistrado inhabilitado Baltasar Garzón, al que menciona en varias ocasiones durante la conversación entre todos ellos que tiene lugar el 27 de abril de 2017. Dos meses antes se produjo una reunión crucial en Nueva York en la que participaron Villarejo, De la Joya, el expresidente de Telefónica Juan Villalonga, y el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, entre otros. En ese encuentro desplegaron su plan para hacer presidente de Guatemala al entonces embajador de dicho país en Estados Unidos, Julio Ligorría, como ya avanzó Europa Press.

El objetivo del entramado era que Paul Manafort aupara a la presidencia a Ligorría -pese a las reticencias manifiestas de De la Joya, que le calificó de 'full' y 'deshonesto'- y ya con éste en el gobierno guatemalteco, lograr desestabilizar al organismo anticorrupción del país y frenar la investigación abierta contra los Pérez-Maura por los millonarios sobornos para adjudicarse la construcción y explotación de una terminal privada de contenedores en Puerto Quetzal. Tanto es así que dos días después de la cita en Nueva York, el 10 de febrero, se reunieron De la Joya y Villarejo con Ligorría.

Precisamente por estos hechos el magistrado al frente de la causa, Manuel García Castellón, ha imputado recientemente a un total de siete personas en el marco de esta pieza, entre ellos al exembajador guatemalteco, al que ha citado para el próximo 11 de junio, tal y como adelantó La Información. También citó como investigados a Rafael Redondo, el propio Villarejo, su hijo, y el inspector Antonio Bonilla por el viaje que éste efectuó a Guatemala ante la investigación abierta en dicho país contra el exdirectivo de TCB Juan José Suárez. Su interrogatorio así como el de José Manuel Villarejo Gil -hijo del principal acusado en Tándem- estaba señalados para el próximo 3 de junio si bien el instructor lo ha suspendido, según confirman a este diario fuentes jurídicas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING