Domingo, 16.06.2019 - 00:53 h
A pesar de la última EPA de 2018

Sánchez se agarra al empleo para el 28 de abril y garantiza 330.000 puestos en 2019

El líder del PSOE afirma que España crecerá este año el doble que la zona euro y presume de cifras económica en su primer semestre en Moncloa.

Sánchez se agarra al empleo para el 28 de abril y garantiza 330.000 puestos en 2019
Sánchez se agarra al empleo para el 28-A y garantiza 330.000 puestos en 2019 / EFE

El empleo será uno de los puntos centrales de la campaña de Pedro Sánchez. El secretario general del PSOE, que este domingo ha aprobado las listas para los comicios del 28 de abril y del 26 de mayo, no tiene miedo a la Encuesta de Población Activa (EPA) que se conocerá unos días antes de las generales ni a que la desaceleración en la zona euro lastre a España. Por eso ha lanzado las campanas al vuelo en un Comité Federal que confirma que el sanchismo ha llegado para quedarse y que entrará en tromba en las instituciones en los cuatro comicios que se avecinan.

Los datos que ha ofrecido Sánchez son relativamente optimistas: "Vamos a crecer este año, al menos, el doble que la zona euro y vamos a crear, al menos, 330.000 nuevos empleos". Son cifras menores a los casi 500.000 puestos de trabajo de los que hablaba hace unos meses, pero que difieren con el discurso que mantiene, por ejemplo, el gobernador del Banco de España que este domingo ha hablado de una desacelaración comunitaria que ya está teniendo su reflejo en España.

El líder de los socialistas también ha sacado pecho, haciendo suyas unas cifras que deberían achacarse más bien al Gobierno de Rajoy, de los 220.000 empleos que se han "creado en el segundo semestre frente a los 185.000 de la primera mitad del año". Y todo eso, ha dicho, en ocho meses y con 84 diputados. "¿Os imagináis lo que podríamos hacer con una mayoría parlamentaria?", ha preguntado a los suyos. Una de las promesas que incluirá en su programa electoral será acabar con la reforma laboral del PP, tal y como se avanzó en estas páginas

La política económica que ha desplegado Sánchez desde Moncloa será una idea fuerza del PSOE durante las próximas campañas. El presidente del Gobierno ha asegurado que sus prioridades, si vuelve a gobernar, serán "mantener el crecimiento y la creación de empleo de calidad, la sostenibilidad fiscal y la modernización que mejore la competitividad". "Hemos perdido diez años como consecuencia de crisis y políticas de austeridad", ha añadido destacando que nuestro país sigue atrayendo inversión "porque en España hay un Gobierno cabal" y porque "hemos dejado de ser noticia por la corrupción y lo somos por el 8 de marzo".

Respuesta a la manifestación independentista

El secretario general del PSOE ha querido responder a los independentistas que este sábado se concentraron en Madrid. Precisamente, el fracaso de las negociaciones con la Generalitat es lo que provocó el fracaso de los Presupuestos y, por consiguiente, el final anticipado de la legislatura. Sánchez ha dejado claro que "con un Gobierno del PSOE no se va a producir la independencia de Cataluña". "Convivencia siempre, independencia nunca", ha dejado claro como adelanto a las negociaciones que se puedan abrir a partir del 28 de abril para conformar Gobierno.

"La única vía para resolver la crisis catalana es el diálogo -ha insistido-. Somos un Gobierno constitucionalista: vamos a cumplir siempre la Constitución", ha dicho. Y ha recordado que "la democracia que permite la manifestación de Madrid es la misma que juzga a los políticos que quiebran la legalidad constitucional".

Sánchez también ha pedido que el 28 de abril "nadie se quede en casa" porque "la única oportunidad que tiene la derecha es la abstención". Ha recordad que esa abstención fue la que llevó a los socialistas a perder el Gobierno de Andalucía el pasado 2 de diciembre. En la próxima legislatura ha asegurado que pondrá en marcha algunas "tareas pendientes", como la citada derogación la reforma laboral, la de la ley mordaza, una ley de muerte digna, una nueva ley educativa y la limitación de los aforamientos.

Sánchez ha recordado que el mandato de Mariano Rajoy representaron "un tren que había estado siete años en vida muerta" y el relevo en el Palacio de la Moncloa ha supuesto un cambio radical. "Del día a la noche no se puede cambiar un país, pero se puede marcar el rumbo", ha afirmado el presidente del Gobierno, quien ha añadido: "Este tren no se va a parar".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios