Domingo, 24.03.2019 - 17:36 h
El Gobierno cuidó todo detalle al máximo

Dentro de la entrevista a Sánchez en TVE: 48 horas de preparativos en La Moncloa

Rosa María Mateo y María Escario estuvieron en el complejo presidencial. El presidente mostró la mesa de marquetería que utilizó Isabel II.

Dentro de la entrevista a Sánchez en TVE: 48 horas de preparativos en La Moncloa
Dentro de la entrevista a Sánchez en TVE: 48 horas de preparativos. / La Moncloa

El Gobierno prestó un cuidado especial a la entrevista que Sánchez concedió a TVE en el 'prime time' del pasado lunes, la primera desde que anunció la convocatoria de elecciones anticipadas para el 28 de abril. Fuentes del equipo de colaboradores del jefe del Ejecutivo reconstruyen para La Información cómo se organizó una de las citas mediáticas más importantes para ellos. Y es que querían transmitir "una imagen moderna y diferente". Por eso escogieron una localización inédita: el segundo despacho de Sánchez ubicado en la residencia particular de la familia presidencial.

Sánchez cuenta con dos despachos en Moncloa: uno ubicado en su vivienda y otro en la zona de trabajo, junto al Salón de Columnas. Se eligió el primero, una habitación de 35 metros cuadrados y entelados de seda en las paredes. Allí se encuentra un mueble de incalculable valor: una mesa de marquetería que perteneció a Isabel II, de 1,50 metros de largo y 0,88 de ancho, en la que trabaja cada día el presidente. Las sillas que se utilizaron para la entrevista fueron las del propio despacho.

¿Por qué el gabinete optó por enseñar en televisión esa zona de trabajo reservada? Lo explica su equipo de colaboradores: "Pensamos en otros emplazamientos, como la Sala Tàpies, pero allí ya fue entrevistado por Ana Pastor en La Sexta. O su despacho habitual de trabajo, pero allí ya fue entrevistado por 'El Paí's. Además, esas zonas tienen tarima y, por tanto, el suelo cruje". Incluso se llegó a barajar como escenario la sala de prensa de las habituales ruedas de prensa de la portavoz Isabel Celáa de los viernes, pero no tenía la "calidez" que se buscaba.

Fue Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación, quien se encargó de supervisar todos estos detalles. La mesa del presidente del Gobierno cuenta con fotografías junto a los reyes actuales y eméritos, otra durante su etapa como líder del PSOE, algún cáctus (una planta que le gusta a Sánchez), algún elemento de escritorio... y un ordenador con impresora. El aparato, de grandes dimensiones, tuvo que ser retirado para la entrevista en televisión. En esa mesa el jefe del Ejecutivo despacha habitualmente con sus colaboradores más estrechos, como Iván Redondo, explican desde su equipo.

Los responsables de TVE estuvieron dos días en La Moncloa para preparar la entrevista. Los primeros en llegar fueron los profesionales técnicos y de realización de la cadena, que accedieron al complejo presidencial el domingo a las 11:30 de la mañana. Pasaron varias horas repasando localizaciones y estudiando toda la intendencia que necesitaban.

Sánchez junto a Franganillo y Alegría en su despacho
Sánchez junto a Franganillo y Alegría en su despacho. / La Moncloa

El mismo lunes, el día de la entrevista, el trasiego en el despacho de Sánchez fue constante. A las 12:30 se terminaron de fijar los planos y a partir de ese momento comenzó el trabajo de los iluminadores y el resto de responsables de la producción. Valentín Carrera, del equipo de Comunicación de Presidencia, ejerció también de anfitrión.

El periodista de TVE encargado de entrevistar a Sánchez, Carlos Franganillo, llegó a La Moncloa en torno a las 19:30 de la tarde y pidió una sala para preparar a solas la cita de las 21:30. Se le facilitó un comedor anexo con chimenea contiguo al despacho. Estuvo acompañado de la directora de informativos de la televisión pública, Begoña Alegría. Minutos más tarde llegaron al complejo la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, y la responsable de relaciones externas, María Escario

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios